ir a la navegación

Docencia líquida 30 julio 2012

Publicado por faraon en Innovación educativa, reflexiones , trackback

No sé si es que cuando algo ronda en mi cabeza me fijo más en ello o que al verlo aparecer en distintos sitios acaba fijándose en mi cerebro. Me suele pasar en muchísimas ocasiones, y me ha vuelto a ocurrir. Esta vez es el concepto de liquidez, en general, pero en particular aplicado a mi ámbito de trabajo, la enseñanza+aprendizaje.
Hace unos meses, incorporé en mis charlas el concepto de contenidos líquidos. Hasta este momento hablaba de contenidos ricos, para hacer referencia a los nuevos materiales que hay que utilizar en la docencia, ya que en estos momentos es posible tener unos materiales que se aprovechen de todos los sentidos que tenemos los humanos y que sirven de puerta de entrada a nuestros cerebros. Pero además estos contenidos debían adaptarse a los distintos dispositivos y canales por los que se difundían, de forma que el que los produce se centra en el contenido y el consumidor elije el formato.
Este curso en una sesión del master de profesorado de secundaria, al hablar del aprendizaje y de cómo las tecnologías pueden mejorarlo, planteé que la docencia debería ser líquida, ya que el profesor emite sus enseñanzas y el estudiante es el que debería hacer que estas enseñanzas tomasen su forma. Un estudiante me comento el proyecto knewton (“Adaptive Learning Platform”), que precisamente plantea lo mismo: “transform your content into a personalized experience for each learner”.
Pero yo no me quiero quedar en el concepto de plataforma y de contenidos líquidos. Quiero abordar el modelo educativo completo. Quiero que la liquidez llegue a todo el proceso docente, haciendo realidad una enseñanza personalizada e individualizada.
Ahora acabo de encontrar una página web que habla de Hospital Líquido, que dice que “ante este nuevo escenario emerge el concepto de Hospital Líquido del Hospital Sant Joan de Déu, que pone la innovación al servicio del paciente para la mejora de la asistencia sanitaria”. Claro, y es que aquí tienen de ponente a Alfons Cornella, fundador de infonomía.

¿Qué ideas subyacen en lo que estoy planteando?

Puede parecer una entelequia, pero estoy convencido que las tecnologías digitales pueden hacerlo realidad. O al menos permitirnos avanzar en esta dirección. En cualquier caso es un bonito título para un libro: docencia líquida. Ahora que tendré más tiempo igual me animo a escribirlo.

Comentarios»

1. Xavier Vargas beal - 23 diciembre, 2012

Desde hace siete años vengo haciendo investigacion sobre algo que descubrí en la India acompañando a 69 estudiantes universitarios en viaje de estudios. A mi descubrimiento le he llamado “academia liquida” y he continuado desarrollando el concepto. Te invito a que leas mi ultimo articulo sobre ello. “los procesos formativos universitarios líquidos: hacia la construcción de un modelo” buscado en Google por su nombre, o el mío Xavier Vargas Beal o escribiendo academia liquida. El articulo esta publicado en scribd.
Saludos.

2. Faraón Llorens » docencia líquida versus docencia procusteana - 5 julio, 2013

[…] profesor debería adaptar los conocimientos a las personas. Eso es lo que propongo con el término docencia líquida. Joaquín, muchas gracias por hacerme llegar tu artículo. Es un excelente texto para la […]

3. Faraón Llorens » Plataformas docentes: evolucionar de gestores de contenidos a gestores de metodologías - 12 agosto, 2013

[…] Hace tiempo que vengo abogando por una evolución de las plataformas tecnológicas de aprendizaje monolíticas hacia un ecosistema tecnológico de aprendizaje, en el que de manera sencilla se puedan integrar nuevas plataformas y aplicaciones tecnológicas, de forma que tanto el profesor como el estudiante puedan tener un entorno de aprendizaje personalizado, y se vayan incorporando de manera rápida y fácil nuevas herramientas tecnológicas que puedan surgir y que puedan ser útiles en la labor docente. Pero en conversación con mi compañero Fran Gallego, me aportó una nueva idea, complementaria a esta, y a mi entender verdaderamente innovadora y revolucionaría: las plataformas docentes como gestores de metodologías. Hasta el momento, las plataformas tecnológicas de apoyo a la docencia (o las plataformas de e-learning, término que no me gusta) son gestores de contenidos, es decir, permiten gestionar documentos, presentaciones, vídeos… , ordenarlos, clasificarlos, etiquetarlos… Pero al fin y al cabo, lo que ofrecen al profesor y al estudiantes es una gestión de los recursos docentes. De forma que las asignaturas en una plataforma de docencia virtual (término que aún me gusta menos que el de e-learning) se parecen enormemente unas a otras. Es más, si existiera un modelo pedagógico de docencia virtual claramente definido, aún tendría su valor, pero sino se convierten en una colección de recursos docentes. Esto me recuerda algunos MOOC que he cursado, pero de eso hablaré en otras entradas estivales. La propuesta es que las plataformas tecnológicas permitan la gestión de metodologías docentes, de forma que cada profesor personalizaría su asignatura en función de la metodología docente que use. Incluso, yendo un poco más allá, cada estudiante podría seleccionar la metodología que mejor se adapte a su estilo de aprendizaje. Son conceptos de los que se lleva mucho tiempo debatiendo en el ámbito educativo (enseñanza personalizada, inteligencias múltiples…), pero que la tecnología junto con técnicas de inteligencia artificial pueden hacer realidad. Todos estos conceptos e ideas formarían parte de lo que he denominado docencia líquida. […]