Consejos para proteger a nuestro perro del calor

Con la llegada del buen tiempo, comenzamos a preparar nuevas ropas que nos hagan adaptarnos a las temperaturas y utilizamos cosméticos específicos que nos ayuden a protegernos del sol. Pero, no solo somos los humanos los que necesitamos una atención especial en momentos señalados. Hay que tener en cuenta a nuestras mascotas, esos seres sensibles que necesitan un especial cuidado para no sufrir daños. Entre los factores más importantes que debemos evitar que lleguen a la salud de nuestro perro están, por ejemplo, los golpes de calor y la deshidratación. Ellos cuentan con una estructura diferente a la nuestra ya que su capacidad de sudoración varía y resulta más complicada regular su temperatura corporal. Para que esto no ocurra y tu mascota siga disfrutando de una buena salud, lee los siguientes consejos:

Evita las horas de más calor para salir a pasear con tu perro

Parece obvio, pero es un dato a tener en cuenta. Aunque nos pida salir al mediodía –aproximadamente de 11h a 16h-, nuestra responsabilidad es protegerlo. En caso de tener que recurrir a ello, paséalo siempre por la sombra.

No dejes a tu mascota en lugares cerrados

Por ejemplo, un coche. Da igual el tiempo que creas que estará y aunque parezca poco. Las temperaturas dentro de un coche son tan altas que llegan a equivaler a las de un horno.

Mantén agua siempre a su alcance

Vigílala que esté fría y limpia. Para que no sufra una deshidratación, él puede recurrir a beber cuando lo necesite y crea.

Refresca a tu mascota

Mójale la cabeza y cuello si sientes que está pasando mucho calor. Esto le ayudará a regular la temperatura. Cada raza tiene unas características específicas en cuanto a su pelaje y piel, por ejemplo el Golden Retriever, y aquí puedes leer cómo saber de qué manera cuidarlo por cómo es.

En horas altas, ejercicio menor

Son animales que acuden al juego y ejercitan sus cuerpos, pero en los meses de más calor, hay que reducir las actividades a menor tiempo para evitar que sufran algunos sustos.

Si sales de viaje, controla que el coche esté bien ventilado

Que el transcurso sea cómodo. No hacines al perro con maletas a su alrededor, que no pueda moverse o tenga obstáculos que puedan agobiarle.

¿Qué hacer si mi perro ha sufrido un golpe de calor?

  • Mójalo con agua fría, pero no helada.
  • No le pongas una toalla mojada encima ya que impedirás la eliminación del calor. Alterna los momentos donde se la colocas y no, siempre controlándolo.
  • Retíralo de cualquier espacio donde haya sol o unas temperaturas muy calurosas: mételo en una habitación fresca o en un lugar que haga sombra.
  • Usa un ventilador para evacuar su calor.
  • Acude al veterinario.

Disfruta con tu mascota del buen tiempo en esta estación del año, ¡pero siempre con precaución!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *