fin de año

You are currently browsing articles tagged fin de año.

Este fin de año nos hemos ido a una de las islas más interesantes de las que hemos estado: Lanzarote, en las Islas Canarias. La isla está impregnada del artista César Manrique. Por toda la isla se pueden ver obras suyas (en las rotondas de las carreteras, en los sitios turísticos, por todos lados).

Se puede comprar un bono por 30€ que sirve para entrar en 6 sitios, que de todas maneras se van a visitar. Merece la pena. Lo mejor para moverse es alquilar un coche (unos 25€ al día). La gasolina es muy barata y en total hicimos menos de 300kms en cinco días. Había mucha gente haciendo los recorridos en bicicleta. No es mala opción, puesto que las distancias no son demasiado largas.

Durante el primer día, optamos por la visita obligada al parque natural del Timanfaya. Es una extensión enorme de lava volcánica, resultado de las últimas erupciones en la isla. El paisaje es espectacular. La visita dura en total, desde que llegas a la entrada al parque hasta que sales, unas dos horas. Tenemos la visita en autobús (obligado), donde te cuentan cómo se formó ese paraje y la demostración de que justo debajo de ese sitio todavía hay actividad volcánica (haciendo arder algo de hierba, provocando un geiser o bien viendo cómo se cocina carne en un agujero, que luego se puede comer en el restaurante). Después nos acercamos a la Laguna verde (la zona de El Golfo), donde comimos. Por la tarde, vimos la magnífica puesta de sol en Los Hervideros, un sitio donde el agua del mar parece hervir, al chocar contra las rocas.

El segundo día optamos por ir hacia el norte. Primero vimos el jardín de cactus, un espacio creado por César Manrique donde hay multitud de especies de cactus de todo el mundo. De allí, seguimos hacia el norte hasta Jameos del agua, una cueva donde viven unos cangrejos únicos en el mundo. De ahí, a menos de 1km, está la Cueva de los verdes. Se trata de un tubo volcánico por donde bajaba la lava hacia el mar. De hecho, los Jameos forma parte de ese tubo. Es impresionante pensar cómo debía bajar la lava por ahí. Antes de comer fuimos a ver el punto más al norte, el Mirador del río. Desde allí se puede ver la pequeña isla de La Graciosa y tiene unas buenas vistas de la parte norte. Decidimos ir a comer a Arrieta, al puerto. Buena y barata comida. Decidimos regresar al hotel para poder descansar un poco antes de la cena de nochevieja. Cenamos (y nos comimos las uvas) en un restaurante de Arrecife. Muy buena la cena y unas risas para decir adiós al 2010.

El día de año nuevo decidimos descansar e ir a la playa. Nos acercamos a la parte sur de la isla, a Playa blanca. Esta parte es la que tiene las playas de arenas más blancas y una buena vista de la isla de Fuerteventura. También nos acercamos (y comimos) en la playa del Papagayo. Sopla mucho el viento en esta parte y el mar demuestra toda su fuerza. Por la tarde, nos fuimos a ver la puesta de sol en Puerto del Carmen, sitio orientado al turismo.

El siguiente día era domingo. Decidimos acercarnos a la Fundación César Manrique (su antigua casa). Me gustó mucho, se notaba que el autor quería a la isla y que intentó mantener un equilibrio con ella. El domingo se monta un mercado en el pueblo de Teguise. De camino a Teguise vimos el monumento al campesino. Estuvimos dando vueltas por el mercado, donde se puede encontrar de todo, desde artesanía local a comida autóctona, recuerdos, etc. Comimos en la Caleta de Famara. Merece la pena acercarse a la playa de Famara y ver a multitud de personas haciendo surf.

El último día estuvimos por Arrecife, esperando la salida de nuestro vuelo. Cansados pero contentos de haber disfrutado de esta isla.

Lanzarote 2010

Tags: ,

Decidimos pasar el fin de año (2007) en la sierra de Gredos. Cogimos una casa(?) rural en Hoyos del Espino. Después de mucho buscar, esta población era la que mejor estaba para plantearnos alguna ruta. Los pueblos de la sierra de Gredos viven del turismo rural y algunas veces se aprovechan. No era una casa rural en sí, simplemente era el segundo piso de un edificio de apartamentos.

Nos planteamos el hacer la ruta clásica del Almanzor. Es bastante sencilla y asequible, aunque nunca habíamos hecho nada con nieve y yo le tengo mucho respeto. Nos compramos polainas y algo de equipamiento para invierno y allí fuimos. Mucha nieve, el paisaje era muy bonito, todo blanco. La salida se empieza por una antigua calzada romana, que se conserva bastante bien, con restos de los adoquines originales.

No es muy largo el recorrido. En cuatro horas fuimos y regresamos, comiendo en el refugio a los pies del Almanzor y haciendo muchas fotos y disfrutando del paisaje. La subida es suave y luego se tiene que bajar a una laguna que cuando estuvimos estaba helada. Fijaros en la siguiente foto y veréis que hay una parte plana con un sendero marcado en la nieve, eso es la laguna.

Tags: , ,