Galileo Galieli y la astronomía

Si tenemos que destacar algun campo de la ciencia, donde Galileo Galilei brillara de especial manera, este no sería otro que la Astronomía. Así que hoy hablaremos de las aportaciones de Galileo en este campo.

Ya nombramos con anterioridad, que Galileo Galilei perfecciono el telescopio, sin duda parte fundamental de todos sus descubrimientos en este campo, y que le llevo a confirmar la teoría heliocéntrica expuesta por Copérnico.

- En primer lugar, aplicando su metodo de estudio, rechazo las ideas de Artistoteles (pese a que en la época, era el cientifico con mayor repercusión en la sociedad) en su teoria de mundo sublunar (la Tierra y todo lo comprendido entre el planeta y la Luna; un mundo imperfecto y cambiante) y traslunar (la Luna y más allá; un espacio con formas geométricas perfectas y movimientos regulares)

- Además gracias al telescopio, pudo observar las montañas y valles de la luna, por lo que pudo demostrar que la superficie lunar no era llana, tal como afirmaban los aristotélicos.

- Pudo observar los 4 satelites de Jupiter los llamados “astros mediceos” y comprobar que giraban en torno a Jupiter, y no alrededor de la tierra como se creía y se formulaba en la epoca, que todos los astros giraban alrededor de la tierra.

Los 4 satélites de Júpiter

- En la linea de confirmar su teoría de que el mundo traslunar si que era cambiante, confirmo la existencia de las manchas solares, el sol estaba en continuo cambio, contrario a las ideas aristotélicas.

- Pudo observar la Via Lactea y afirmar que era un conjunto de estrellas.

- Descubrió el anillo de Saturno, pero la aun baja calidad del telescopio, le llevo a creer que eran satélites.

- Descubrió las fases de Venus y de Marte, solo aceptadas si se daba como ciertas las teorías de Copérnico.

La mayoría de estsos descubrimientos, los hizo Galileo Galilei en el observatorio astronómico de Padova, “La Specola” lugar que aun se conserva en padova, y que con solo observarla desde fuera se puede notar el aire a ciencia que respira todo lo procedente a Galileo Galilei.

La specola, observatorio astronómico de Padova, actualmente sede del departamento de Astronomía de la universaidad de Padova

Las observaciones que, con el telescopio, realizó Galileo aportaron las pruebas más fuertes en favor del heliocentrismo, que pueden ser enumeradas del siguiente modo:

- Las fases de Venus, unidas a su variación de tamaño, son sólo compatibles con el hecho de que, gire alrededor del Sol, ya que presenta su menor tamaño cuando se encuentra en fase llena y el mayor, cuando se encuentra en la nueva; es decir, cuando está entre el Sol y la Tierra, El hecho de que, sin la ayuda del telescopio, no se apreciaran las necesarias variaciones de luminosidad de Venus, si se quería que éste girase en torno al Sol, se explicaba entonces claramente también por la disminución de la superficie iluminada visible desde la Tierra cuando el planeta está más próximo a ella. Además, por sus fases, Venus resultaba ser, lo mismo que la Luna, un cuerpo obscuro.

- El descubrimiento de las montañas de la Luna, la hacían similar a la Tierra.

- Los satélites de Júpiter suponían que la Tierra no sería el único caso de cuerpo girando alrededor del Sol, sobre el que, a su vez, gira otro. Estos tres puntos implicaban que, al margen de las estrellas y cometas, todos los cuerpos del Universo, excepto el propio Sol, eran semejantes entre sí.

- El menor tamaño angular de las estrellas evitaba los inconvenientes de Tycho al modelo de Copérnico en el sentido dé que si la esfera de las estrellas fijas se hacía suficientemente grande para que no fueran apreciables efectos de paralaje por el movimiento orbital terrestre, las estrellas deberían ser enormes.

Vemos, en definitiva que las pruebas en favor del heliocentrismo aportadas por Galileo son de carácter fundamentalmente empírico y en absoluto basadas en elucubraciones simplemente mentales. Es cierto que Galileo, como Copérnico,. Tycho o Kepler, es un platónico. Pero en el sentido, de que para él, lo mismo que para los otros tres, el Universo ha de poder ser explicado mediante los números, pero Galileo no elucubra sobre si la naturaleza cristalina o no de la Luna existen las montañas porque él (o cualquier otro, con ayuda del un telescopio) puede observarlas. No elucubra sobre si Venus debe moverse o no alrededor de la Tierra. Sencillamente, verifica con sus propios ojos, que gira alrededor del Sol.

Todo esto le llevo a continuas discusiones con los teóricos eclesiásticos, hasta su persecución por la inquisición, tema que abordaremos en el siguiente post.


This entry was posted in ciencia, Descubrimientos, Investigaciones, Padova. Bookmark the permalink.