cairns

You are currently browsing articles tagged cairns.

Dejamos lo mejor para el final: el gran arrecife. Es una barrera de coral situada a varios kilómetros de la costa. Contratamos dos días que nos incluía una noche en barco. Fuimos con un barco con mucha gente, algunos a hacer snorkel como nosotros y otros a bucear. Te prestaban todo el material para el snorkel: las aletas, las gafas y un traje de neopreno. Bueno, no imaginábamos lo extraordinario que es esto. Sin duda, lo mejor hasta el momento en Australia.

Hay mucha vida en el arrecife. No sólo es coral, la cantidad de peces y organismos es grandiosa y los colores son muy vivos. Alquilamos una cámara sumergible y nos hinchamos a hacer fotos. Era increíble. Por todos los lados peces y más peces. No sabías para dónde mirar. El coral estaba a un metro de la superficie, aunque en otros bajaba a los dos metros, incluso hasta los 10 y 20 metros. Más atrás era mar profundo y no nos dejaban ir.

Hicimos dos salidas antes de comer de una hora cada una. Nos parecieron minutos. Luego de comer, nos pasaron a un barco más grande que era donde pasaríamos la noche. Otra inmersión en otro sitio distinto antes de cenar. Después de cenar había una salida nocturna, pero a los de snorkel no nos dejaban, algo lógico, porque te podías perder en la oscuridad. Pero en el barco estuvimos genial. Echaron comida a los peces y empezaron a llegar multitud de ellos, incluso veíamos tiburones pasando por debajo del barco. También vimos tortugas y, como no, a Nemo. Vimos todos los peces de la película y nos asombramos de lo bien que mostraba la película las variedades del arrecife.

Por la noche tuvimos fiesta en el barco. Una batería y un par de guitarras amenizaron la noche. Relajaba mucho ver el atardecer mirando al mar. Luego a dormir (estábamos molidos de todo el día en el mar). Nuestro camarote era el más grande de todos. Es una sensación rara el dormir con un barco moviéndose, pero te acostumbras, aunque cuando volvimos a tierra firme todo se movía :D.

Al día siguiente otras salidas. Estas fueron las mejores. Vimos un tiburón de metro y medio y nadamos por encima de él (estaba a un par de metros por debajo nuestra) durante un rato. También vimos algunos peces que cambiaban de color, dependiendo de si estaban sobre fondo de arena o roca, ostras de más de un metro de largo. Luego vuelta al primer barco y regreso a puerto. Lo dicho, lo mejor de todo el viaje.

Great Barrier Reef

Tags: ,

Alquilamos un coche pequeñico, pequeñico, un Hyundai Getz. Ale, a conducir por la izquierda. Son unos 350km desde Cairns a Townsville, pero Google Maps nos decía que se tardaba 5 horas. Mala señal, la carretera no tenía que ser buena. No estaba mal, de un sólo carril, pero con muchos sitios preparados para adelantar. Y no hay mucho tráfico. Lo malo es que nos llovió casi todo el camino, pero llover, llover, “a lo” torrencial, como dirían en Qué Vida Más Triste.

Nos habían dicho que nos paráramos en un sitio que estaba chulo de ver, Josephine Falls. Son unas cataratas donde te puedes bañar. Llegamos, y con el bañador y las toallas en la mochila nos adentramos en la selva. La gente iba en bañador directamente, estaba muy concurrido. A medio camino nos cayó la del pulpo: venga que llover y llover. Nos quedamos empapados y regresamos al coche a quitarnos la ropa y ponernos el bañador. Justo al llegar al coche sale el sol. Típico.

Volvimos a las cataratas e hicimos las fotos de rigor. El sitio tiene unas cuantas rocas deslizantes desde donde te puedes lanzar a una poza de agua. Muy chulo el sitio. Al final estuvimos casi dos horas y se nos hacía tarde para ir a Magnetic Island.

Josephine falls

Tags:

Cape Tribulation

Cape Tribulation es una zona al norte de Cairns. La excursión contratada nos recogió a las 7 de la mañana (buf, qué sueño) y nos llevó hasta allí en un minibus. El conductor nos iba contando cosas y mostrando lo que íbamos viendo. Primero a Port Douglas y luego a Daintree. En esta parte se puede contemplar la selva tropical (jungla quizá?, rainforest en inglés) en todo su esplendor. Hicimos un recorrido por la selva y nos iban contando las plantas con las que teníamos que tener cuidado. En esta zona hace mucho calor (más que en Cairns) y la humedad es muy alta.

Es curioso cómo evolucionan las especies para adaptarse. Me gustó mucho ver cómo algunos árboles han creado sus propios medios para subsistir. Es una zona donde el suelo es roca volcánica y encima hay una ligera capa de tierra, muchas veces en medio de un manglar. Por ello, algunos árboles tienen raíces que forman una especie de trípode para mantenerlo. Otros tienen raíces que parecen más ramas hacia el suelo. Hay que tener en cuenta que la vegetación es muy densa, por lo que hay que crecer alto para llegar al sol, y un buen apoyo viene bien para este objetivo.

La mañana terminó en un resort en medio de la selva. Comimos de maravilla, nos bañamos en la piscina (a pesar de estar al lado de una playa maravillosa, no tenía protección y estaba, cómo no, llena de medusas) y descansamos un rato. Luego nos fuimos al río Daintree e hicimos un paseo en barca para buscar cocodrilos. El agua en esta época (pleno verano) tiene una temperatura muy elevada y ya nos comentó el guía que sería muy difícil ver cocodrilos. Estar, estaban, pero justo debajo del agua, que estaba más fresquita. Vimos uno de un metro o metro y medio, muy joven. Algo es algo.

Voy a empezar a poner las fotos en Picasa, que para eso tengo espacio ahí y estas fotos merecen la pena. Si pincháis en la siguiente foto, os llevará allí.

Cape Tribulation

Tags: , , ,

Una noche en Cairns, en nuestro hotel, nos despertamos sobre las 4 de la mañana oyendo mucho ruido. Oía romperse cristales, gritos, gente corriendo, más gritos. Pensé: algún borracho que está armando jaleo. Cada vez más cristales rotos y más gritos. Golpes en las puertas. Al final se levantó Patri y me llama “ostrás, qué fuerte”. Pensé: están dando de palos a alguien. Miré por la ventana y vi que el edificio de enfrente (a unos diez metros de nosotros) estaba en llamas. Era la cocina del hotel y las llamas tenían más de cinco metros de altura. Dicho edificio se conectaba con el nuestro y pensé, ale, a salir corriendo. Enseguida los golpes en nuestra puerta y un policía gritándonos, no sé bien qué, porque no estaba yo para intentar entenderle, pero era fácil de suponer: que saliéramos corriendo y que dejáramos las cosas en la habitación. Sí, claro, las cosas. Por lo menos la cámara y los pasaportes los cogimos (aunque al final cogimos las maletas también).

Estuvimos fuera más de una hora, la policía interrogándonos (no he visto nada, no he oído nada) porque parece que tenían indicios que podía haber sido provocado. Al final volvimos a la habitación (estaba amaneciendo) y en una hora nos recogían para hacer otra excursión. Menudo susto. Al salir por la mañana (qué mal, la cocina del hotel no funcionaba (lógicamente) y no encontraba ni un sitio para un mísero café) estaban los del CSI australiano tomando fotos, huellas, buscando restos de gasolina, etc. Una policía (otra que me recordaba al CSI, con la pistola al cinto y el brazo apoyado en ella) nos volvió a interrogar. Que nooo, que no hemos visto ni oído nada, copoooón.

Tags:

Viaje a Cairns

Cairns está situado en el noreste de Australia, en el estado de Queensland. Es un sitio muy turístico y un punto de partida para ver toda la zona de rainforest (selva tropical) de Australia. Cairns es una ciudad no demasiado grande. De hecho, esto fue una cosa que nos sorprendió mucho, lo pequeña que era. A pesar de ello, no le falta de nada. Hace mucho calor, mucho. Mucha humedad y mucho calor (la temperatura media superaba los 30 grados). Es un clima tropical, por lo que la lluvia (torrencial) puede aparecer en cualquier momento.

Las playas de esta zona son espectaculares (aunque viniendo de Alicante, para playas las nuestras (dale kachenka, kachenka)). Sin embargo, en verano la temperatura del agua es muy alta (superior a los 25 grados), lo que hace proliferar la aparición de medusas (las famosas stingers) y el baño está restringido a determinadas zonas con protección con redes.

Otra cosa espectacular es la fauna. Encuentras todo tipo de animales (vimos canguros cerca de la ciudad) y nos maravilló la población de murciélagos que por la noche se pueden ver volando de un lado para otro. Pueden medir hasta un metro de envergadura, mirad la siguiente foto, donde se pueden ver descansando colgados boca abajo.

En los siguientes posts voy a contar nuestro recorrido, que resumo aquí:

  1. Día 1: llegada a Cairns desde Sydney: casi tres horas de avión con Qantas.
  2. Día 2 y 3: snorkel en la Great Barrier Reef (arrecife de coral) pasando una noche en barco.
  3. Día 4: Cape Tribulation: selva tropical con viaje en barco para ver cocodrilos.
  4. Día 5: Kuranda: pueblo ¿aborigen? muy turístico, donde lo mejor es el viaje en teleférico y en tren.
  5. Día 6, 7 y 8: viaje en coche a Townsville y desde allí un ferri a Magnetic Island.
  6. Día 9: regreso a Sydney.

Tags: