Crónica del curso de Anno Sensei en Mallorca, mayo de 2009 (tercera parte)

Primera parte | Segunda parte

El viernes por la tarde, tras la primera sesión de entrenamiento, Fernando se acercó a Anno Sensei para trasladarle los saludos de Charly Sensei; para facilitarle la tarea, le llevó unas fotos de su época en Shingu, y lo cierto es que le hicieron bastante ilusión. Conforme iba reconociendo a gente, sonriente, comprendió lo que Fernando le quería transmitir (bueno, también ayudó la traducción del chico del centro de la foto:
Photobucket

Las fotos eran de hace un cuarto de siglo, en ellas sale Charly Sensei con Hikitsuchi, el propio Anno Sensei y Jurg Steiner:

Luego le dio un regalo que consistía en un abanico decorado y una pieza de cerámica típica de Elche. Anno Sensei ya sabe que hay un grupo de alumnos semi-directos de Hikitsuchi Sensei por estos lares:
fernando dándole un regalo a Anoo Sensei

El sábado tuve la suerte de ayudar a Anno Sensei haciendo de uke, concretamente en un ryodote tenchinage ura; él iba buscando a alguien para salir, yo le miraba con toda mi energía (y mis ganas) y al final, murmurando algo de una hakama (yo todavía soy tercer kyu, por lo tanto no llevo) aceptó tirarme al suelo un par de veces.

No recuerdo si conseguí cogerle las muñecas, si lo hice no noté ninguna tensión, ni fuerza ni oposición, pero el caso es que caí las dos veces. Fue como intentar agarrar una nube… se conectó a mi fuerza, se colocó en su sitio, y me caí solo.

Otra de las cosas que se me han quedado grabadas fue la agradable sensación de practicar Chikon Kishin no Hoo con 110 personas más; me explico: con Charly Sensei siempre lo practicábamos antes de empezar la práctica, como parte del calentamiento. Nunca lo he visto en ninguno de los cursos a los que he asistido, salvo un poco de torifune con Tomás Sánchez, de modo que la sensación de pertenecer a una pequeña secta siempre fue conmigo. Ahora esa sensación ha desaparecido, al sentirme parte de un gran grupo de gente y haber practicado con este gran maestro. Todavía no hay vídeos del proceso completo, pero sí que hay uno donde salen las tres reverencias y cuatro palmadas con las que empiezan siempre las clases:

Realmente me sorprende lo fieles que son todos los detalles que recibimos de Charly Sensi a lo que vi en el curso: todas las técnicas, el calentamiento, TODO lo que hicimos el fin de semana ya lo había hecho antes con él en sus clases. La única diferencia es el nivel del maestro, pues Anno Sensei está, a pesar de su circulitis, en otro nivel, en otra esfera.

Pero una crónica no está completa sin fotos:
En ésta estamos todos con O’Sensei, que resucitó para asistir a tan magno evento:
Photobucket

2 thoughts on “Crónica del curso de Anno Sensei en Mallorca, mayo de 2009 (tercera parte)

  1. Realmente fue muy emotivo enseñarle las fotos de mi maestro a Anno Sensei de cuando estuvo en Shingu con él, y verle sus ojos mirando fotos que datan de 1984 y 1985 (hace ya 25 años) pues pude ver lo mucho que querían a Charly Sensei.

    El regalo que le di, no es solo mío, sino es de todos los que fuimos, los 14 miembros de la expedición Ilicitana-Cartaginense-Alicantina.

    El curso fue muy enriquecedor, no solo por parte de Anno Sensei sino también por las aportaciones que me llevé tanto de Sugawa Sensei como de Jurg Steiner Sensei.
    A parte de ello, con los compañeros de otros dojos que practiqué, siempre se aprende algo nuevo.

    Para mi, salir al tatami y hacer de Uke para Anno Sensei, fue como haber retrocedido en el tiempo y sentirme en Shingu. Me sentí como cuando una ola del mar te envuelve y te lleva a donde ella quiere, y de repente no sabes que te ha pasado, pero sientes que has perdido todo tu equilibrio y no podias parar de rodar y rodar…

    Practicar todos los ejercicios iniciales que simbolizan la unión entre el KI del Universo y el de nosotros mismos, fue sencillamente “INCREIBLE”.

  2. Gracias por el comentario y las aclaraciones, Fernando; la verdad es que fue emocionante sentir a 110 personas dando las cuatro palmadas al mismo tiempo, o el kiai después de hacer torifune y furutama… la verdad es que esos ejercicios te cargan de energía. Sigo pensando que hay que grabar el proceso y subirlo a youtube, complementando el texto de Gerard Blaize.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *