Escrito por bartolomedelascasas el 3 de mayo, 2010

Cómo ya bien sabéis Antonio de Montesinos (1480 – 1540) fue un dominico que destacó en la lucha contra el abuso al que se sometía a los indígenas en el continente americano y que causó la conversión posterior de Fray Bartolomé de las Casas a su defensa de los indios.

Fue en 1511, en Santo Domingo, cuándo Montesinos pronunció el famoso “Ego Vox Clamantis in deserto”, también conocido Sermón de Adviento (llamado así porque se produjo durante la celebración del Cuarto Domingo de Adviento, 30 de noviembre) contra la encomienda y la esclavitud de los nativos de las Indias:

Estatua en honor a Fray Antonio de Montesinos en Santo Domingo, República Dominicana

“Para os los dar a conocer (los pecados contra los indios) me he subido aquí, yo soy voz de Cristo en el desierto de esta isla y, por tanto, conviene que con atención no cualquiera, sino con todo vuestro corazón y con todos vuestros sentidos la oigáis; la cual será la más nueva que nunca oísteis, la más áspera y dura y más espantable y peligrosa que jamás pensasteis oír…”

“Esta voz dice que todos estáis en pecado mortal y en él vivís y morís, por la crueldad y tiranía que usáis con estas inocentes gentes. Decid ¿con qué derecho y con qué justicia tenéis en tan cruel y horrible servidumbre aquestos indios? ¿Con qué autoridad habés hecho tan detestables guerras a estas gentes que estaban en sus tierras mansas y pacíficas, donde tan infinitas de ellas, con muertos y estragos nunca oídos, habéis consumido? ¿Cómo los tenéis tan opresos y fatigados, sin darles de comer ni curarlos de sus enfermedades, que de los excesivos trabajos que les dais incurren y se os mueren, y por mejor decir los matáis por sacar y adquirir oro cada día? ¿Y qué cuidado tenéis de quien los doctrine, y conozcan a su Dios y Criador, sean bautizados, oigan misa, guarden las fiestas y los domingos? Estos, ¿no son hombres? ¿No tienen ánimas racionales? ¿No sois obligados amallos como a vosotros mismos? ¿Esto no entendéis, esto no sentís? ¿Cómo estáis en tan profundidad, de sueño tan letárgico, dormidos? Tened por cierto, que en el estado en que estáis, no os podéis más salvar, que los moros o turcos que carecen y no quieren la fe de Jesucristo”.

Este sermón no tuvo mucho efecto práctico, pero sirvió para que el padre Las Casas, testigo de excepción de ese momento, reaccionara contra esa situación.

A modo de consecuencia directa de los esfuerzos  de Montesinos surgen las leyes de Burgos de 1512 en las que se emitían órdenes de la corona requiriendo el buen trato de los taínos y su protección.

1 comentario on Fray Antonio de Montesinos

  1. Ana dice:

    Me parece un blog interesantisimo. Mi enhorabuena a su creador@