“Ninguno por lo general se propone originariamente promover el interés público (…). Cuando prefiere la industria doméstica a la extranjera, sólo medita su propia seguridad, y cuando dirige la primera de forma que su producto sea el mayor valor posible, sólo piensa en su ganancia propia; pero en éste y en muchos otros casos es conducido, como por una mano invisible, a promover un fin que nunca tuvo parte en su intención”

En este fragmento de la Riqueza de las naciones, Adam Smith afirma que el ser humano, en lo que respecta al ámbito económico, se mueve principalmente de forma egoísta, es decir, por su interés individual. Y que, aun actuando los hombres de esa forma, ese egoísmo actuará de motor del crecimiento económico. La riqueza creada, además, no se hallará concentrada en las manos de unos pocos sino que de ella se beneficiará la mayoría de la población.  Y todo ello en un marco económico que se caracteriza por un mercado regido únicamente por sus leyes naturales, las de la oferta y la demanda, sin la intervención reguladora del Estado. ¿Cómo es esto posible?

Adam Smith hace referencia, como hemos leído, a la acción de cierta “mano invisible” (quizás su más famosa expresión), la cual se encarga de conseguir que, en la mayoría de los casos, las ganancias que un individuo obtiene de sus negocios beneficien también, aunque de forma indirecta, al resto de la población. Con esta metáfora, afirma que el mercado libre es capaz de coordinar por sí mismo los distintos intereses particulares y armonizarlos, resultando de esto una asignación óptima de los recursos y, en definitiva, el máximo bienestar del la sociedad entera. A continuación, explica cuáles son los mecanismos internos del mercado mediante los cuales este fenómeno tiene lugar: al buscar cada persona su propio interés económico, ésta intenta obtener de cada intercambio que realice el máximo beneficio posible. Para ello tratará de producir los mejores bienes y de hacerlo lo más barato posible, pues ha de competir con muchos otros productores/vendedores. Como todos harán lo mismo, obtendremos que, por un lado, todos los recursos disponibles habrán sido empleados óptimamente y el conjunto de bienes existentes aumentarán hasta su máximo posible; y, por otro, esos bienes se habrán distribuido también de forma óptima. Por otro lado, es evidente la conexión entre el mercado y la división del trabajo, de modo que a medida que aumenta la división social del trabajo el mercado se hace más complejo y la labor de la “mano invisible” cobra mayor relevancia.

El mercado, por lo tanto, se regula a sí mismo en beneficio de la mayoría, y, en principio, cualquier intervención estatal, por muy bienintencionada que esta sea, desequilibrará el funcionamiento natural de aquél e impedirá el crecimiento y distribución de la riqueza. En este sentido, el entorno político y legal es un factor de primer orden para el crecimiento económico. Como ya hemos apuntado, es partidario de que el Estado sencillamente “deje hacer”, y los beneficios de esta política se apreciarán especialmente en el comercio internacional. Sólo si el mercado es lo suficientemente extenso podrá alcanzarse ese nivel óptimo de riqueza, ya que es necesario colocar los excedentes de la producción local; de lo contrario, el incremento de la producción no tendría ningún sentido. Así, por ejemplo, “cuando un país extranjero nos puede ofrecer una mercancía en condiciones más baratas que nosotros podemos hacerla, será mejor compararla que producirla, dando por ella parte del producto de nuestra propia actividad económica, y dejando a ésta emplearse en aquellos ramos en que saque ventaja al extranjero”.

Adam Smith comprende que, en razón del lugar que Gran Bretaña había alcanzado en la producción de manufacturas, la competencia de otros países no iba a perjudicar ni siquiera a corto plazo a la economía inglesa, sino todo lo contrario. Inglaterra había de ser el país más interesado en la eliminación de las barreras arancelarias. Sin embargo, era bastante pesimista en cuanto a que sus ideas fueran llevadas a la práctica: “esperar que en la Gran Bretaña se establezca enseguida la libertad de comercio es tanto como prometerse una Oceana o una Utopía. Se oponen a ello, de una manera irresistible, no sólo los prejuicios del público, sino los intereses privados de muchos individuos”. Hay que decir que el escocés estaba equivocado, puesto que, antes incluso de morir, el ministro de Economía William Pitt el Joven tomó una serie de medidas liberalizadoras comerciales y fiscales inspiradas con total seguridad en la obra de Smith.

12 Respuestas a “La “mano invisible””
  1. Este texto distorsiona gravemente a Adam Smith y omite lo de siempre: Que el estado sí debe intervenir para una cosa esencial, asegurar que los participantes del mercado son abundantes y ninguno de ellos adquiere un poder desproporcionado respecto del resto.

    Es decir, en la Riqueza de las Naciones, Adam Smith ya advierte contra los oligopolios y momopolios destructores del mercado.
    Es un clásico de los enemigos de la libertad omitir este requisito.

    En el texto anterior queda el siguiente vestigio: “pues ha de competir con muchos otros productores/vendedores”.

  2. En la entrada “El papel del Estado” creo que dejo lo suficientemente claro eso que dices. En ésta no hice mención a la intervención del Estado en materia económica simplemente por sistematizar la información y hacer énfasis en esta entrada, como lo hace Smith, en la libertad del individuo en materia económica. Sobre los “peros” a esa libertad hablo en la entrada antes citada. Hay que tener en cuenta a la hora de leer este blog que todas sus entradas son complementarias.

    Gracias, por tu comentario, Belén.

    Un saludo.

  3. no entiendo nada…….pero me sirvio de algo………jajaj

  4. Una pregunta como lo decia Adama Smith que trabajando egoistamente, es mayor la probabilidad de que un pais salga adelante siempre y cuando todos actuen de esa manera, pero creo que eso crea solamente mas rencores y pleitos entre las diferentes clases sociales que hay hoy en dia como en Mexico no?

  5. adamsmith dice:

    Estoy de acuerdo contigo, Chester. Quizás el liberalismo en su estado puro funcionase si todos los individuos partiesemos de unas mismas condiciones, pero, como sabes, esto no es así. Nacer en un país u otro ya nos condiciona: unos nacemos en países que disfrutan de cierta calidad de vida mientras otros lo hacen rodeados de miseria. En definitiva, para que el liberalismo genere riqueza y ésta se halle más o menos bien distribuida entre todos es necesaria la igualdad de oportunidades, la cual el Estado debe garantizar fijando un salario mínimo digno, regulando las relaciones laborales, ofreciendo servicios básicos como la educación y la sanidad de manera gratuíta, etc. El problema está en que esta política actualmente se limita al ámbito estatal, nadie garantiza estas condiciones mínimas a los pobres del Mundo.
    Aún así, yo opino que el problema va más allá y parto de una premisa tan básica como trascendental: si los recursos que nos ofrece el Planeta, especialmente el agua y las tierras para cultivar, son limitados, igualmente la propiedad ha de estar limitada. Y, aunque la cosa es mucho más compleja, basta con observar que mientras unos pocos viven en una opulencia vergonzosa, miles de millones de personas pasan hambre, para darse cuenta de que ésta es una verdad irrebatible.

    Un saludo afectuoso desde España.

  6. considero que Smith no solo dejo la teoria mas precisa sobre analisis económico sino que pese a que en su época no era tan influyente el estado y la agricultura por ejemplo era uno de los sectores mas organizados y productivos, si aun se manejaran ciertos sectores economicos como el de la aricultura repito sin la masiva e insistente influencia y malos manejos del estado tendriamos menos pobres en el campo, mayores oportunidades de trabajo , con una mayor producción para el beneficio de la comunidad.

  7. Definitivamente estoy de acuerdo con la opinión de Clau.En lo que a mí respecta creo que se debe buscar-urgentemente un equilibrio entre la influencia del estado y lo que resta

  8. En los tiempos actuales y me imagino que en los pasados el pez grande se come al pez chico a no ser que los gobiernos de las naciones “metan la mano visible” y se llegue a acuerdos que beneficien a los gobiernos.Creo que un caso es la Unión Europea, ¿por qué se fundó?, esto en economía, pero Mr. Smith debió de tener el cuenta a los gobiernos de las naciones, sobre todo a las mas poderosas, si una de ellas tiene intereses en cierto
    conflicto bélico pero tiene derecho a “veto” en la ONU (confieso que no sé para que sirve) el asunto no se toca.
    En lo que si estoy de acuerdo con el Sr. Smith es en el egoismo de todo el mundo. El Sr. Einstein inventó la bomba atómica, y por qué sabiendo (ya que era tan inteligente) su posible uso, despúes de que fuera utilizada 2 veces contra Japón se mostró en contra de ella. Esto es todo un cachondeo donde la que vale es la “platita” y el “poder” que aunque son cosas separadas suelen estar en muchas ocasiones unidas.
    Y como dijo Don Ramón de Campoamor “EN ESTE MUNDO TRAIDOR, NADA ES VERDAD NI MENTIRA, TODO ES SEGÚN EL COLOR DEL CRISTAL CON QUE SE MIRA”.

  9. realmeaningofeconomy dice:

    El Estado es esencial para regular la vida de las personas (la economía es una parte muy importante de esta) y creo que su inactividad en materia económica nos ha desfavorecido gravemente… Yo citaría dos problemas fundamentales de la economía ultraneoliberalista de hoy en dia, en los sectores financiero y monetario:

    -Reserva fraccionaria: por la que los bancos solo están obligados a guardar un pequeño porcentaje en efectivo, menos del 10% del dinero que almacenan pudiendo llegar a utilizar el 90 % restante para otras operaciones. Cuando el cliente quiere acceder a su dinero, el dinero que recibe ha sido creado por el mero hecho de que el banco lo necesita, sin un valor real.

    -Márgenes de cremiento desproporcionados: por los que una compañia debe crecer cada año más que el anterior de forma ilimitada afectando así, muy negativamente a los sectores sociales y favoreciendo la concentración del capital.

  10. Malee Berdugo dice:

    Muchas gracias….mñana rindo un oral de economía y aca encontre la respuesta… Aguante Argentina carajoooo….!!!!!!

  11. MUCHAS GRACIAS ME SIRVIO MUCHO PARA ENTENDER UN POCO MAS SOBRE EL TEMA QUE TENGO QUE RENDIR. SALUDOS DESDE ARGENTINA !

  12. gloria zorrilla dice:

    ES UN TEMA MUY INTERESANTE . Y SOBRE TODO UN POCO COMPLEJO PARA ENTERDER