Carta abierta de Carmen Calpena para Angélica Such

 

Angélica Such

No confundamos, consellera

No nos confundamos en que los pocos avances que la Comunidad Valenciana haya podido experimentar con la aplicación de la Ley de Dependencia hayan sido por voluntad política del conseller de turno: no, señores. Hay decenas de colectivos y plataformas de dependientes que se han visto a lo largo de estos casi tres años, obligados a recordarles a los conselleres de cada momento que no estaban haciendo bien los deberes por el que se les pagaba, y eso ha hecho que miles de grandes dependientes que en su día solicitaron prestaciones y servicios se marcharan sin ver ni un solo euro de sus derechos. ¿Será esa una de las causas por la que Bienestar Social alarga los plazos? Si no es así es que no hay suficientes trabajadores sociales para llevar una mejor aplicación de la ley, lo que demuestra que la Generalitat Valenciana carece de sensibilidad política para el colectivo más vulnerable de esta sociedad. Los dependientes sólo son cifras y pilares de folios aparcados encima de las mesas de los despachos municipales, no importa el calado aterrador de muchos historiales médicos, difíciles de sobrellevar tanto por el esfuerzo físico, psíquico o económico de los familiares. Por lo tanto, señora Such, sólo la presión popular de los afectados les hace a ustedes de vez en cuando dar un empujoncito a la atascada documentación, cuya dejadez, por revanchismo político, hace que los dependientes sean utilizados en un tira y afloja de sus mangoneos partidistas.
Carmen Calpena Galiana

¿Y después que nos dirán cuando nos pidan el voto?…

 

Información.es » Alicante

BIENESTAR SOCIAL
 

El 40% de los dependientes, en lista de espera

El 39,72 por ciento de las personas a las que se les ha reconocido como beneficiarias del Sistema de Dependencia en la Comunidad Valenciana se encuentran en lista de espera para que les asignen los servicios a los que tienen derecho.


REDACCIÓN Así lo asegura un informe del sindicato CCOO, que indica que el grado de implantación del Sistema de Dependencia en la Comunitat Valenciana es, tras el de Madrid, el más bajo de España, ya que los dictámenes solo alcanzan el 0,76 por ciento sobre el total de población. CCOO lamentó que algunas comunidades, como Valencia, Canarias y Murcia, hayan externalizado la valoración de la dependencia y que en algunas regiones las personas dependientes esperan tres meses para obtener la valoración, mientras que en otras este plazo llega a un año. A nivel nacional, casi cuatro de cada diez personas reconocidas como beneficiarias de la Ley de Dependencia esperan a que les asignen una prestación concreta, según CCOO, que reclama que del Plan E se consoliden 400 millones para un Fondo de Excelencia para la Dependencia.

Se lo están ganando a pulso. Aun no sabemos el qué.

Escrito el 11 noviembre 2009 por Teuladí.
Categorías: Diversidad funcional, Divulgación, Noticias sobre la LEPrA, Vida Independiente.

Los discapacitados madrileños piden un plan de empleo específico para ellos y mayor  atención a las demandas de las mujeres .

 

Denuncian la situación de las mujeres discapacitadas

Servimedia / Madrid- 11/11/2009

El presidente del Cermi de la Comunidad de Madrid, Javier Font, ha pedido un Plan Estratégico de Empleo para personas con discapacidad que acometa actuaciones con implicación y participación de todas las consejerías necesarias para conseguir los objetivos deseados.

Font, que compareció ante la Comisión de Discapacidad de la Asamblea de Madrid para informar de la situación de este colectivo y explicar sus reivindicaciones, señaló que el desempleo afecta más a este grupo que al resto de ciudadanos y dijo que hay que hacer una especial mención a las mujeres con discapacidad, que viven una mayor desventaja para alcanzar los mismos porcentajes de inserción.

Propuso fortalecer las redes de mujeres con discapacidad a través de la formación para el empleo como mejor manera de conseguir su autonomía y promocionar actuaciones específicas destinadas a fomentar el análisis de los efectos de la doble discriminación que padecen las niñas y las mujeres con discapacidad de nuestra Comunidad, dedicando una especial atención a las mujeres afectadas por una discapacidad grave, inmigrantes, las que residen en el ámbito rural, o viven situaciones de violencia.

Explicó que la crisis está afectando duramente a las personas discapacitadas y explicó que el 60% de los Centros Especiales de Empleo ha reducido su facturación durante el primer trimestre en más de un 20%, que el riesgo de destrucción de empleo afecta al 50% de los mismos centros y que el número de contratos ha descendido en cantidades muy preocupantes.

Señaló que, si Madrid se prodiga por ser uno de los motores económicos de nuestro país, incluso, la locomotora de España, las personas con discapacidad quieren tener su espacio para colaborar en ello y hacer el recorrido juntos para enriquecer, aún más, nuestra sociedad

Propuso, para conseguir este objetivo, corregir graves deficiencias derivadas de una insuficiente calidad en el empleo, una persistente discriminación en la contratación de personas con discapacidad, por falta de información real de las capacidades laborales de las personas con discapacidad hacia el empresario, y una alta tasa de temporalidad, hechos que nos llevan a tener que trabajar en ajustes razonables.

Pidió, asimismo, reforzar las relaciones y mejorar la coordinación entre los Servicios Sociales y los Servicios Públicos de Empleo, que se delimiten competencias y mejoren los procesos de inserción, en colaboración con los servicios de intermediación de las organizaciones de las personas con discapacidad, es pieza clave en una estrategia de inserción laboral.

Existen carencias acentuadas que ponen de manifiesto la necesidad de poner en marcha una auténtica política de formación, capaz de llegar y motivar al sector discapacidad, sobre todo en zonas rurales de nuestra comunidad, en las que las personas con discapacidad son más invisibles, dijo Font, quien puso de manifiesto la necesidad de potenciar la formación para ser más competitivos y un aumento de las medidas de discriminación positivas hacia las personas que padezcan una discapacidad severa que les impida o reduzca las posibilidades de acceso al empleo.

Entre ellas, aumentar el porcentaje de reserva de puestos de trabajo para personas con discapacidad en el empleo público de la Comunidad de Madrid, dentro del 6% existente para personas con serias dificultades de inserción, así como que este porcentaje no sea global para cada convocatoria, si no para cada oposición.

Font planteó durante su intervención la necesidad de atender las necesidades de este colectivo no sólo desde la Consejería de Familia y Asuntos Sociales sino de manera transversal.

Siempre hemos observado como todo giraba alrededor de los Servicios Sociales como el paraguas protector que, cargado de actuaciones, se basaba en la caridad y la beneficencia, dijo Font, quien defendió que las políticas de integración se acometan de manera transversal, si queremos conseguir el principal objetivo que es la plena integración social de todas las personas con discapacidad’.

También defendió mejoras en el modelo de financiación de las entidades sociales que representan a personas discapacitadas, la autonomía personal de este colectivo y medidas de atención temprana para reducir los problemas derivados de la discapacidad

Moneda de cambio

Escrito el 9 noviembre 2009 por Teuladí.
Categorías: Diversidad funcional, Noticias, Vida Independiente.
 

PROVINCIA ALICANTE

 

La crisis económica saca a ancianos de las residencias

 

Hijos que tenían a sus padres en geriátricos se los llevan a casa para recurrir a la pensión y a la Ley de Dependencia.

08.11.09 –

BEATRIZ LLEDÓ VALENCIA

Alertan de que puede ser «muy duro» cuidar a un dependiente las 24 horas al día

Cuando la necesidad apremia, se recurre a soluciones desesperadas. La crisis económica continúa haciendo estragos en muchas familias que se han visto obligadas a sacar a sus mayores de las residencias en las que hasta ahora estaban ingresados para poder sobrevivir con su pensión. «Nos estamos encontrando con muchos casos de personas sin trabajo, a las que se les ha acabado la prestación del paro, que no tienen ningún ingreso y deciden sacar a sus padres del centro para cuidarlos en casa y poder disponer de su paga», alertó la portavoz de la Plataforma de la Ley de Dependencia en Valencia, Palmira Castellano. 

                                                                                        

No es la única que ha detectado esta realidad. José Hernández, miembro de la Unidad de enfermos Paliativos del hospital Doctor Peset, advierte de la misma situación. «Se llevan a casa a los familiares que estaban en la residencia para ahorrarse el dinero que pagaban porque estuvieran allí y para cubrir sus gastos con la pensión de jubilación», explicó la semana pasada el experto durante unos cursos para profesionales impartidos por CSI-CSIF en Valencia.

                                                                                                

Incluso se benefician de las posibles ayudas de la Dependencia que podían estar recibiendo los ancianos por estar en una residencia. Así lo asegura José Sanchis, presidente de la Unión de Pensionistas (UDP) de Valencia, quien lamenta que muchos hijos «que se habían olvidado de sus padres» ahora los acogen para quedarse con su dinero. «Los meten en una residencia y al principio van a verlos cada semana, luego van cada semana, cada mes y al final ya ni se acuerdan. Y ahora porque les interesa, los sacan. Hay muchos mayores muy solos pese a tener familia», denuncia.  

                 

Si la crisis no remite, el número de familias que decidan llevarse a los ancianos a casa aumentará de forma preocupante. «Hace dos años no conocía ningún caso. Esto ha empezado hace algunos meses y aún puede ir a más. Es una solución a la que están acudiendo muchos hijos que no encuentran trabajo, que también son padres de familia y que no llegan a final de mes», aseguró Hernández. También Cáritas ha notado esta tendencia.                                                                                                                      

Una consecuencia inmediata es que las residencias cuentan con plazas libres, algo impensable hace sólo unos meses. «Desde hace medio año, centros que estaban llenos y en los que era muy difícil entrar, ahora tienen sitio de sobra», explica Sanchis. 

         

Pero detrás de esta realidad subyace un peligro. ¿Están preparados los hijos para convertirse en los cuidadores de sus padres las 24 horas del día? Castellano lamenta que la atención puede no ser la misma. «Cuidar bien y sin descanso a un enfermo es algo muy serio y duro. Entiendo que a la gente le hace falta el dinero pero la situación puede volverse contra ellos si no soportan el esfuerzo que supone estar pendiente de un dependiente», manifestó. Para Hernández, en cambio, «en principio, si se trata de un mayor, no tiene porque haber especiales dificultades para atenderlo».

                      

La crisis también ha hecho que muchos hijos ya independizados vuelvan a casa de sus padres porque no pueden pagar la suya. Y no lo hacen solos. Con ellos se instalan sus cónyuges e hijos.

Actividades solidarias

 

Información.es » Elche

 

BIENESTAR SOCIAL

 

La Asociación de Esclerosis Múltiple forma a voluntarios para ayudar a los afectados.

 

JOSÉ A. MAS

 

La Asociación de Esclerosis Múltiple de Elche y Comarca está preparando un curso para formar a nuevos voluntarios. El curso se celebrará los próximos días 19 y 20 de noviembre en el Centro Social de El Pla.

                                        
La presidenta de la Asociación de Esclerosis Múltiple, Mari Carmen Rodes, explicó que "necesitamos captar voluntarios que ayuden a los afectados de esclerosis múltiple a realizar tareas cotidianas como asearse, limpiar su casa o, simplemente, salir a pasear". Las sesiones del curso estarán impartidas por una psicóloga, un voluntario de la entidad, una trabajadora social y dos afectados, que ofrecerán varias ponencias sobre el trabajo que los voluntarios pueden realizar para ayudar a las personas que padecen esclerosis múltiple.

     
Con esta iniciativa, la entidad pretende captar y formar a nuevos voluntarios por lo que las sesiones están enfocadas a todo tipo de público que esté interesado en apoyar a los afectados por esta patología.

                                       
Para más adelante, posiblemente a principios de 2010, la entidad está preparando un congreso en el que expertos en la materia tratarán las novedades y los afectados podrán poner sus inquietudes en común.

                    
La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica que ataca al sistema nervioso central formado por el cerebro, la médula espinal y los nervios ópticos.

Con paso de tortuga

 

 

 

Manifestación en Alicante LOS DEPENDIENTES SIGUEN BATALLANDO POR LA APLICACIÓN DE UNA LEY QUE,  EN LA MAYORÍA DE LOS CASOS, ES PAPEL MOJADO

 

A las puertas del tercer aniversario de la Ley de la Dependencia, su aportación  en la zona sigue siendo ínfima. De hecho, se calcula que sólo el 3% de las 2.500 personas que han solicitado el amparo de esta normativa en Alcoy y comarca reciben actualmente alguna ayuda. El porcentaje de dependientes que han fallecido esperándola es, por el contrario, del 7%. Sin embargo, el problema no es sólo de cantidad si no también de calidad porque la administración ha zanjado la atención a los dependientes con una aportación económica mensual que sirve para legalizar ante la Seguridad Social la ayuda que reciben pero que no contenta a todos, especialmente a aquellos que creen que la norma debería hacer honor a su nombre – oficialmente, se llama Ley de Promoción de la Autonomía – y ofrecer recursos en lugar de dinero. Esa es, de hecho, la actual batalla de la Plataforma de afectados, que prepara un acto en Alcoy por los tres años de la Ley. Algunos afectados de la zona han llegado, incluso, a los tribunales.

–» Seguir leyendo

El premio Voluntad 2009, en su primera edición, para Dolors Vázquez.

Escrito el 5 noviembre 2009 por Teuladí.
Categorías: Diversidad funcional, Entrevistas y reportajes.

 

Levante-EMV.com » Comunitat Valenciana

 

Dolors Vázquez:

´Tenemos que estar como la piedra en el zapato, molestando siempre´

 

Dolors pinta con la boca y con el pie.

Dolors pinta con la boca y con el pie. 

ferran montenegro

 

 

No se reconoce ningún mérito a pesar de que los tiene todos: coraje, valentía, simpatía y humildad. La parálisis infantil y la polio mermaron casi por completo su capacidad física, pero no su inteligencia ni su sensibilidad. Licenciada en Derecho, pintora y coordinadora intercontinental de Fraternidad Cristiana de Personas con Discapacidad (Frater), a diario celebra la vida y se despierta entonando los versos de Serrat: "Hoy puede ser un gran día".

 

 

PILAR G. DEL BURGO VALENCIA

Cocemfe le ha dado el premio Voluntad 2009 en su primera edición por su arrojo y valor.  

                                                                                                          

Yo creo que eso no es ningún mérito porque mis padres me han enseñado que tengo que hacer lo que pueda hacer y a hacerlo lo mejor que pueda. Y eso es lo que hago.

                                                                                                               

Que una persona que solo tiene movilidad en su pie izquierdo sea licenciada en Derecho, pinte cada año una docena de cuadros y además sea la responsable en cuatro continentes de una organización cristiana es admirable

Cada uno hacemos lo que podemos, si hubiera hecho una carrera de 100 metros en un tiempo récord sí que tendría mérito, pero hago lo que puedo porque la cabeza y la inteligencia no la tengo con discapacidad.

                            

¿Qué opina de que casi el 20% de personas con discapacidad de la C. Valenciana no reciba asistencia personal de ningún tipo?  

                                   

Yo pienso que estamos muy acostumbrados a que siempre haya sido así; siempre hemos tenido carencias porque tenemos muchas necesidades. El día a día de una persona con discapacidad genera unas obligaciones que hay que cubrir porque somos parte de la sociedad en la que hemos nacido.   

                   

__ Las personas con discapacidad, ¿son suficientemente peleonas?

Tendríamos que salir más a la calle, por eso es útil estar en asociaciones porque seríamos más fuertes y nos harían más caso. Esto lo decimos mucho en Frater, porque ahí no solo rezamos sino que también realizamos una función social de revindicar los derechos de accesibilidad, visibilidad…

                             

__ ¿Cómo podrían sensibilizar al Gobierno?

Eso es muy difícil, pero hay que estar en los organismos donde se toman las decisiones para dar nuestra opinión. Tenemos que ser como la piedra que está en el zapato, que siempre está molestando un poco, pero la piedra a quien más molesta es a nosotros y también nos cansamos de estar con la espada siempre en alto.

                                                                                                                

__ Hay que ponerse en el lugar del otro

Es muy difícil, porque nadie sabe lo que necesitamos. Que te quieras duchar y que no puedas… Ponerse en el lugar de alguien que tiene menos capacidades físicas que tú… es difícil, nadie quiere ponerse en nuestro lugar, por eso no se hacen las cosas que deben hacerse y por eso tenemos que estar ahí, reclamando nuestras necesidades y recordando que también somos esta sociedad.

 

.

Trabajadores con un cromosoma extra

Escrito el 3 noviembre 2009 por Teuladí.
Categorías: Diversidad funcional, Reportajes..

 

Información.es » El Dominical 

 

Alejandro Espí, de 30 años y con síndrome de Down, rodeado de sus compañeros de trabajo en la empresa Inaer, ubicada en Mutxamel

ELLOS TAMBIÉN

Alejandro Espí, de 30 años y con síndrome de Down, rodeado de sus compañeros de trabajo en la empresa Inaer, ubicada en Mutxamel

PILAR CORTÉS

 

 

Cinco  jóvenes con síndrome de Down cuentan sus vivencias en el mundo laboral.

                                              


Distribuyen paquetes, catalogan productos, archivan, atienden el teléfono o resuelven preguntas de los clientes. Trabajan como cualquier empleado, con errores y aciertos, pero con el plus de sentirse valorados, útiles y autónomos.

 

POR ÁFRICA PRADO

Alrededor de un 10% de personas con síndrome de Down tiene un empleo en la provincia gracias a los programas de inserción laboral de asociaciones sin ánimo de lucro. Puede que no tengan un título universitario, aunque algunos se lo están pensando, pero demuestran a diario que tener un cromosoma extra -la alteración genética que distingue esta discapacidad intelectual- no es un obstáculo para ganarse el sueldo.

                                                                       

El trabajo nos ayuda a sentirnos parte de esta sociedad, que por algo se llama democrática". La frase es de Daniel, el protagonista de la película "Yo, también", encarnado por Pablo Pineda, un joven con síndrome de Down que se ha alzado con la Concha de Plata en el Festival de San Sebastián. Los jóvenes con síndrome de Down consultados para este reportaje no saben quién es Pablo Pineda, pero sus padres sí han oído hablar de él y creen que su presencia en el cine contribuye a ofrecer otra visión de sus hijos, capaces de trabajar como los hijos de sus vecinos, siempre que se les de la oportunidad.

   

"Para la gente que no conoce a estos chicos, con esa película se les puede ir de la cabeza la idea de que son unos inútiles o que no pueden hacer su trabajo. Al actor de la película le oí en una entrevista y me quedé maravillado de cómo se expresaba. Es un Einstein de los síndromes de Down, todos no son así, claro, pero cada uno tiene sus capacidades también", defiende Antonio Espí, padre de Alejandro, de 30 años, que trabaja con el grupo Inaer en el aeródromo de Mutxamel, al que adoran sus compañeros y con quienes hace unos días celebró su cumpleaños. "Llevé bombones y tuve regalos: una camiseta y una gorra", señala con una sonrisa el joven, que desde febrero disfruta de su primer trabajo, en el que "hago fotocopias, encuaderno, archivo, llevo el correo, bajo al almacén, cojo las cajas de folios… todo me gusta y estoy muy contento. Lo hago todo yo solo", enfatiza, después del acompañamiento de los primeros días y del seguimiento que realiza la Asociación Alicantina Síndrome de Down que, con el apoyo de la CAM, desarrolla desde 2006 un programa de inserción laboral por el que han pasado 14 personas de 20 a 32 años; 8 de ellos trabajan ya en empresas.

                      

La asociación atiende a 156 personas con discapacidad intelectual, de las que más de la mitad tienen síndrome de Down. En la provincia de Alicante se estima que hay cerca de un millar de personas con este síndrome, una alteración genética que se distingue por tener un cromosoma más en sus células que el resto de los mortales. Es la principal causa de discapacidad intelectual -se da en una de cada 700 concepciones- y sus efectos son variables. En los últimos años, los programas de atención temprana y atención integral y multidisciplinar contribuyen a paliar los efectos que provoca el exceso de carga genética sobre su desarrollo.

                                                         

"No hace tanto, y hablo de hace diez años, era imposible pensar en el acceso al mercado laboral de estos chicos", apunta Carlos Giner, director de APSA, que también ofrece programas ocupacionales y laborales para todo tipo de personas con discapacidad intelectual. Para Giner, el estreno de una película que aborda el síndrome de Down, "es muy beneficioso para su integración y abre los ojos a muchos empresarios". En la misma línea, Pilar, de la Asociación Alicantina Síndrome de Down, cree que "favorece la imagen positiva del colectivo", tras indicar que "la mayoría de las empresas que los contratan primero tienen miedo por desconocimiento pero luego están muy contentas de haberlo hecho".

                                                                                                          

Manuel Pérez, responsable de Recursos Humanos de Fnac Bulevar, que contrató a Sara Giménez en febrero, apunta que la joven "se adaptó muy pronto al trabajo y es una más; en principio, tiene muchas posibilidades de seguir". Ella, que es fan de Miguel Bosé y David Bisbal, está encantada de saber antes que nadie cuando salen los discos de sus ídolos, a los que etiqueta, pone precios y carcasas, cataloga "y más cosas -añade-. Si me preguntan dónde están los libros, yo les digo que al fondo, y si me piden un grupo de música que no conozco, busco a un compañero. Me gusta mucho trabajar, mis compañeros me caen muy bien y me tratan como si fuera una más. Lo que más me gusta es que me valoren por mi trabajo".

                                                           

Con el sueldo que tiene -y esa es una respuesta casi idéntica en la mayoría de los jóvenes con síndrome de Down- ahorra para comprarse un piso y casarse. Su madre, Manoli, apunta que "sus hermanas lo han hecho y ella lo quiere hacer igual, aunque yo le pongo plazos". La madre, que confiesa que al principio iba a verla trabajar "sin que ella me viera", subraya que "es muy trabajadora y sé que puede hacer un montón de cosas". 

                                     

El novio de su hija, al que conoció en un campamento de verano, es Juan Escudero, de 23 años, que sueña con "comprar los anillos y casarme con Sara". La última película que vieron juntos fue la de Harry Potter; ella está leyendo "Crepúsculo" y él es un forofo del Barça, amén de Juanito Valderrama y Manolo Escobar, por los que se arranca a cantar en cuanto puede. 

                 

Juan fue el primero en trabajar con la mediación de la asociación Síndrome de Down en una fábrica de calzado, donde distribuye los paquetes, archiva los documentos, grapa las nóminas… Trabaja cinco horas en jornada partida y gana 350 euros al mes. Su recorrido diario pasa por Castalla, Alicante, Elche, de nuevo Alicante y Castalla. Sale a las 7 de la mañana y regresa a las 9 de la noche, "a veces me quedo dormido en el autobús o me paso de parada pero vuelvo al sitio. La vida va así, no pasa nada", apunta este joven, cuya madre, Consuelo, destaca la autonomía que para él supone ganar un sueldo y acudir cada día a su puesto de trabajo, "y para mí es un ánimo muy grande, él está muy contento, se hace con todo el mundo y lo quieren mucho allí. Empezó a trabajar con otro chico, que se lo dejó, y él ha seguido porque se maneja bien solo, sabe explicarse, no se pierde, o si se pierde sabe encontrar el camino. Tiene mucho mérito".

                                                                                                

En casa, también sabe hacerse la comida o fregar los platos, como la mayoría de sus compañeros. A Alejandro su madre también le ha enseñado a valerse por sí mismo desde pequeño, a los cuatro años iba en bicicleta y a los cinco ya nadaba.

                                                                                                                                     "Él es consciente de que tiene síndrome de Down, pero él se ve el más guapo y el más listo de todos", apunta su padre, que recuerda que también pasó seis meses en un centro ocupacional "pero allí estaba todo el día sentado haciendo piezas y poco más. Esto es lo que buscábamos, que tuviera un trabajo es por lo que hemos luchado desde que nació. Además, él se siente muy acogido y el trabajo le parece maravilloso, tiene mucho afán de superación y se esfuerza por aprender. Es muy responsable y llega media hora antes al trabajo para tenerlo todo organizado".

                                                                                                   

Adrián Sánchez, de 26 años, asegura que no estaba nervioso el primer día que empezó a trabajar en el Ayuntamiento de Alicante. "Fui muy tranquilo, me ayudaron un poquito al principio pero luego ya lo hacía yo solo", indica este auxiliar de oficina en el departamento de reprografía, que, como su compañera Ana, comenzó su contrato el pasado mes de junio. "Antes había hecho prácticas en el Colegio de Farmacéuticos. Aún estoy empezando, pero ya me salen bien las cosas y me gustaría seguir trabajando aquí", señala el joven, que vive en Juan XXIII y se desplaza en autobús cada día hasta el centro para trabajar de 9 a 2.        

                                                                          

Adrián realiza tareas en el almacén y también "encuaderno, escaneo, hago fotocopias, cojo el teléfono, hago pedidos de material, miro el correo electrónico y saco los archivos", detalla. Sus compañeros Vicente y Rafa aseguran que "es un cielo" y que trabaja "estupendamente, se comporta muy bien, lo coge todo enseguida y se esfuerza; es muy trabajador".   

                      

Su madre, Mari Carmen Carrasco, añade que su hijo "se lo ha ganado, y yo estoy contenta porque el día de mañana le va a venir bien. No sabes lo que cambian cuando trabajan y se sienten útiles". Agradece la implicación de la asociación en su integración laboral y señala que ello ayuda a su autonomía, "aunque él sabe vivir solo y no veo mal que en un futuro viva en pareja con su novia". Para eso reserva sus ahorros Adrián, que admite no obstante que "hay que esperar, soy joven".

                                                            

Más joven es Samantha Muñoz, de 20 años, que en diciembre hará un año que trabaja en Alcampo y que desarrolla sus tareas en el departamento de textil, donde "lo que más me pregunta la gente es la talla de los vaqueros o el precio, que algunos no tienen y lo paso por la máquina para decírselo". Ella, que ha estudiado hasta Secundaria, se plantea aún ir a la Universidad "pero no tengo ni idea de qué carrera", indica, tras añadir que le gustaría sacarse el carnet de conducir y tener coche. Mientras, está ilusionada con su primer empleo "porque me siento bien, me gano mi paga al mes". Aunque también tiene novio, ella por ahora destina su salario "a pagarme las clases de psicoballet y las actividades del club de ocio y cuando tenga más años sí me veo pagando un piso". 

                                                                                                     

Sus padres, Pedro y Gypsy, constatan la locuacidad de su hija, que está al tanto de la crisis económica -"nos dice que compremos en Alcampo para que vaya bien y pueda seguir trabajando", apuntan sus padres- o del debate sobre el aborto -"yo nunca lo haría", dice ella- porque "siempre hemos intentado que viva lo que pasa en el mundo y hablar de todo con ella". Estudió en aulas integradas siempre, desde los 9 años tiene la llave de su casa y sus padres aseguran que "manifiesta su independencia y reclama sus derechos siempre que puede, nunca se queda callada".

¡No queremos la discriminción negativa, queremos la igualdad!

 

Noviembre 2009

 

El Gobierno estudia adelantar la edad de jubilación de los discapacitados.

 

Demanda de los colectivos

Rafael J. Álvarez | Madrid

Las personas cuya discapacidad acorte su esperanza de vida podrán jubilarse siete años antes que los demás. Si su peculiaridad le hace la vida más corta, su pensión llegará antes.

                                                                                               

El Gobierno tiene en el horno el decreto que han demandado tanto tiempo los colectivos de personas con capacidades distintas a las ‘normales’, "una cuestión de Justicia", según Luis Cayo Pérez, presidente del Cermi. El anuncio lo ha hecho en el Congreso Trinidad Jiménez, en su vertiente de ministra de Políticas Sociales, abandonada mediáticamente por el huracán de la gripe A.

     

Casi perdida en un párrafo del final de su intervención, la medida por venir se deslizó en la Cámara Baja ante la mirada de los diputados y de un grupo de representantes de discapacitados, que algo sabían ya del asunto. 

                      

El decreto establece unos grupos de discapacidades que provocan en quién las presenta un acortamiento de su esperanza de vida. Hasta ahora, esas personas se jubilaban a los 65 años, pero a partir de la aprobación de la medida podrán acceder al descanso financiado a los 58 años, un pellizco de siete años saludado por los discapacitados como una conquista. 

                       

"Lo que no puede ser es que una persona cuya esperanza de vida ronda los 57 años se muera antes de rozar siquiera la edad habitual de jubilación", sostiene el presidente del Cermi, uno de los movimientos asociativos que ha negociado con la Seguridad Social las condiciones de acceso a este derecho.  

                      

Debate en el Congreso

Jiménez lo contó entre un puñado de medidas conocidas, pero al diputado del PNV Emilio Olabarría no se le escapó. "¿Y se les aplicará a esas personas el coeficiente reductor que se aplica a las demás? (un porcentaje de pensión que se quita por cada año de jubilación adelantado). Porque espero que no", preguntó el parlamentario vasco.

                                                                            

Pero Jiménez, en su proceloso turno de respuestas, no se lo aclaró. Fuentes de su Ministerio y el propio presidente del Cermi afirmaron después que esa rebaja monetaria no se aplicará a los discapacitados, que será un adelanto de la jubilación automático.

                                                                                           

La otra novedad del día tiene que ver con las elecciones y la discapacidad. Que no haya un listado de electores con la letra al cuerpo 20 en vez de al 12 para un interventor con la vista reducida (pasó en Murcia en las últimas elecciones) o que un juez establezca quién puede votar y quién no en función de su discapacidad intelectual ("el derecho a voto es de cualquier persona mayor de 18 años", recuerda Luis Cayo Pérez) pasarán a la historia si el Gobierno promete lo que cumple.

                                                                                            

Se trata del Reglamento que regulará las condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación de las personas con discapacidad para participar en la vida política y en los procesos electorales, un texto que estará listo antes de final de año y que garantizará, por ejemplo, la presencia de intérpretes de lenguas de signos españolas en los colegios electorales.

                                                       

En las réplicas a la ministra, su ex compañera de partido y actual líder de UPyD, Rosa Díez, planteó a Trinidad Jiménez un panorama de desigualdad en la aplicación actual de la Ley de Dependencia.

                                                       

"Aceleren ustedes el proceso de evaluación, porque hay comunidades donde se tarda dos años y el 50% de las solicitudes las presentan personas de 80. Y establezcan un mecanismo horizontal para que no haya 17 más dos sistemas de dependencia. Le pongo dos ejemplos: no hay criterios comunes de copago, por lo que dos personas con la misma discapacidad pagan cantidades distintas en función de donde vivan, y unifiquen las ayudas, porque un dependiente de Madrid tiene seis veces menos posibilidades de acceder a una ayuda que uno de Cataluña o del País Vasco", manifestó Rosa Díez.

Conteste, por favor

Escrito el 2 noviembre 2009 por Teuladí.
Categorías: Asistencia personal., Diversidad funcional, Entrevistas y reportajes.

 

 

image «El asistente personal independiza a las personas con daños medulares»

 

La independencia de personas con lesiones medulares será el eje de un seminario formativo convocado para mañana martes.

 

POR: MERCEDES GONZÁLEZ

Aspaym es una asociación que representa a personas con lesión medular espinal. Esta entidad nace en Albacete sin ánimo de lucro en 1992 con el objetivo de reunir a los afectados y reivindicar su integración en la sociedad. José Antonio Córdoba, presidente de Aspaym Albacete, intenta acercar a toda la población la problemática de esta enfermedad en un seminario formativo. 

   

- José Antonio, ¿qúe temas se van a tratar en este seminario?

- El seminario formativo que presentamos se centra básicamente en la figura del asistente personal y la vida independiente de las persoans que sufren daños medulares, como pueden ser los tetraplégicos. Existe una tendencia a que las personas con discapacidad deban estar en algún tipo de institución o residencia; con este seminario pretendemos resordar y divulgar que las personas según la Constitución, tienen derecho a vivir en su casa. No es lógico que una persona jóven que ha tenido un accidente, esté obligado a vivir en una residencia, porque la actividad diaria de su familia no le permita prestarle toda la atención que necesita. 

                                                                                

- ¿En qué consiste exáctamente la labor de un asistente personal?

- Se trata de una persona que atienda día a día y en cualquier momento, las necesidades de personas con diversidad funcional; es un apoyo personal para el afectado tanto físico como emocional. La presencia de un asistente personal facilita a las familias una ayuda real, les permite llevar una vida normal y el hecho de tener dentro del núcleo familiar a una persona con daños medulares no les supondría una esfuerzo añadido.

                                                                   

- ¿Cuál es el objetivo de la realización de seminarios y jornadas de formación?

-Con este tipo de seminarios y actividades, desde la asociación Aspaym pretendemos que tanto enfermos y familiares, así como la sociedad en general, estén informados sobre los avances, la evolución y las facilidades que se pueden ofrecer a las personas que la necesiten. El trabajo que realiza un asistente personal se desconoce en nuestro país, incluso en ocasiones no está bien visto por las familias de los afectados. Se trata de una labor muy normal en toda Europa, en países económicamente más avanzados, como Holanda y algunos países nórdicos. Allí la figura del asistente está muy reconocida y ha supuesto un gran avance en la autonomía de personas que hasta el momento eran dependientes de sus familias o tutores.

                                                           

- Y, ¿por que cree que en España no está tan extendida la labor de este tipo de asistentes?

- Posiblemente sea debido al desconocimiento, y a la falta de recursos para iniciar proyectos similares. Nosotros tratamos de ofrecer toda la ayuda posible a las familias, pero somos una asociación y tenemos un presupuesto insuficiente como para poder prestar este tipo de ayuda. Pretendemos dar a conocer la labor de los asistentes personales, promover la vida independiente como derecho de todos, y así presionar de algún modo a las autoridades. Actualmente, en nuestra asociación hay personas que no pueden salir de casa simplemente porque no pueden bajar las escaleras, una situación que no es justa para nadie. 

                                                                                                      

- ¿La independencia de estas personas sigue siendo un reto para Aspaym?

- Por supuesto, es uno de los objetivos prioritarios. Promocionar la autonomía personal y mejorar la calidad de vida de los lesionados medulares y grandes discapacitados físicos, la supresión de barreras, la accesibilidad integral o la mentalización de la sociedad son las variables con las que nos enfrentamos cada día.