Archivo de la Categoría “Patrimonio”

A continuación, mostramos una serie de fotografías de: el palacio de Dueñas, el castillo de los duques de Alba, el palacio de Liria y el palacio de Monterrey (por este orden):

Palacio de Dueñas

Castillo del duque de Alba

Palacio de liria

Palacio_de_Monterrey

Comments Comentarios desactivados

Para intentar explicar el patrimonio de la Casa de Alba, es necesario tener en cuenta que desde las posesiones del primer duque de Alba de la historia hasta la actual duquesa de Alba, este patrimonio ha ido aumentando de forma muy importante y por motivos de uniones con otras familias nobles que aportaban más posesiones en cada matrimonio.

Por ello, a continuación intentaremos resumir las propiedades que acumula la Casa de Alba actualmente:

La Casa de Alba posee una de las fortunas más grandes de España, conformada por palacios, terrenos agrícolas, propiedades inmobiliarias, sociedades y participaciones bursátiles, sin olvidar su extraordinaria colección de arte.

Entre sus posesiones inmobiliarias destacan algunos de los castillos y palacios más relevantes del patrimonio histórico español, en su mayoría hoy integrados en la Fundación Casa de Alba:

  • Sevilla: El Palacio de las Dueñas (aquí nació el Marqués de Griñón y de Castelmoncayo, Grande de España), las fincas La Pizana y Las Arroyuelas.
  • Salamanca: El Palacio de Monterrey.
  • San Sebastián: El Palacio de Arbaizenea.
  • Segovia: El Castillo de Coca, cedido al Ministerio de Agricultura a cambio de su restauración.
  • Madrid: El Palacio de Liria, con 3.500 metros cuadrados en el centro de la capital española.
  • Marbella: La finca Las Cañas.
  • Alba de Tormes: El Castillo de los Duques de Alba.
  • Loeches: El Panteón Familiar de la Casa de Alba (Inspirado en la cripta del monasterio del escorial), en el Monasterio de la Inmaculada Concepción.
  • Valdunquillo: El Palacio de los Osorio.

Considerada su titular una de las terratenientes más importantes de España, se calcula controla unas 34.000 hectáreas, equivalentes a más de 170 veces el Principado de Mónaco, muchas de ellas vestigio de los antiguos señoríos jurisdiccionales que, tras su supresión, la familia conservó bajo su propiedad. Casi cada título nobiliario que la Casa posee, está relacionado con alguna propiedad territorial.

La Casa ha sufrido la expropiación de algunas propiedades y cesiones a lo largo de su historia. En septiembre de 1991 la Junta de Extremadura expropio por interés social las fincas Cabra Alta y Cabra Baja en la provincia de Badajoz, las cuales eran explotadas desde 1940 por una asociación de arrendatarios de la localidad de Zahínos (Badajoz). La Duquesa de Alba recibió 400 millones de la antiguas pesetas por concepto de indemnización. Ante el deteriodo y ruina de su palacio de Épila y la obligación por parte de patrimonio de conservación de un edificio declarado patrimonio, con ocasión del Bicentenario de la muerte del X conde de Aranda en 1998, fue cedido al pueblo, por el precio simbólico de una peseta. Previo desalojo de su incalculable colección de trajes reales del rey Alfonso XIII que custodiaba el Palacio del conde de Aranda de esta localidad, sus cuadros, carruajes, muebles, vajillas y porcelanas. Y la cesión de sus archivos a la diputación provincial de Zaragoza.

En total, sus casas señoriales, la colección de arte, los documentos históricos, sus fincas, palacios y castillos, suman con creces los 600 millones de euros, un valor sólo estimado, ya que muchas de las posesiones de la familia tienen valor incalculable.

Comments Comentarios desactivados

Para hablar del patrimonio artístico, tenemos que referirnos a la casa de Alba en su conjunto, teniendo en cuenta que la época del duque de Alba sólo fue el principio de una gran acumulación de obras de arte que llega hasta nuestros días muchísimo más ampliada y en posesión de la actual duquesa de Alba: María del Rosario Cayetana Fitz-James Stuart.

La colección de arte de los Alba es una de las más grandes de España, aunque por diversos avatares no conserva todos los tesoros que pasaron por ella.

Fue iniciada por Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel. En esta época, la documentación menciona obras de Domenichino, Gentileschi, Ribera, Velázquez, Rafael o Correggio. Más tarde, en el siglo XVIII ingresan importantes lienzos encargados a Raphael Mengs y, gracias al mecenazgo de XIII Duquesa de Alba, amiga y modelo de Goya, se enriquece con varios lienzos de este artista, entre los que destaca el retrato de la Duquesa.

El fallecimiento de la Duquesa supuso el desmembramiento de casi toda la pinacoteca. Algunas obras pasaron a manos de Godoy, otras las legó la Duquesa a diversos allegados, y su sucesor el Duque Carlos Miguel apenas recibió una treintena de obras. De todas formas, el nuevo Duque adquirió en un largo viaje por Europa piezas de Fra Angélico y Rembrandt.

En el siglo XIX, la colección se completa por algunas obras inglesas a las que, ya entrado el siglo XX, se suman pinturas de Madrazo, Sorolla, Zuloaga y Sotomayor, así como algunas piezas del impresionismo francés adquiridos por la actual Duquesa.

El Palacio de Liria, en Madrid, contiene la mayor y más valiosa parte de la herencia cultural de los Alba. Más de 30.000 libros conforman la biblioteca, destacando la famosa Biblia de Alba de 1433, primera traducida al castellano o 21 documentos autógrafos de Cristóbal Colón.

En la pinacoteca lucen pinturas de Tiziano, Rubens, Goya, Velázquez, El Greco o Rembrandt, del que conserva uno de los 15 paisajes que pintó a lo largo de su vida. Además está todo el jardín del Palacio de Liria sembrado de estatuas y tumbas de animales.

En definitiva, una de las colecciones de arte más valiosas de nuestro país.

Comments Comentarios desactivados