Si la vida es una metáfora, póngame dos

Las glorietas NO son rotondas.

22 octubre, 2012 by hhector | 0 comments

Sí señores, ratificado queda aunque muchas personas digan lo contrario y lo hagan notar día a día en nuestras calles. Las glorietas son esas plazas partidas, en las que se puede tanto cambiar de sentido, continuar la marcha por los sentidos principales o ir a una calle situada en el otro lado (o en el mismo) de la intersección por las calles secundarias, de las cuales me cuestiono, ¿tienen preferencia aquellos vehículos que circulan por ellas? La respuesta es no, al contrario que en las rotondas, plazas que todos conocemos y que nos han hecho dudar en este caso.
En las glorietas, salvo señal que lo indique, los coches que circulen por vías auxiliares y continúen por ellas deberán ceder el paso a aquellos que entren respetando la norma general de prioridad, es decir, ceder el paso a los conductores de la derecha. Yo como aprendiz de conductor sin L, he tenido casos en los que no he cedido el paso a los entrantes (el coche sí, gracias a la inestimable ayuda de mi profesor), pero he visto casos reales en los que uno se ha puesto a insultar a otro (norma poco ética dicha por el examinador) no teniendo razón, ya que debía ceder el paso. Veamos un ejemplo gráfico de ésto.

Glorieta Vicente Mójica, San Blas, Alicante, entrada en la que vemos que podría ser una rotonda, pero, jeje, no lo es, por tanto, aquellos que vienen de la calle de la derecha tendrán prioridad sobre aquellos que, viniendo de una calle más importante, tienen que pararse.
Ante glorietas con problemas como éste, la solución sería la indicación, o de cede el paso, o de vía sin prioridad, una señal poco utilizada en nuestro país, o las marcas viales, que un poco de pintura es más barata que un poste, pero queda mejor la señal. Con este método nos evitaríamos incidentes tales como accidentes, insultos o peleas tontas.