Tag Archives: 8º dan

Grandes maestros del Aikido

En una de las discusiones del blog, hablábamos de alguna de las características de los grandes maestros, que han alcanzado el nivel más alto posible: no mirar al adversario a los ojos y comenzar el movimiento antes que él (no atacarle, sino provocar su ataque por donde nos convenga). En seguida pensé que debía hacer una lista con mis maestros favoritos, los que considero que llegaron casi al nivel del Fundador, Morihei Ueshiba:

Michio Hikitsuchi (10º Dan en enero de 1969, directamente del Fundador)

Koichi Tohei (9º Dan por el Fundador, 10º Dan por el Aikikai, en 1970)

Gozo Shioda (9º Dan por O’Sensei)

Seiseki Abbe (10º Dan verbalmente otorgado por el Fundador)

Minoru Mochizuki (recibió los “menkyo kaiden” del Fundador, y 10º Dan del IMAF)

¿Cuál es tu lista? Compártela con nosotros.

El principio de la no-resistencia

Muchas veces he hablado, leído y reflexionado sobre la no-resistencia, pero nunca la había sentido de manera tan clara: durante el pasado curso de Anno Shihan en Palma de Mallorca, hice de uke durante unos segundos, me hizo dos ryodote tenchinage (variante tenkan, por supuesto).
En la crónica comentaba que no recordaba si había llegado a agarrarle, pues no sentí nada, ninguna fuerza que me empujara o tirara de mí.
Pues bien, aquí es tá la prueba (cortesía de Reyk, de Alemania):





En las fotos se ve bien claro: le agarré como era mi obligación; él se limitó a colocarse, dejar que yo pusiera la fuerza, y se movió sin nisiquiera mirarme (un aspecto muy importante en Shingu) hasta que me caí. Pura geometría.

Ahora tengo un objetivo más en la vida: no importa qué tecnica aprenda o en qué escuela, debo buscar esas sensaciones que viví en el curso; ignorar al contrario, no resistirse, no luchar y concentrarse sólo en los movimientos y la energía propias. Casi nada.

Crónica del curso de Anno Sensei en Mallorca, mayo de 2009 (tercera parte)

Primera parte | Segunda parte

El viernes por la tarde, tras la primera sesión de entrenamiento, Fernando se acercó a Anno Sensei para trasladarle los saludos de Charly Sensei; para facilitarle la tarea, le llevó unas fotos de su época en Shingu, y lo cierto es que le hicieron bastante ilusión. Conforme iba reconociendo a gente, sonriente, comprendió lo que Fernando le quería transmitir (bueno, también ayudó la traducción del chico del centro de la foto:
Photobucket

Las fotos eran de hace un cuarto de siglo, en ellas sale Charly Sensei con Hikitsuchi, el propio Anno Sensei y Jurg Steiner:

Luego le dio un regalo que consistía en un abanico decorado y una pieza de cerámica típica de Elche. Anno Sensei ya sabe que hay un grupo de alumnos semi-directos de Hikitsuchi Sensei por estos lares:
fernando dándole un regalo a Anoo Sensei

El sábado tuve la suerte de ayudar a Anno Sensei haciendo de uke, concretamente en un ryodote tenchinage ura; él iba buscando a alguien para salir, yo le miraba con toda mi energía (y mis ganas) y al final, murmurando algo de una hakama (yo todavía soy tercer kyu, por lo tanto no llevo) aceptó tirarme al suelo un par de veces.

No recuerdo si conseguí cogerle las muñecas, si lo hice no noté ninguna tensión, ni fuerza ni oposición, pero el caso es que caí las dos veces. Fue como intentar agarrar una nube… se conectó a mi fuerza, se colocó en su sitio, y me caí solo.

Otra de las cosas que se me han quedado grabadas fue la agradable sensación de practicar Chikon Kishin no Hoo con 110 personas más; me explico: con Charly Sensei siempre lo practicábamos antes de empezar la práctica, como parte del calentamiento. Nunca lo he visto en ninguno de los cursos a los que he asistido, salvo un poco de torifune con Tomás Sánchez, de modo que la sensación de pertenecer a una pequeña secta siempre fue conmigo. Ahora esa sensación ha desaparecido, al sentirme parte de un gran grupo de gente y haber practicado con este gran maestro. Todavía no hay vídeos del proceso completo, pero sí que hay uno donde salen las tres reverencias y cuatro palmadas con las que empiezan siempre las clases:

Realmente me sorprende lo fieles que son todos los detalles que recibimos de Charly Sensi a lo que vi en el curso: todas las técnicas, el calentamiento, TODO lo que hicimos el fin de semana ya lo había hecho antes con él en sus clases. La única diferencia es el nivel del maestro, pues Anno Sensei está, a pesar de su circulitis, en otro nivel, en otra esfera.

Pero una crónica no está completa sin fotos:
En ésta estamos todos con O’Sensei, que resucitó para asistir a tan magno evento:
Photobucket

Anno Sensei

Motomichi Anno Sensei (1931-) es el sucesor de Hikitsuchi Sensei al mando del Kumano Juku Dojo en Shingu, donde estudia y enseña prácticamente desde que se inauguró en 1953. Fue alumno directo del Fundador durante sus últimos 15 años de vida, y es octavo Dan Aikikai desde 1978.
En enero de 2009 recibió en el Budokan de Tokio el premio de las artes marciales japonesas al servicio distinguido del Aikido (Japan Martial Arts Distinguished Service Award for Aikido), que cada año se concede a un instructor por su trayectoria. Otros premiados en convocatorias anteriores son Michio Hikitsuchi, Morihiro Saito, Rinjiro Shirata, Seiseki Abe, Seigo Yamaguchi, Hiroshi Tada y otros grandes shihan.


Anno Sensei era uno de los alumnos destacados de Hikitsuchi Sensei, junto con Tojima, Yanase, Isimoto y Clint George. En los vídeos de Hikitsuchi, siempre sale con Clint o con Anno como ukes. Acompañó a su maestro a varios cursos y demostraciones en América y Europa, y ahora está bastante activo, viajando mucho y enseñando el Aikido que aprendió del Fundador y de Hikitsuchi Sensei.

null
En youtube no hay muchos vídeos de Anno Sensei, algunos son muy antiguos y otros muestran a un maestro ya mayor y de movimientos suaves y sutiles; la escuela de Shingu tiene fama de ser dura y primitiva, pero en Aikido cada persona es un mundo. En mayo comprobaré personalmente cómo es el Aikido de Anno Sensei, y aquí os lo contaré.


——