Humo dormido, 1919

MIRÓ, Gabriel. Humo dormido. Madrid: Biblioteca Nueva, 1919

Vemos que Miró ante este libro tiene un “propósito de memoria”.

Dicho libro es la única obra vista en la prensa por Miró muestra la personalidad del escritor.

Englosa tablas y viñetas esto podría ser la causa de las copias de otros escritores.

En definitiva es una muestra de la personalidad inconfundible del estilo de Gabriel Miró.

Dentro del cercado, 1916

MIRÓ, Gabriel. Dentro del cercado. Madrid: Biblioteca Nueva, 1996.

En esta novela, Miró rompe con la sensibilidad que había transmitido en las novelas anteriores, como por ejemplo el amor reflejado en  La palma rota. En Dentro del cercado, Miró da un giro completo a su protagonista, en este caso se trata de un personaje amoral interesado solo por el dinero y enfoca el tema del amor como un medio para conseguir sus objetivos. Refleja claramente su ruptura con la juventud no muy lejana del escritor.

Corpus, El caracol del faro y otros cuentos, 1993

MIRÓ, Gabriel. Corpus, El caracol del faro y otros cuentos. Madrid: Biblioteca Nacional, 1993.

Las características de la narrativa en este caso de Gabriel Miró, queda claramente reflejada en el sentido sarcástico y de cierto grado de humor con el que dota a la variedad de cuentos contenidos en el libro Corpus, El caracol del faro y otros cuentos. Al tratarse de cuentos no muy extensos esta obra de Miró, presenta una lectura entretenida y fluida para cualquier lector dispuesto a leer a este buen autor alicantino.

Resumen de la novela:

Esta obra comprende una gran variedad temática de cuentos cargados de un cierto humor. La reyerta, es uno de los cuentos de esta obra en la que aparece Vicente, médico homópata que reta a capitán endeudado. El reto es la ingestión de una pastilla de las dos que hay, en las cuales una hará que sea el fin de quien la tome. La otra píldora no tiene veneno. Finalmente confesará que las pastillas eran de regaliz.

Figuras de la pasión del Señor, 1916 y 1917

MIRÓ, Gabriel. Figura de la pasión del Señor. Madrid: Biblioteca Nueva, 1928

Esta novela recrea algunas partes del Antiguo y el Nuevo Testamento, mediante una técnica  y estética verdaderamente modernas. Es una de las novelas más creativas de Miró, ya que transforma un texto completamente; toma los datos del Antiguo y el Nuevo Testamento y hace que cobren emoción. Es una obra que cobra vida, como muchos lectores opinan.

Resumen de la novela:

Obra narrada en primera persona, con personajes evangélicos. Esta obra recrea la parte final del Nuevo testamento. Pasa al interior del corazón de Cristo Nuestro Señor y nos expone las congojas y tristezas, así como las causas que han hecho aflorar estos sentimientos en Jesús. También en la obra se hace referencia al paisaje  y a los personajes que aparecen en el Evangelio.

El hijo santo, 1909

MIRÓ, Gabril. El hijo santo. Madrid: Biblioteca Nacional, 1879-

La novel corta de El hijo santo ha estado condenada en su inicio a una publicación en una revista semanal, productora de cientos de relatos, en los cuales la mayoría se quedan amontonados o en la trastienda, quedándose en el olvido. Esto ocurrió con El hijo santo, condenada a una vida efímera, incluso el propio Miró parece no recordarla, no la repudia explícitamente. La marginación de su obra no le permitió alcanzar la perdurabilidad del libro.

Resumen de la novela:

En este caso el protagonista, llamado don Fermín, es un sacerdote porque su madre le obligó a ordenarse por la ambición del dinero que se puede conseguir de la iglesia.  Nuestro protagonista está enamorado pero tiene que tener ese sentimiento en silencio. Está enamorado de Ignacio, su madre lo sospecha y lo mete a sacerdote. Las características de los dos enamorados difieren en su carácter: Fermín, con voluntad de poder, robusto y fortaleza corporal, por lo contrario Ignacio, ingenuo, lugareño y vulgar, no saca el partido que el desearía.

La palma rota, 1909

MIRÓ, Gabriel. La palma rota. Madrid: Biblioteca Nacional, 1909

La palma rota, es una novela con un gran sensibilidad y refleja las características del joven  Miró, educado en un ambiente de burguesía media alta con su gran sensibilidad. Todo esto favoreció cuando escribió la obra. La palma es un símbolo típico de levante, así matiza su propio origen. La palma queda rota por la tormenta, esto hace referencia a la incapacidad de amar de la protagonista por un problema mental pero que aun así tiene un gran sentimiento.

Resumen de la novela:

La palma rota aparece como protagonista Aurelio una persona pánfila, corta de mollera y un tanto alelado. Pero sus intenciones son buenas, ya que busca un trabajo en una peluquería para ayudar económicamente al señor Gráez, que tiene una empresa de almanaques publicitario pero carece de subscriptores. Pero las características de candidez de Aurelio impedirán involuntariamente subscriptores en la revista, el progreso de la empresa. Aurelio terminara resignándose a cortar el velo y afeitar barbas.

Amores de Antón Hernando

 

MIRÓ, Gabriel, Ilustraciones de Romero-Calvet. Amores de Antón Hernando. Ed. facsímil

Esta obra de Gabriel Miró, como ocurre en todas sus obras, se enmarca en un ambiente levantino.

En “Amores de Antón Hernando” reitera la idea de que no solo el amor desdichado sino también el amor satisfecho, puede conducir a fines trágicos. Esto corresponde a un pasaje algo <<escondido>>; no lo es, desde luego, la idea fundamental a la que alude a continuación: que el amor es una tragedia de la voluntad en beneficio de la especie.

 

 

 

El ángel, el molino y el caracol del faro

 

MIRÓ, Gabriel. El ángel, el molino y el caracol del faro. Madrid: Biblioteca Nueva, 1921

El libro “El ángel, el molino y el caracol del faro” es característico de la prosa mironiana. La obra está integrada por cinco grupos de relatos que entre ellos tienen cierta unidad. Nos

interesa, sobre todo, la actitud del narrador que, sin. Gabriel Miró asume su presente de hombre adulto y a él traslada su pasado; pero no sigue el procedimiento habitual de recordar su infancia desde la propia perspectiva infantil, sino que vuelve a vivir el pasado superponiéndolo al presente.


Niño y grande

 

MIRÓ, Gabriel. Niño y grande. Madrid: Biblioteca Nueva, 1922

En esta novela recoge un estilo más temprano, más fresco del autor. La naturalidad de su descripción lenta, profundamente emotiva y de abundante uso de adjetivos se percibe en sus páginas perfectamente.

Apreciamos la vida en los pueblos rurales de Alicante y en el estamento religioso; y en general la lucha del vitalismo contra el sufrimiento, camino seguro hacia la decepción. Una historia de amor adolescente, amor platónico que ilustra la maduración sexual en un clima de absoluta represión.

Años y leguas

 

MIRÓ, Gabriel. Años y leguas. Madrid: Biblioteca Nueva, 1928

El contenido de esta obra, de cariz autobiográfico, se refiere exclusivamente a una zona geográfica de España, la región costera de Alicante, y tiene como eje emocional Polop de la Marina, el pueblo donde Miró escribió la mayor parte de sus páginas.

La unidad del conjunto de artículos o estampas, que forman el libro está dada por el soñador Sigüenza.
La obra no tiene trama novelesca, sólo episodios sencillos unidos por el hilo de los recuerdos del protagonista. Pero es tal el arte de Gabriel Miró para plasmar la pureza del paisaje alicantino, sus olores y perfumes, los sonidos lugareños, los colores y silencios, la belleza del, mar y la soledad, que su lectura constituye un deleite.

 

El obispo leproso

 

MIRÓ, Gabriel. El obispo leproso. Madrid: Biblioteca Nueva, 1926

El obispo leproso es una obra basada en un pueblo real llamado Orihuela (Alicante). La historia se desarrolla en el pueblo imaginario de Oleza, en el que el obispo de la compañía de los jesuitas, padece lepra.

En general la historia sucede en torno a Pablo (hijo de Don Álvaro y Paulina), se cuenta su historia, crecimiento y romance con María Fulgencia. Finalmente el bispo fallece a causa de su enfermedad y el libro acaba con la marcha de ciertos personajes en el recién inaugurado ferrocarril.

 

Nuestro padre San Daniel

 

 MIRÓ, Gabriel. Nuestro padre San Daniel. Madrid: Biblioteca Nueva, 1921

En Nuestro Padre San Daniel, primera parte de dos novelas, Gabriel Miró recrea la Orihuela de su infancia y la España de su tiempo convocando a la vida a Oleza.

Miró nos presenta un fanatismo inculto y una fe mágica hacia el patrono San Daniel.. Esta novela discute la España de su tiempo, a la vez que retrata con mucha fidelidad la provincia levantina. Se trata de una nación deprimida que todavía no se repone de la pérdida de las últimas posesiones en ultramar, de estabilidad política tirante y pugna constante entre la conservación de una fe barroca y la ilustración con sus consecuencias liberales.

 

El libro de sigüenza

MIRÓ, Gabriel. Libro de Sigüenza. Madrid: 1917

En “Libro de Sigüenza” cuyo protagonista es Sigüenza, la realidad y los hechos biográficos del autor están sometidos.

Miró, pues, incluye su vida no por mostrar su intimidad, por contar su autobiografía, sino para usarla en beneficio del arte. Sigüenza, como en el Quijote, hace metaliteratura, hasta el punto de que remite a otras obras del mismo autor, al menos por referencias indirectas. Sigüenza, personaje de ficción, distinto de Miró, es de quien Miró se vale para ejercer la función de crítico, el crítico que juzga el mundo.

 

 

El abuelo del rey

MIRÓ, Gabriel. El abuelo del rey. Barcelona: Editorial Ibérica, J. Pugués, 1915

Esta obra relata la vida de una familia a través de tres generaciones, en la ciudad levantina de Serosca. Existe una mezcla perfecta de la ironía y el sentimiento.

 Alrededor de los personajes se va tejiendo una leyenda que hace de estos hombres, héroes que se atrevieron desafiar las leyes familiares para ser dueños de su propio destino.

 

 

Las cerezas del cementerio

 

MIRÓ, Gabriel. Las cerezas del cementerio. Barcelona: Domenech, 1910

.“Las Cerezas del Cementerio” relata los amores del joven estudiante. de ingeniería Félix Valdivia con Beatriz, una mujer madura casada infelizmente con un naviero inglés de fortuna.

La acción se desarrolla en la costa valenciana de principios del siglo XX, una sociedad anquilosada por las más viejas tradiciones. Diversos personajes episódicos arropan una trama cargada de interés en la que coexisten situaciones de dramatismo con otras llenas de poesía y magia.

 

La novela de mi amigo

MIRÓ, Gabriel. El abuelo del rey. Barcelona: Editorial Ibérica, J. Pugués, 1915.

La narración tiene cariz autobiográfico. Federico (personaje principal), rompiendo con su mundo autobiográfico, llega a considerarse parte de la ficción. Miró concede importancia a la lengua como expresión puramente verbal.

Cuando se compara la vida artística de Federico y la vida literaria de Miró se encuentra una semejanza asombrosa.
Miró quiere romper con la tradición realista decimonónica, y es consciente de que este rompimiento provocará una crítica negativa. La novela de mi amigo se considera sólo como un paso adelante hacia la metaficción contemporánea.

 

 

 

Nómada, 1908

MIRÓ, Gabriel. Nómada.  Madrid: Biblioteca Nacional, 1938.

En Nómada, Gabriel Miró rompe con la estructura establecida hasta ahora, y comienza la novela en in media res, nos encontramos ante un salto en el tiempo que altera el trascurso de la novela. Los hechos del relato se suceden de manera casual y están poco contextualizados. Por otro lado, la elipsis mironiana es utilizada para ocultar el motivo estructural picaresco de la novela.

Resumen de la obra:

Nómada es una novela escrita en tercera persona en la cual. La novela está ambientada en el mundo rural. En este lugar, se  encuentra el protagonista, un hidalgo decadente, llamado Don Diego alcalde de Jijona que se queda sin mujer e hija a consecuencia de una epidemia.

Tras esto el protagonista cae en la lujuria, y el despilfarro del dinero. Don Diego inicia una huida en la que recorre lugares por Españas y de Francia pero finalmente regresa. En un principio Don Diego tiene un desbordante anhelo de vida, esto se ve al principio de la obra, pero cuando es vencido al final de la obra exclama “A mí me da igual todo”.

Del vivir, 1904

 

MIRÓ, Gabriel. Del vivir. Madrid: Biblioteca Nueva, 1943.

Del vivir, es la primera obra que el propio autor reconoce como suya, tras renunciar a sus dos obras anteriores, Hilván de escenas y La mujer de Ojeda. Del vivir carece de trama argumental, se aparta de la convección novelística, es decir, nos encontramos con la ausencia de fábulas. Todo esto guiará a Miró  a hallar su estilo personal en la forma de escribir.

Resumen:

Es un libro directo y espontáneo, es una crónica viajera. En esta obra aparece por primera vez el personaje de Sigüenza,  que viaja a Parcent  pueblo cercano a Alicante,  para informarse del foco de leprosos del lugar. Durante diez capítulos narra lo que el protagonista

ve, oye y siente durante los seis días que se encuentra en el pueblo.  Pasados esos días marcha y regresa al año siguiente, y narra las diferencias ocurridas en el pueblo, como la construcción de una leprosería. En resumen se trata de una obra escrita para narrar una excursión
.

Hilván de escenas, 1903.

MIRÓ, Gabriel. Hilván de escenas. Alicante, 1908

En la novela de Hilván de escenas podemos ver como Miró plasma en su obra la política de su época. En la novela encontramos la presencia de la oligarquía relacionada con dos partidos políticos coetáneos a cuando escribe la obra. Hilván de escenas corre la misma suerte que La mujer de Ojeda, finalmente es repudiada por Miró por su baja calidad literaria.

Resumen:

Esta obra es anticaciquista y anticlerical. Trata de un amor imposible entre Pedro Luis, un médico y Carmen, sobrina de un cacique. Su matrimonio se rompe cuando doña Trinidad descubre que

Pedro Luis es huérfano. Doña Trinidad desciende de carlistas y es dueña de la comarca. En el lugar donde transcurre la obra nos encontramos con una población analfabeta y hambrienta, Pedro Luis percibe la causa, las rivalidades políticas.

La mujer de Ojeda, 1901

MIRÓ, Gabriel. La mujer de Ojeda. Alicante, 1901

La mujer de Ojeda es considerada por Miró una obra literaria de poca calidad, lo que hace que la repudie. Esta obra no es sólo un ensayo narrativo si no  también es un primer desahogo literario de la juventud de Miró. Podemos ver la gran sensibilidad del autor con los temas del amor y la amistad, incluyendo también el cariño por el paisaje. En definitiva, La mujer de Ojeda es el comienzo de la técnica mironiana

Resumen de la obra:

Este libro consta de tres partes, la primera está formada por veinte cartas  escritas alrededor de cuatro meses y todas ellas destinadas a su buen amigo Andrés el cual le cuenta noticias desde su aldea natal, Majuelos. En esta parte Osorio reconoce su enamoramiento por Clara, mujer de Tomás de Ojeda. Clara termina siendo viuda. En la segunda parte ofrece directamente al lector la continuación de sus hechos. La viuda de Ojeda siente inclinación hacia Andrés lo que provocará los celos de Osorio y romperá la amistad con Andrés. La tercera parte del libro, conclusiones se centra en poner a prueba el amor de ambos, introduciendo un tercer personaje, el criado que viola a Clara. La reacción de Andrés duda de su palabra, y Osorio por su parte en un ataque de locura y declara su amor a Clara. Ella reconoce que había sido una estrategia para observar sus reacciones. Finalmente Osorio queda esperanzado por como se despide cariñosamente Clara.