Viaje con Eduardo y Olga por la costa catalana

A mediados de julio Eduardo y Olga Nebot hicieron una escapada por España. Contactaron con nosotros para ver si podíamos vernos por Barcelona unos días y enseguida nos apuntamos. Planificamos un viaje en coche por la costa de Girona. Paso a detallar el recorrido.

Primero nos encontramos en Barcelona. Los recogimos en el aeropuerto y directos al hotel. Media hora para dejar las cosas y a comer (había que empezar con nuestra “dieta” :-)). Primer recorrido por el barrio gótico, mucho calor. Descansamos un poco, cenamos y a dormir.

Al día siguiente hicimos un recorrido por el Parc Güell. Por la tarde, recorrido por las ramblas y una visita al Bosc de les Fades. Terminamos en la Plaza de España, viendo las fuentes.

Era el último día en Barcelona, por lo que al día siguiente temprano nos fuimos a Girona. Vimos la ciudad (más calor) y después de comer enfilamos hacia Tossa de Mar. Ahí hicimos dos noches. Es una ciudad muy turística, pero la parte del castillo es preciosa.

Desde Tossa de Mar visitamos dos pueblos medievales, Peratallada y Pals. A mí me gustó más Peratallada, pero están muy cerca uno de otro, por lo que se pueden visitar perfectamente. Al día siguiente vimos otro pueblo, Besalú, mucho más grande que los anteriores. Ese día compramos embutido y comimos en la orilla del río, viendo todo el pueblo enfrente de nosotros.

Desde Besalú teníamos que ir a Roses y por el camino paramos en Figueres, para ver el Museo-Teatro Dalí. En Roses pasamos una noche. Allí cenamos en un restaurante de carne a la brasa (había que darles el gusto a los argentinos :-)).

El último día fuimos a Cadaqués. A mí personalmente no me gustó mucho. Las playas con todos los barcos anclados no me gustaban. De allí decidimos ir al Cap de Creus (sin mucho interés al principio). El mejor sitio que vimos de la Costa Brava. Eduardo se empeñó en bajar a una cala y allí que fuimos. ¡Genial! Disfrutamos de un merecido baño. Y ya tomamos el camino de regreso a Barcelona. Hicimos noche en el Prat del LLobregat, puesto que ellos tenían que tomar un vuelo hacia Alemania al día siguiente. Fue una de las mejores cenas de todas, aunque un poco tristes por la despedida.

Los viajes con nuestros travelling buddies siempre son impresionantes. Puede que no vayamos al 100% viendo cosas, pero disfrutamos mucho del tiempo juntos. Con Edu y Olga hemos conectado tanto, que nada más despedirnos nos quedamos con ganas de más. Nos reímos a todas horas, aprendemos unos de otros, arreglamos el mundo cada día. Qué más se puede pedir. Ah, y además descubrimos un remedio que cura el jetlag! Haremos todo lo posible por acercarnos a Sydney en diciembre.

Barcelona y Costa Brava

Tags:

  1. Olga’s avatar

    Gracias Miguel y Patricia por unos días tan lindos compartidos:-)
    Los esperamos en Sydney!
    Xx

  2. miguelon’s avatar

    De nada, un placer estar con vos. Intentaremos hacer todo lo posible por ir con vosotros a Sydney.
    Besos

Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *