iDESWEB

Introducción al desarrollo web, primer curso MOOC sobre desarrollo web en español

iDESWEB - Introducción al desarrollo web, primer curso MOOC sobre desarrollo web en español

Introducción al posicionamiento (SEO): conceptos básicos

Un nuevo vídeo de iDESWEB que se ofrecerá a través de la iniciativa Actívate patrocinada por Google.

Transcripción:

Hola, soy Olga Carreras, consultora en experiencia de usuario y autora del blog “Usable y accesible”. En este vídeo os voy a explicar qué es SEO y por qué es importante para vuestros desarrollos web.

Realicemos una búsqueda en Google, vamos a buscar por ejemplo “hoteles”.

La página de resultados que muestra un buscador tras realizar una búsqueda se denomina SERP. En una SERP podemos distinguir dos tipos de resultados.

Los resultados naturales u orgánicos, en la parte central de la página, que son los que están basados en el algoritmo que aplica el buscador, de manera objetiva, para determinar que resultados son más relevantes para esa búsqueda concreta, por tanto no puede comprarse aparecer o no en los resultados orgánicos, o aparecer en una u otra posición.

El segundo tipo de resultados son los resultados patrocinados, anuncios publicitarios de pago, comprados mediante Google Adwords, situados encima y a la derecha de los resultados orgánicos.

SEO, “Optimización para Motores de Búsqueda” o más común en español “Posicionamiento en buscadores” o “Posicionamiento orgánico”, es el conjunto de técnicas para mejorar la visibilidad de un sitio web en los resultados de búsqueda orgánicos de los diferentes buscadores.

El objetivo principal es aparecer en las primeras posiciones para determinados términos de búsqueda o palabras clave.

Por el contrario, la disciplina que se encarga de la contratación, gestión y análisis de los enlaces patrocinados en los buscadores se denomina SEM o “Marketing en Buscadores”.

A menudo hablamos de posicionamiento en buscadores como sinónimo de posicionamiento en Google, puesto que es el buscador más usado en el mundo.

En España es el buscador que utiliza más del 90% de los usuarios, pero no hay que olvidar que este porcentaje de uso es diferente según el país, por ejemplo vemos que es menor en Estados Unidos y que hay países, como por ejemplo China, en los cuales Google no es el buscador más usado.

¿Por qué es importante aparecer en las primeras posiciones de los resultados orgánicos del buscador?

Porque mejorar el posicionamiento orgánico de una página web, para una búsqueda determinada, aumenta las probabilidades de que esa página sea visitada por el usuario que está realizado esa búsqueda concreta, es decir, hay más probabilidades de que haga clic en nuestro resultado. Esto supone más visitas al sitio web, que podría traducirse por ejemplo en más ventas si hablamos de un ecommerce o de más alumnos inscritos si hablamos de una universidad.

Numerosos estudios de eye-tracking han demostrado que la mirada del usuario se concentra en los tres primeros resultados orgánicos de la SERP, un área denominada “triángulo dorado”. Y a medida que nos alejamos de estos primeros puestos el porcentaje de clics, como vemos, cae drásticamente.

El porcentaje de clics cae más aun cuando nos alejamos de la primera página de resultados.

En términos generales, porque como se observa en la gráfica, el primer resultado de la segunda página genera más visitas que el último resultado de la primera página. Es decir, aparecer en la posición 11 es mejor que aparecer en la posición 10.

También hay estudios sobre cómo influye cada uno de los elementos de un resultado de búsqueda en la decisión de discriminarlos y seleccionar uno u otro resultado.

En los resultados orgánicos, los usuarios se fijan casi la mitad del tiempo (el 44% del tiempo) en el snippet, que es la descripción de la página o fragmento de texto con la información más cercana a las palabras de la consulta.

Seguido del título, con un 39% del tiempo y por último se fijan en la URL, con un 17% del tiempo.

Aunque los porcentajes varían en función del tipo de búsqueda, como se puede consultar en el estudio que se cita en pantalla.

Pero ¿cómo funciona Google? ¿En qué se basa para determinar la relevancia de nuestra web respecto a la búsqueda que se ha realizado?

El robot de búsqueda de Google (Googlebot) rastrea contenido en Internet de forma continua y automática para el índice de Google, siguiendo los enlaces de las páginas e indexando de esta manera miles de millones de páginas que se almacenan en miles de máquinas. Es en este índice donde realmente realizamos nuestras búsquedas. Cuando se realiza una búsqueda en Google, no se busca en la Web, sino en el índice que Google hace de toda la Web, o al menos de la parte a la que puede acceder.

El algoritmo que aplica Google para determinar la relevancia de nuestra página para unos términos de búsqueda concretos, y en base al cual posicionar nuestra página en los resultados de búsqueda, es modificado con frecuencia y son más de 200 factores los que se tienen en cuenta.

El algoritmo de Google no se conoce con exactitud, pero sí muchos factores que influyen, como por ejemplo: el número, autoridad o temática de las páginas que enlazan con la nuestra, la velocidad de carga del sitio o que otorga prioridad a las páginas con contenido propio, actualizado y de interés para los visitantes.

Puedes consultar una recopilación de factores hecha en base a cientos de fuentes en la infografía que se cita en pantalla.

Las técnicas SEO para mejorar el posicionamiento de las páginas se centran por tanto en dos objetivos básicos.

Primero facilitar el rastreo y la indexación de las páginas de nuestro sitio por parte de los robots de los buscadores, y que esta se realice por determinadas palabras clave.

Y la segunda conseguir que Google considere nuestra página relevante para determinadas búsquedas.

Por tanto, una de las primeras cosas que debes plantearte desde el inicio es por qué palabras claves quieres posicionar tus páginas.

Google también puede penalizar un sitio web si considera que está empleando técnicas poco lícitas para mejorar su posicionamiento, lo que se denomina “black hat SEO” por contraposición a las buenas prácticas “white hat SEO”.

La mejor manera de mejorar el posicionamiento orgánico de nuestras páginas, que estas no sean penalizadas y que las variaciones en el algoritmo de Google no nos afecten, es seguir una serie de buenas prácticas.

Vamos a tratar estas buenas prácticas para mejorar el posicionamiento orgánico de vuestras páginas en la segunda parte de este vídeo que os invito a ver a continuación.

Ya para terminar, estas son las direcciones de mi blog, de mi web y de mi cuenta de Twitter. En ellas puedes encontrar información sobre mí y sobre mi trabajo, así como artículos relacionados.

Recuerda que este vídeo forma parte del curso “Introducción al desarrollo web” que está disponible en la dirección idesweb.es

Muchas gracias por tu atención.

Categoría: Sin categoría

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*