Después de cuatro años, en Orihuela, ya hay algo más típico que los almendrados, los mantecados o los mismos polvorones conocidos por todos. Estamos hablando del Cross nocturno urbano “Ciudad de Orihuela”, celebrado el día 25, es decir el primer día de Navidad.

Esta carrera organizada por la Policía Local del municipio vivió el domingo su 4ª edición, volviendo a tener aspectos comunes a los años anteriores como el gran ambiente en la carrera, el bonito recorrido y sobre todo la ilusión y el calor despertado por los que se mostraban como público “pasivo”. Un gran porcentaje de participantes tomaban la salida disfrazados, lo que daba a la cita un tono pintoresco y de risas (bien escuchadas por los que corríamos) que nada mal vienen para las fechas de Navidad y crisis que tenemos.

Esta IV edición es la segunda para mis amigos y para mí como participantes de la carrera, aunque ya antes la habíamos vivido desde fuera y por ello nos habíamos propuesto que eso no nos lo podíamos perder. El pasado año a nuestro disfraz le dimos un tono irónico ya que tras la dura noche de Noche Buena donde los renos tiraban de Papá Noel, al siguiente día, Rudolf, uno de los renos más conocidos, se revelaría contra su jefe, haciendo que varios “Papás Noeles”, tiraran de él, mientras que él avanzaba plácidamente en su trineo.

 

Menos currado que el año pasado (éste año nos limitamos a ir a los “chinos”, sin embargo año pasado al menos hicimos el trineo) nuestro disfraz era en un principio de hadas aunque para los espectadores pudiera ser de ángeles, balirnas, novias a la fuga, mariposas e incluso mariposones, etc. La foto del pódium está claro que fue de antes del comienzo de la carrera, no penséis que el nivel de la carrera es el nuestro…

El recorrido es de unos 7km. y bastante lleavadero, ya que casi en su totalidad es llano, a excepción de una cuesta en los primeros compases de la carrera y sobre todo la cuesta final de la subida a “El Seminario”. La llegada se situaba tras una subida de unos 800m. con cuestas de duras pendientes. Quizás sea precisamente esto, su final, lo que le da un encanto especial a la carrera, ya que para muchos supone todo un reto subir hasta allá arriba después de 6km. En las siguientes fotos podemos observar las caras de esfuerzo y sufrimiento a diferencia de las otras imágenes, ya que éstas se tratan de la última subida.

Como grupo amigo teníamos también al “Nacimiento de Belén” (unos “mataos” por cierto). Y también queríamos felicitar a los “Niños de San Ildefonso”, ya que ganaron el premio al mejor disfraz, desde nuestro de vista un premio muy merecido.

Además de felicitar a los campeones al disfraz grupal, felicitamos también a toda la gente que estuvo apoyando y animando desde el primer momento, al mejor disfraz individual, a todos los campeones de las diferentes categorías, al campeón de la carrera (con un tiempo de 19′), a los más veteranos, a los más niños…En definitiva, a todos y cada uno de los que dan color a las calles de Orihuela en este día de Navidad.

A modo de anécdota os dejo las clasificaciones  de nuestro grupo. Queríamos llegar los siete en el mismo tiempo pero finalmente fuimos entrando a nuestro ritmo.

El año pasado fuimos 5 y este año hemos sido los mismos más dos más, ¿cuántos seremos en 2012?Animaos!

 

PD: Aunque queremos tener un blog más serio con contenido científico no estamos reñidos con colgar noticias divulgativas e incluso “de cachondeo” como ésta.

Un saludo.

Jesús Aix.

Una Respuesta a “Cross nocturno urbano “Ciudad de Orihuela””
  1. Sergio Sellés says:

    Si señor!!! Gran noticia Aix, el año que viene te quiero bajando ese tiempo, aunque no está nada mal jajaja.

  2.