La pintura mural Maya

Escrito el 20 diciembre, 2011 por losmayasyl.
Categorías: Sin categoría.

El referirse a la pintura mural al maya remite a la necesidad de hacer una breve mención de lo que son el área y la cultura mayas, es decir, el medio geográfico que permitió un desarrollo cultural con fuertes rasgos de homogeneidad, pero, a la vez, con variantes locales generadas por condiciones ecológicas diversas o posiciones geográficas específicas.

Ocupando de la península de Yucatán en la República Mexicana en los actuales estados de Campeche, Yucatán y Quintana Roo, parte del Estado de Chiapas y en Centroamérica los países de Belice, Guatemala y Honduras, se extendió la cultura maya. Caracterizada por un lenguaje y escritura comunes, la práctica de cómputo del tiempo por la denominada Cuenta Larga, el conocimiento de una numeración que incluía el uso del cero, la llamada bóveda maya, además de un extraordinario refinamiento en las expresiones plásticas.

Esta vasta extensión de terreno tiene tres grandes tipos de medio ambiento.

El del norte de Yucatán, con un relieve plano, suelos calcáreos porosos que provocan la rápida absorción del agua y generan corrientes y ríos subterráneos, con largas estaciones secas y un bosque subtropical caducifolio bajo, con precipitación pluvial entre 700 y 1.200 mm anuales y temperatura media anual de más de 20. El de Petén, con un bosque tropical lluvioso perennifolio en tierras bajas cruzadas por ríos caudalosos o formando lagos en cuencas cerradas, con precipitación entre 1.800 y 2.600 mm anuales y temperatura anual de 24. En estas dos regiones hay una fauna variada constituida por mamíferos como el puma, el jaguar, el venado cola blanca, el tapir, el jabalí, armadillo, tazas. Ardillas, tlacuaches y monos. Hay grandes reptiles como cocodrilos y caimanes, boas, víboras venenosas e iguanas, entre otros. Las ave más comunes son los patos, perdices, codornices, guajolotes, quetzales, loros y guacamayos y los faisanes, más abundantes antaño que en la actualidad. Por último, las tierras altas de Guatemala y Chiapas, con planicies o pequeños valles a más de 1.000 m sobre el nivel del mar, según la topografía que generan las cadenas montañosas, donde se originan los sistemas fluviales de Río Grande de Chiapas, el Usumacinta y el Motagua. Con estación lloviosa de mayo a noviembre, inviernos secos y fríos, tiene bosques de árboles de hoja perennes como abetos, pinos o cipreses y otros caducifolios como el aguacate o el encino, y en las llanuras altas crecen pastizales. La fauna incluye mamíferos como el jaguar, el venado y otros menores. Entre las aves, la más importante fue el quetzal.