El libro distraído. Blog de la BUA

Comunicación y participación de la comunidad universitaria

El libro distraído. Blog de la BUA - Comunicación y participación de la comunidad universitaria

Nuestra hermana pequeña (2015)

MEDIATECA, Apuntes de cine

 

Nuestra hermana pequeña  (2015)

Entrañable

 

Después del éxito cosechado por Hirokazu Kore-eda con el film Nuestra hermana pequeña, en el Festival de Cannes y en el de San Sebastián en 2015. Kore-eda, no ha hecho más que confirmar un aspecto que ya sabíamos, que es un magnífico cineasta. Además de realizar un cine muy personal que es muy del gusto del público europeo. Su éxito tiene que ver con la temática de sus películas, así como en la forma que tiene de contar las historias.

Nuestra hermana pequeña, es una original historia, una pequeña joya del cine japonés del siglo XXI. El film posee un halo muy marcado de cine clásico, transitando por la senda de los grandes directores japoneses, además nos recuerda y acerca al gran maestro Yasujiro Ozu, del que Kore-eda se siente admirador, y del que pensamos que es su continuador.

Esta semana, con Nuestra hermana pequeña, toca cine sosegado que invita al recogimiento, después del eléctrico y excitante Thriller de acción de la semana anterior.

 

 

 

 

Algunas consideraciones

El director Hirokazu Kore-eda es muy aficionado a la lectura de literatura Manga.  Nuestra hermana pequeña nace precisamente de una adaptación de uno de ellos, un manga de Akimi Yoshida, en el que Kore-eda coge la idea básica de la historieta, alterando distintos aspectos, como la importancia de las distintas hermanas dentro de las relaciones familiares.

 

Kore-eda deja subyacente en la historia algunas preguntas, ¿son nuestros padres culpables de nuestro destino o de nuestras debilidades, o somos nosotros los únicos culpables?

Analiza y confronta el dilema tradición y modernidad.

Hace mucho hincapié en la gastronomía y en los funerales para hablar de la familia, ya que son unos aspectos fundamentales en los vínculos familiares.

Nuestra hermana pequeña, es una peli que destila esencias de lo cotidiano, una historia contada con delicadeza y mucha sensibilidad, que no es cursi, y que tiene grandes dosis de sabiduría.

 

 

 

FOTOGRAMAS.  Unas pinceladas

En Nuestra hermana pequeña, muchos de los tópicos del cine japonés están muy presentes. Estos aspectos que son tan atrayentes para el público occidental, familia, tradición, naturaleza, trascendencia, comida…, todos estos temas están muy presentes en esta cinta.

 

 

Las protagonistas

Tres hermanas que viven en casa de su abuela, en la ciudad japonesa de Kamakura, después de que su padre las abandonara cuando eran pequeñas, para irse a vivir con otra mujer.

Sachi (Haruka Ayase), es la hermana mayor, la más responsable, ha tenido que madurar muy rápido, es la que se hace cargo de las otras hermanas. Trabaja de enfermera en un hospital.

Yoshino  (Masami Nagasawa), la segunda hermana, ocupa ese lugar intermedio entre la mayor y la pequeña que suelen “crecer en tierra de nadie”. De buen humor, coqueta, enamoradiza y muy dada a hacer locuras, es empleada de banca.

 

Chika  (Kaho), de 19 años, es la hermana pequeña, y trabaja en una tienda de deportes de montaña.

Suzu  (Suzu Hirose), la hermanastra de trece años, a la que no conocen y que es fruto del idilio que mantuvo su padre con su segunda mujer.

 

 

Un encuentro y tres funerales

Como en el film de Mike Newell  “cuatro bodas y un funeral”, en Nuestra hermana pequeña la trama juega con los números, y se mueve entre momentos de júbilo y otros de tristeza pero sin dramatismo. Camina entre la vida y la muerte, con un espíritu muy existencial y un tono optimista y vital.

 

Después del fallecimiento de su padre, en el funeral las tres hermanas conocen a Suzu.

El funeral, es algo más que un lugar de encuentro obligado, es el punto de partida de la trama, de una historia que transitará entre las relaciones personales y los vínculos que se establecerán entre las cuatro chicas. Este nuevo lazo familiar, se verá intercalado en diversos momentos con honras fúnebres en recuerdo de los familiares fallecidos.

A pesar de esa redundancia en los funerales, Nuestra hermana pequeña, es una película llena de vitalidad. Que juega con el espacio y el tiempo de forma intencionada, para mostrarnos unos personajes y unas relaciones personales que son la esencia del film. La historia tiene una mirada multidireccional. Mira hacia el presente, que está lleno de vivencias cotidianas, al pasado, por medio de los fuertes vínculos familiares, y al futuro, como un proyecto de convivencia que se afianza entre las cuatro hermanas, que se han encontrado en un momento de infortunio.

 

 

 

Una familia con raíces

Foto de familia. Nuestra hermana pequeña, es una historia sencilla y muy cercana, que está hecha de naturalidad y cotidianidad.

Con una sencillez extrema, que ronda el minimalismo, Hirokazu Kore-eda, crea a partir de la llegada de Suzu, la hermanastra pequeña, una trama en la que pone en juego la esencia de lo cotidiano.

Juega, además con los sentidos. Con la comida, la casa, el huerto con los frutales, la familia y las tradiciones ancestrales, estos serán los pilares en los que se asienta la historia.

Si las relaciones entre las cuatro hermanas, los vínculos familiares son el primer círculo, el más cercano. Hay un segundo círculo de interacción, el colegio de la pequeña, y el trabajo de las otras hermanas, que está en continua interacción con la comunidad en la que viven, Kamakura.

 

Os hemos dado unas pinceladas, tienes algo más de dos horas. Disfrutarás de un recorrido existencial hilvanado de pequeños grandes detalles.

 

 

EL CAMAROTE DE LOS MARX

Un poco de todo en un tono distendido

Hoy, empezamos un nuevo apartado  “El camarote de los Marx”, en recuerdo de Groucho, Harpo, Chico y Zeppo en la película “una noche en la ópera”, y a ese camarote atestado y surrealista, en donde no paraba de entrar gente.

 

Hablaremos de forma distendida de temas dispares que están en la trastienda del cine, del director, los actores, los festivales, del entorno que rodea la realización del film, algún cotilleo…

  

 

 De festivales

Uno de los escaparates más importantes del cine son los festivales. En el Festival de San Sebastián de 2015, Nuestra hermana pequeña tuvo una magnífica acogida, obteniendo el premio del público.

En el Festival de Cannes estuvo nominada para la Palma de Oro, pero ese año tuvo grandes competidores. El premio se lo llevó la película francesa Deephan; tuvo que competir también con títulos importantes como, Carol,  Mad-Max,  Amy,  La juventud. Es la cuarta vez que Hirokazu Kore-eda es nominado en Cannes por alguna de sus películas.

 

 

Hirokazu Kore-eda

Nacido en Tokio a principio de los años sesenta, el director Hirokazu Kore-eda ha realizado quince películas. Kore-eda tiene una peculiar manera de contar historias, que ha encandilado a los cinéfilos, destaca por la cuidada puesta en escena y por la narrativa. Su cine ha ido evolucionando a lo largo del tiempo, sin perder calidad, se ha ido abriendo a un público cada vez más amplio.

Destacar de su filmografía, De tal padre, tal hijo (2013),  Still Walking (2008),  Nadie sabe (2004),  After life (1998), y por supuesto, Nuestra hermana pequeña (2015).

 

La puedes encontrar en el catálogo de la Biblioteca de la BUA,

Compártelo
Categoría: Cine, Mediateca