septiembre 2007
L M X J V S D
    oct »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Archivos

Darwin y la herencia adquirida de los caracteres

Habitualmente, se relaciona Darwin con la enunciación de la primera teoría de la evolución y la refutación de la herencia adquirida de los caracteres de Lamarck. Sin embargo, ésto es falso.

La evolución es el proceso por el cual los organismos van cambiando a lo largo de las generaciones. Los organismos que viven en la actualidad difieren enormemente de los que vivieron hace, digamos, treinta millones de años, a pesar de ser sus descendientes. ¿Cuál es la fuerza que dirige este proceso evolutivo?

Lamarck, el primer pensador que propone una teoría completa de la evolución, enuncia que el ambiente modifica a los individuos, y que estas modificaciones son las que se transmiten a la descendencia para generar la evolución. Es decir, el ambiente es el que dirige la evolución. Los ambientes positivos, los que favorecen al individuo, son los que afectan al individuo y a su descendencia. Podemos emplear el clásico ejemplo del alargamiento del cuello de las jirafas. El ambiente, es decir, los árboles altos, es capaz de hacer que el cuello de las jirafas vaya aumentando con el paso de las generaciones. Si una jirafa alarga mucho el cuello, su cuello crecerá, y éste carácter se transmite a su descendencia. Lamarck necesitaba que los caracteres adquiridos se heredaran para explicar su teoría de la evolución.

Darwin propone que la fuerza evolutiva no es positiva, sino negativa: la selección natural. Las jirafas que no tienen el cuello suficientemente largo no podrán alimentarse, o se alimentarán mal. Su descendencia no estará sana, o será menos numerosa, ya que no podrá alimentar correctamente a sus crías. Probablemente perecerán. Pero Darwin no conoce la Genética moderna. Publica en 1859 El origen de las especies, y en ese tiempo Mendel todavía está experimentando con sus guisantes. ¿Cómo explica Darwin la herencia biológica entonces? Si una jirafa tiene el cuello más largo, se podrá alimentar mejor, y su descendencia será sana y sobrevivirá. Pero, ¿cómo hereda sus crías ese cuello tan largo?

Darwin recurre a una antigua teoría, que el bautiza pangénesis, que supone la herencia de los caracteres adquiridos, aunque sean seleccionados. La presenta en su libro The Variation of Animals and Plants under Domestication (1868), tres años después de la publicación de los trabajos de Mendel. Sin embargo, Sir Charles morirá sin conocerlos, ya que éstos pasaron inadvertidos para la comunidad científica hasta su redescubrimiento en 1900.

La pangénesis nos cuenta que las diferentes partes del cuerpo producen gémulas, que contienen sus características, y se recogen en las gónadas. Los gametos, de esta forma, reciben la información de los órganos y extremidades, y la transmiten así a la descendencia. Darwin necesitaba explicar la herencia para completar su teoría de la evolución.

La evolución, con la selección natural como motor principal, es ahora un hecho científico irrefutable. Pero necesitó de la Genética para fundar el neodarwinismo, que efectivamente destierra la herencia adquirida de los caracteres. Darwin, en su teoría de la herencia, se equivocó.

3 comments to Darwin y la herencia adquirida de los caracteres

  • fernando trujillo

    pienzo que lamarck tenia razon al decir que el ambiente es el que va transformando al individuo.

  • Anónimo

    el que tiene la razon es darwin ya que los caracteres adquiridos (segun lamarck)
    se heredan, pero no es asi porque no esta en la informacion genetica, entonces no se posibilita la herencia de estos.

  • carlos alejandro villca

    y0000000 creoo que darwin tiene razon o me eqivoco

Leave a Reply

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>