PINOCHO (MCMXL)

Una manera de medir la calidad de una película infantil puede ser la capacidad para mantener a un niño embobado frente a la pantalla, en este caso de la TV. Pinocho lo ha conseguido como pocas. Se trata de la versión de 1940, rodada en Technicolor. La segunda película de WD, actualmente Factoría Disney. A pesar de ser una copia restaurada (2003), puede que la imagen (nítida y limpia) no tenga la calidad ni los efectos especiales de las últimas entregas pero el desarrollo del conocido argumento, los números musicales, el tratamiento del movimiento y, sobre todo, el realismo de todos los personajes,… hacen de este clásico un documento imprescindible para pequeños y mayores, más aún hoy día, cuando vivimos tiempos en los que priman valores conocidos por todos.

Después de intentar comprar esta edición en DVD del 2003, parece que ya está descatalogada. Hay rumores de un nuevo lanzamiento en edición platino para el 3 de marzo de 2009 (en USA).

A Streetcar Named Desire (1951)

Ambientada en una oscura y mugrienta New Orleans, nos muestra una sociedad también oscura y un poquito enferma. Vivien Leigh borda el delirio haciendo una interpretación sublime. En ocasiones parece una obra de teatro. Marlon Brando no te deja indiferente. Otra vez el sueño americano… Las palabras, junto con la educación, la familia, la sociedad y el alcohol, pueden llegar a causar la enfermedad. La censura ha dejado escenas muy mal dobladas al castellano, con voces que no… Otro motivo más para aprender inglés.

Dirigida por Elia Kazan (East of Eden,1955), Un Tranvía Llamado Deseo es interpretada por

· Vivien LeighBlanche DuBois

· Marlon BrandoStanley Kowalski

· Kim HunterStella Kowalski

· Karl Malden – Harold ‘Mitch’ Mitchell

Bad Day at Black Rock (1955)

Aunque no es ningún peliculón y es algo lenta, puede ser interesante, mezcla de western y cine negro. Los acontecimientos se desarrollan durante un día en un pueblo polvoriento en mitad de la nada. Un misterioso Spencer Tracy baja del Southern Pacific para cumplir un encargo. Los mismos habitantes reconocen que se trata de un pueblo sin moral, sometido a la ley del miedo. La solución pasa por descubrir qué le pasó a Komoko, un japonés trabajador y honrado, muerto hace cuatro años.

En España se conoce como CONSPIRACIÓN DE SILENCIO.

Buenas tomas del tren adentrándose en el alma de un país.

http://en.wikipedia.org/wiki/Bad_Day_at_Black_Rock

Nevenka

Por casualidad cae en mis manos el último premio Planeta 2007, El Mundo de Juan José Millás. Una autobiografía curiosa.

http://www.elpais.com/videos/narrativa/ganador/Premio/Planeta/Juan/Jose/Millas/lee/fragmento/obra/elpvid/20071109elpbabnar_2/Ves/

Por casualidad busco más libros de este autor y me encuentro con Hay algo que no es como me dicen. El caso de Nevenka Fernández contra la realidad (Santillana, Madrid, 2004). Casi me lo leo de una sentada. No había seguido la noticia, ya olvidada, de marzo de 2001. Ni había leído el reportaje de presentación de este mismo libro en EPS.

El paso del tiempo despierta mi interés en conocer no cómo termina esta historia, sino cómo empieza. Juan José Millas describe hechos. Cada uno los podrá interpretar como quiera.

Para mi es uno de los mejores documentos que he leído sobre el acoso moral. Sobre la pérdida de todo referente. Sobre las causas y las consecuencias, que también se entremezclan en la descripción del libro. Sobre el proceso de desestructuración, desrealización y despersonalización que sufre la víctima. Sobre la falta de apoyo social, familiar y laboral. Y sobre el desarrollo de los acontecimientos, que comienzan, o terminan, con un renacer en una ciudad perdida del norte de Europa.

El tiempo les juzgará. Pero lo peor de todo es que el causante de todo esto no tiene el más mínimo sentimiento de culpa ni de arrepentimiento. El macho dominante es el macho dominante. Y desde pequeñitos aprenden un papel que ejercen con absoluta normalidad y naturalidad, para ellos.

No creo que tengamos más noticias de Nevenka. Pero si lees esto, me gustaría hablar contigo. Sería bueno conocer qué hubieras cambiado en tu educación, si te hubiera gustado cambiar algo, para que un acosador no sea capaz de aniquilar a una mujer de esta manera. Es decir, para poder haber reaccionado a tiempo. Mucha suerte.