iDESWEB

Introducción al desarrollo web, primer curso MOOC sobre desarrollo web en español

iDESWEB - Introducción al desarrollo web, primer curso MOOC sobre desarrollo web en español

Historia de la Web: su nacimiento (1)

Historia de la Web: su nacimiento (1):

Transcripción:

Hola, soy Sergio Luján Mora, profesor de informática de la Universidad de Alicante, y en este vídeo te voy a presentar algunos recursos que te van a ayudar a conocer los personajes y los hechos más importantes de la reciente historia de la Web.

Antes de empezar, me gustaría recordarte algunos de los sitios web en los que puedes encontrar más información sobre mí y sobre mi trabajo, y dos formas de contactar conmigo, a través de mi correo electrónico sergio.lujan@ua.es y a través de mi cuenta en Twitter @sergiolujanmora.

¿Sabes cuándo nació la World Wide Web? ¿Sabrías decirme quién inventó la Web?

Tim Berners-Lee es considerado el padre de la Web.

¿Y por qué Tim Berners-Lee es considerado el padre de la Web? Tim Berners-Lee desarrolló las tres tecnologías fundamentales de la Web:

HTML, HyperText Markup Language, el lenguaje de marcado o etiquetado que se emplea para crear, para escribir, los documentos o páginas web.

URL, Uniform Resource Locator, el localizador de recursos uniforme, el sistema de localización o direccionamiento de los documentos web.

Y HTTP, HyperText Transfer Protocol, el protocolo o lenguaje con el que se comunican el navegador y el servidor web y que se emplea para transmitir los documentos web por Internet.

De estas tres tecnologías, la que más nos interesa y que vamos a estudiar con detalle en este curso es HTML. No obstante, también necesitas poseer unas nociones mínimas de URL y HTTP, así que, si no sabes que es URL y HTTP, te aconsejo que busques algo de información sobre ello en la Web, por ejemplo, en la Wikipedia.

Antes de continuar, me gustaría dejar bien claro, por si no lo sabías, que Internet y la Web son dos cosas distintas.

Internet es la conexión de múltiples redes de ordenadores. Sobre esas redes de ordenadores se ejecutan múltiples servicios, como el correo electrónico, la transmisión de ficheros o el chat. La Web es un servicio más, el más popular.

Sin embargo, no todo el mundo lo tiene muy claro, y es muy normal que a Tim Berners-Lee le llamen “el inventor o el creador de Internet”, como en el caso de un canal de televisión de los Estados Unidos llamado PBS.

Pero también ocurre al revés, y por ejemplo a Vint Cerf, que sí que es uno de los padres de Internet, a veces ha sido confundido como el padre de la Web, como podemos ver en esta entrevista que le realizaron en la emisora Radio Nacional de España. Para estos periodistas, Vinton Cerf unas veces era el padre de Internet y otras el padre de la Web.

Volviendo a la historia de la Web, noviembre de 1990 se suele fijar como el nacimiento de la Web: Tim Berners-Lee publicó su primer sitio web y realizó la primera conexión desde un navegador mientras trabaja en el CERN, el laboratorio europeo de investigación en física de partículas.

Pero antes de ello tuvieron que ocurrir algunas cosas más que te voy a contar a continuación en este vídeo.

Un resumen de lo que te voy a contar lo puedes encontrar en mi libro “Programación de aplicaciones web: historia, principios básicos y clientes web”, que lo puedes descargar de forma gratuita en formato PDF desde esta dirección. Lo escribí en el año 2002, pero la historia de la Web no ha cambiado, así que lo que te cuento en este libro sigue siendo totalmente válido. Lo que sí que puede ser es que contenga algún error. Si encuentras alguno, escríbeme y me lo cuentas, te lo agradeceré.

En mi libro, de la página 15 a la 24, encontrarás una sección dedicada a la historia de la Web.

Muchos autores suelen citar a Vannevar Bush, un visionario para su época, como uno de los antecedentes de la Web. Ingeniero e inventor, durante la Segunda Guerra Mundial fue administrador del proyecto Manhattan que desarrolló las dos primeras bombas nucleares.

En julio de 1945, Vannevar Bush publicó el artículo “As We May Think” en The Atlantic Monthly sobre un dispositivo fotoeléctrico y mecánico, llamado memex, capaz de crear y seguir enlaces entre distintos documentos almacenados en microfichas (en definitiva, un sistema muy parecido a lo que hoy conocemos como hipertexto).

Este artículo lo podemos encontrar en la Web traducido al castellano con el título “Cómo podríamos pensar”.

En su artículo, Vannevar Bush nos dice:
Tomemos en consideración un aparato futuro de uso individual que es una especie de archivo privado mecanizado y biblioteca. Como necesita un nombre, y por establecer uno al azar, podríamos denominarlo “memex”. Un memex es un aparato en el que una persona almacena todos sus libros, archivos y comunicaciones, y que está mecanizado de modo que puede consultarse con una gran velocidad y flexibilidad. En realidad, constituye un suplemento ampliado e íntimo de su memoria.

Y más adelante escribe:

Todo lo que acabo de describir es bastante convencional, teniendo en cuenta que se trata de una proyección en el futuro de los mecanismos y artilugios varios de que disponemos hoy en día. No obstante, representa un paso inmediato hacia la indización o archivado de tipo asociativo, cuya idea básica consiste en posibilitar que cada uno de los elementos pueda seleccionar o llamar, según nuestra voluntad, a otro elemento de una manera inmediata y automática. Esta constituye la característica esencial del memex; el proceso de enlazar dos elementos distintos entre sí es lo que le otorga su verdadera importancia.

El siguiente personaje importante es Ted Nelson, que acuñó los términos hipertexto e hipermedia en el año 1965.

Ted Nelson también es famoso por el Proyecto Xanadú, un revolucionario sistema de hipertexto mucho mejor que la actual Web, pero que nunca ha visto la luz.

Para no alargarlo más, volvamos a Tim Berners-Lee, el padre de la Web, y al CERN.

El CERN es el laboratorio en el que hace poco se detectaron unas partículas, los neutrinos, que parecía que se movían más rápido que la luz, violando así los principios básicos de la física actual, pero que al final se descubrió que todo había sido un error debido a un cable mal conectado.

¿Y por qué nació la Web en el CERN? Se podía pensar que fue una casualidad, pero no es así.

En el CERN trabajaban y siguen trabajando miles de científicos provenientes de todo el mundo.

Estos científicos generaban miles de informes, documentos, diseños y resultados que estaban distribuidos por todo el mundo.

Desgraciadamente, todos estos científicos tenían un grave problema para compartir toda la información que generaban, ya que se encontraba distribuida en miles de ordenadores de los que hacía falta conocer su dirección IP, su protocolo de comunicación, el nombre de usuario y contraseña y la aplicación cliente específica para realizar la conexión.

Y aquí es donde aparece Tim Berners-Lee, que trabajaba en el CERN como ingeniero de software.

En 1980 Tim Berners-Lee ya soñaba con un sistema de hipertexto que acabaría siendo la actual Web y desarrolló un sistema denominado ENQUIRE, un sistema de hipertexto para almacenar información. Aquí tenemos unas imágenes del manual original de octubre de 1980.

Desgraciadamente, el sistema era un poco complejo de usar y su uso no prosperó.

Tim Berners-Lee siguió trabajando en la idea de desarrollar un sistema de hipertexto fácil de usar, y en marzo de 1989, escribió su propuesta ”Information Management: A proposal”.

En el resumen podemos leer el objetivo de su propuesta:

Esta propuesta se refiere a la gestión de la información general sobre aceleradores y experimentos en el CERN. Se analizan los problemas de pérdida de información sobre los sistemas de evolución compleja y elabora una solución basada en un sistema de hipertexto distribuido.

Sorprende lo que escribió Mike Sendall el jefe de Tim Berners-Lee después de leer esta propuesta: “Impreciso pero interesante”. Un poco más y nos quedamos sin la Web.

En esta dirección podemos encontrar una copia en formato HTML de la propuesta original. Tim Berners-Lee inicialmente no le puso un nombre a su propuesta, pero al poco tiempo lo llamó “Mesh”, que en castellano significa “malla”.

Después en 1990, cuando comenzó a programar el sistema, le cambió el nombre, primero a “WorldWideWeb” todo junto y finalmente el actual “World Wide Web”.

Recordemos que el objetivo que se buscaba era que los miles de científicos que trabajaban en el CERN pudieran compartir toda la información que generaban. Para ello, Tim Berners-Lee tuvo que crear un formato para escribir los documentos, el lenguaje de marcado HTML.

Desarrollar un método para representar los enlaces entre los documentos, el localizador de recursos uniforme o URL.

Así como definir un protocolo de red para transmitir los documentos de un ordenador a otro, el protocolo HTTP.

En noviembre de 1990, que se suele fijar como el nacimiento de la Web, Tim Berners-Lee publicó su primer sitio web y realizó la primera conexión desde un navegador mientras trabaja en el CERN.

Esta es la dirección de la primera página web que se publicó, una página web dedica a explicar su invento.

Hoy en día la primera página web ya no existe, se perdió, pero podemos encontrar esta página web de homenaje en la que se nos indica que aquí estuvo el primer servidor web de la historia y también podemos encontrar un enlace a una copia de esa primera página, no la primera, sino una versión posterior del año 1992.

Te recomiendo que veas este pequeño fragmento de vídeo de menos de un minuto en el que Tim Berners-Lee recuerda cómo fueron los primeros momentos del nacimiento de la Web. Como puedes suponer, no hubo ni flashes, ni música, ni miles de llamadas de teléfono de felicitación, ni grandes titulares en los periódicos, su nacimiento pasó bastante desapercibido.

Con esto finaliza la primera parte del vídeo sobre la historia de la Web. Ahora te invito a ver la segunda parte.

Recuerda que este vídeo forma parte del curso “Introducción al desarrollo web” que está disponible en la dirección idesweb.es.

Categoría: Sin categoría
  • juan comentó:

    menuda porqueria tio, una perdida de tiempo deberias pagarme por el tiempo que perdi leyendo esta mierda.
    saludos.

  • Sergio Luján Mora comentó:

    Seguro que puedes hacer algo que no sea mejor que nuestra mierda. Por favor, crea tu versión mejorada, nos la mandas y la compartirmos con el resto de personas.

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*