El veneno del escorpión

El veneno del escorpión

Aparte de que el escorpión no es que sea el animal más bello de la tierra, su veneno es uno de los más mortales del reino animal pero gracias a las últimas investigaciones se piensa que podría ser utilizado como una buena alternativa a los típicos analgésicos peligrosos y adictivos como la morfina, de Tel Aviv afirma el investigador de la Universidad.

El Prof. Michael Gurevitz de la Universidad de Tel Aviv Departamento de Ciencias Vegetales está investigando nuevas maneras de desarrollar un analgésico a base de compuestos naturales encontrados en el veneno de los escorpiones. Estos compuestos han pasado por millones de años de evolución y algunos muestran una alta eficacia en ciertos componentes del cuerpo y sin efectos secundarios. Un importante estudio dado a conocer en sciencedaily.

escorpion-naturaleza

Las toxinas encontradas en el veneno de escorpión pueden interactuar con los canales de sodio responsables de la comunicación del dolor en los sistemas nervioso y muscular. “El cuerpo de los mamíferos tiene nueve canales de sodio diferentes de los que sólo un cierto subtipo traslada el dolor a nuestro cerebro. “Estamos tratando de entender cómo las toxinas en el veneno pueden interactuar con los canales de sodio a el nivel molecular y en particular cómo algunas de las toxinas podría distinguir entre subtipos de canales” Afirma el Prof. Gurevitz .

“Si queremos resolver esto, podemos ser capaces de modificar ligeramente estas toxinas, haciéndolas más potentes y específicas para el dolor de ciertos mediadores de estos canales de sodio,”. Con esta información, la ingeniería de los derivados químicos que imitan las toxinas de escorpión proporcionaría analgésicos muy específicos, que no tendrían efectos secundarios.

Un secreto chino

Aunque el uso de veneno de escorpión para tratar algunos trastornos del cuerpo parece contradictorio, los chinos han demostrado la eficacia de este método durante cientos de años utilizando al escorpión amarillo y además está bien documentado y con muchas información y notocias.  Por ello en su investigación, el Prof. Gurevitz se está concentrando en el escorpión amarillo israelí, uno de los escorpiones más peligrosos del mundo. Su veneno contiene más de 300 péptidos de los cuales sólo una pequeña fracción ha sido explorada. La razón para trabajar con este veneno, dice, es el gran arsenal de componentes activos tales como las toxinas que se han diversificado durante cientos de millones de años bajo la presión selectiva.

Durante ese proceso, algunas toxinas han evolucionado con la capacidad de afectar directamente a los subtipos de canales de sodio de mamíferos, mientras que otros reconocen y afectan a los canales de sodio de invertebrados como los insectos. Esta desviación es para nosotros una lección de cómo las toxinas pueden ser manipuladas a voluntad por la ingeniería genética, recalca el investigador. Algunos estudios también han demostrado que el veneno de escorpión puede ser utilizado para tratar la epilepsia. “Estudiamos cómo los efectos de estas toxinas pueden aplicarse con sentido occidental”

Usando un método llamado “diseño racional” o “biomimética”, el Prof. Gurevitz está tratando de desarrollar analgésicos que imitan a los componentes bioactivos de los venenos. La idea es utilizar la naturaleza como modelo, y con ello modificar los elementos del veneno eliminando posibles efectos secundarios para el cuerpo humano.

Encontrar un nuevo medicamento para el dolor podría resolver uno de los mayores problemas en el mundo médico hoy en día. El dolor es una respuesta fisiológica importante de peligro, daño físico o la mala salud. Hasta la fecha, los analgésicos opiáceos derivados han sido bastante eficaces, pero la comunidad médica está ansiosa de encontrar otras soluciones, debido a los riesgos asociados con su uso.

Etiquetas: ,

Sobre aluap95