Huertos Escolares. Por Evelyn Giménez.

Los huertos escolares se encuentran actualmente en auge gracias a diversos programas fomentados por instituciones públicas y/o privadas, pero también por la iniciativa de muchos profesores y profesoras con espíritu innovador y emprendedor.
Los huertos se encuentran en un espacio donde los alumnos pueden poner en práctica muchos contenidos del currículum oficial pero también van a desarrollar habilidades que van a favorecer su desarrollo evolutivo, social y cognitivo. A través de esta experiencia, pueden practicar muchos contenidos teóricos tratados en el aula, conocer el ciclo natural de las plantas, nociones de dietética y nutrición,  ampliar su vocabulario, adquirir la capacidad de tomar decisiones y trabajar en grupo, etc.
Mediante esta iniciativa se logra recuperar una práctica tradicional que se ha ido perdiendo debido a la forma de vida asociada a la urbe, predominante en la vida actual. De este modo, los alumnos de procedencia urbana sin relación directa con este tipo de experiencias, descubrirán la producción de alimentos frescos y saludables aplicando los conocimientos adquiridos en la escuela.
Esta iniciativa es muy enriquecedora pero además pueden servir para potenciar el trabajo colaborativo de personas voluntarias o familiares que estén interesadas en aportar sus conocimientos y práctica en este campo. Del mismo modo, la participación de las generaciones más adultas puede ser muy favorable, tanto para los alumnos como para ellos mismo.
El Informe realizado por la británica Royal Horticultural Society, pone de manifiesto los beneficios académicos, sociales y físicos que conlleva tener una parcela de cultivo en el centro educativo. Actualmente, se está realizando una campaña en escuelas para fomentar e impulsar la jardinería así como ofrecer asesoramiento a profesores y alumnos. Las dimensiones del programa abarca la participación de unos doce mil estudiantes.
Existen otros países que han implementado este programa y además reciben apoyo de la FAO (Food and Agriculture Organization), ya sean países desarrollados como subdesarrollados.  En España existen diversas comunidades que están fomentando la creación de huertos escolares, como es el caso de Cataluña, Madrid, Andalucía, Cantabria, Comunidad Valenciana, entre otras.
En conclusión, el auge que existe actualmente en la creación de huertos escolares pone de manifiesto que la práctica de la jardinería escolar ofrece gran variedad de beneficios a los escolares, sin olvidar los valores que se inculcan hacia el respeto del medio ambiente y la cooperación.

Comments are closed.