Escrito por losmayassz el 25 de enero, 2012

Acostumbrados a explicar el desarrollo de las culturas en funcion de los cambios tecnologicos experimentados en el transcurso de los siglos, las culturas mesoamericanas, y más concretamente la maya,escapan por completo a los patrones utilizados tradicionalmente en el Viejo Mundo, donde la variación en las técnicas y los materiales utilizados para la obtención de diferentes utiles ( piedra, bronce, hierro) supuso importantes cambios en su economía y su forma de vida. Los mayas, por el contrario,no modificaron sustancialmente su utillaje en el transcurso de los anos y, sin embargo,podemos, apreciar diferencias muy notables en sus realizaciones artísticas. La perfección técnica alcanzada durante el Período Clásico(300-1000 d.C)se consiguió gracias a los cambios políticos y ecónimicos introducidos durante el Período Preclásico ( 2000 a.C-300 d.C), que hicieron posible una organización social capaz de sostener una actividad artesanal muy especializada que respondiera a la creciente demanda de objetos suntuarios por parte de las elites gobernantes. Al amparo de los monarcas,los artesanos se agruparon en talleres y ensayaron la forma de trabajar ventajosamente los variados materiales que utilizaban, superando ingeniosamente la sencillez de los utensilios y la economia de medios.

Dentro de la tecnología debemos diferenciar dos ámbitos muy distintos: el trabajo cotidiano y la actividad artesanal. En el primero el aprendizaje estaba integrado en el propio proceso de socialización. Desde muy pequeños, los mayas aprendían a seleccionar los materiales idóneos para proporcionarse un utillaje apropiado a sus actividades cotidianas. Se trabajaba el sílex, la obsidiana, el granito, la cuarcita, la madera, el hueso, etc., y de ellos se obtenía todo tipo de armas ofensivas y defensivas, así cono perforadores, buriles, piedras de moler, martillos y una larga lista, capaz de asegurar sus necesidades básicas. La actividad artesanal, acogida bajo el mecenazgo cortesano, requería, por el contrario, una perfección técnica que sólo fue posible tras siglos de experimentación y muchas generaciones de expertos artesanos.

En metal nunca desempeño un papel importante en al tecnología maya, y aunque fue utilizado como elemento de diferenciación social, tanto en las ofrendas como en el vestuario de los nobles, su utilidad práctica para la fabricación de instrumentos y armas no mereció su atención. Los objetos que figuran a continuación fueron realizados en soportes como la nefrita, el jade, la obsidiana, la concha, el hueso, la madera, el metal y la cerámica, constituyendo una muestra reducida, pero significativa, de cómo los mayas abordaron la solución de sus problemas técnicos más apremiantes.