Nueva Zelanda

You are currently browsing articles tagged Nueva Zelanda.

Hobbiton

El útimo día en Nueva Zelanda hicimos la visita de rigor a Hobbiton. Es el decorado natural donde se grabó LOTR, la primera película (la parte de la comarca) y el final de la tercera parte. Se encuentra en Matamata. Desde allí hay que contratar un tour (no se puede hacer por libre) para que te lleven. Hobbiton se encuentra dentro de una propiedad privada, una granja. Peter Jackson estuvo buscando con helicóptero un sitio donde no se vieran rastros de civilización y este sitio era ideal. También proporcionaba un sitio estratégico para mantener las grabaciones en secreto. La armada neozelandesa fue contratada para crear carreteras hacia el sitio y para proporcionar la infraestuctura necesaria para mantener a más de 400 personas durante el rodaje (más de tres meses). Los detalles que nos dieron sobre el rodaje eran increíbles. Algunas de las escenas, que duraban sólo apenas unos segundos, implicaban una movilización de cientos de personas, cerca de un año de preparación y mucho dinero, todo para intentar ser lo más fiel al libro original. Como ejemplo, contrataron a más de 20 jardineros que quitaron matorrales y ciertas plantas, las trasplantaron a otro sitio y pusieron las que se iban a usar durante el rodaje. Cuando terminó, volvieron a plantar las originales. También las vallas que delimitan el terreno las quitaron y pusieron otras, reponiendo las originales cuando acabó el rodaje.

El sitio no refleja en la actualidad lo que se grabó en la película, sólo se mantienen las entradas a las casas (que sólo eran una madera), sin los colores ni la vegetación originales. Pero con una guía que te va contando anécdotas del rodaje se hace más divertido. Nos contó que en las fiestas que se celebraban en la película, les daban cerveza de verdad, para que el ambiente fuera más real, pero tuvieron que desistir (les daban cerveza con un 1% de alcohol), porque parecía que se fuera a eternizar el rodaje :-). También hay una escena donde Pipin y otro hobbit encienden los cohetes que trae Gandalf y al hacerlo hubo un pequeño incendio y el actor que hace de Pipin da un pequeño grito, muy afeminado y el director decidió dejarlo así. Bolsón cerrado, el hogar de Frodo, está en lo más alto. Se puede entrar, pero no es más que una pequeña habitación. El interior de la casa se filmó en los estudios de Wellington.

Si no eres un fan de LOTR puede que no te guste demasiado el sitio. Nosotros tenemos más ganas que nunca de volver a ver las películas!.

Hobbiton

Tags: ,

El día 15 fuimos a ver Wai-o-Tapu. En este sitio se pueden ver de cerca la actividad geotérmica que predomina por esta zona. Hay que ir temprano: a las 10:15 erupciona el geiser Lady Knox y sólo a esa hora. El resto del parque lo puedes ver en una hora y media o así. Tienes marcado un recorrido y te van detallando los sitios. La mayoría son cráteres que se han ido formando por la erosión que se produce en el subsuelo, debido a los gases y los elementos químicos que lleva el agua. De repente estás viendo un pequeño lago verde como que ves uno amarillo, con tintes naranjas en los bordes y echando humo. El único problema es el olor: hay mucho azufre y el olor a huevos podridos es insoportable en algunos momentos (verdad, Patri?).

El geiser Lady Knox está un poco más separado del resto, hay que coger el coche para llegar hasta allí. Lo tienen todo preparado para la erupción (sale una persona a contarte la historia) y lo que hacen es que echan una especie de jabón y al cabo de unos momentos erupciona. Echa un chorro de varios metros de alto y bueno, no es gran cosa, pero la historia que te cuentan es divertida. Lo descubrieron unos británicos que iban a lavar la ropa a esa zona, y al usar jabón, su ropa se desperdigó y no la encontraron :-). También nos enteramos que un geiser no es un señor gay en inglés :-). De allí continuamos viendo el resto del parque. Destaca la piscina de champán, continuamente echando humo, amarilla y con los bordes anaranjados (Jordi me ha comentado que ese color es debido a una bacteria que se alimenta del azufre). También hay una planicie que ha sido formada por el silice que se ha ido acumulando durante años. En los cráteres es curioso ver cómo las aves depositan sus huevos entre las rocas, para que el calor empolle a sus huevos, vagas que son!.

De aquí fuimos hacia Rotoura, aunque no hicimos gran cosa. Nos acercamos a la oficina de información y reservamos los tickets para ver Hobbiton y el camping para esa noche, en Matamata. El camping no era gran cosa, pero tenía una piscina de agua termal y nos dimos un bañito. Tenía varias piscinas. La primera, más grande y clorada, estaba a 27 grados. Fresquita para mí :-). La siguiente estaba a 37 grados y venía directamente de un manantial (la enfriaban un poco). Para mí fue muy relajante estar ahí. Tenían otra a 39 grados donde sólo estuvimos un poco, porque la tensión nos empezaba a bajar demasiado. También disponen de spas privados con incluso más temperatura.

Wai-o-Tapu

Tags:

Justo en el centro de la isla norte se encuentra el parque nacional Tongariro, y un poco más al norte el lago Taupo. Si tu idea es hacer una buena ruta, este es tu sitio. Montes de más de 2000 metros (alguno de casi 3000), más que montes, volcanes. Y activos. Y si eres fan de LOTR, aquí se filmaron algunas de las escenas de la película, sobretodo las correspondientes a Mordor. Para saber las cosas que se pueden hacer en Tongariro y ver las posibles rutas, lo mejor es ir a Whatapapa. Desde ahí parten algunas rutas, te pueden dar información del tiempo y puedes subir en teleférico al monte Tongariro (nosotros no pudimos por el mal tiempo). Tienes rutas de menos de una hora hasta una ruta que cruza todo el parque nacional y dura 8 horas.

El monte Ngauruhoe (2287m) es el que aparece en LOTR como monte Doom, el que tiene el ojo justo encima. Por falta de tiempo no pudimos hacer ninguna ruta, sólo ver una cascada, menos de 20 minutos de caminata. De ahí fuimos hacia el norte. Nos encontramos con el lago Taupo, el más grande de Nueva Zelanda. La carretera recorre la parte este del lago, dejando unas vistas espectaculares. En la parte norte del lago se encuentra la población de Taupo. Justo cruzándola, se pueden ver un par de cosas que merecen la pena. Las cascadas de espuma Huka son un salto de agua de unos 10 metros. Se pueden hacer algunas rutillas alrededor, pero lo mejor es la caída de agua. El agua al caer formaba remolinos y te advertían que si caías te podías despedir de tus seres queridos. Estando allí vimos que una persona se disponía a hacer un salto con una piragua. Sólo de ver cómo caía el agua te hacía pensar que la persona en cuestión estaba medio loca. Pudimos tomar alguna foto y la verdad es que lo hizo muy bien y nos dejó muy contentos de poder haberlo visto. Siguiendo por la carretera se pueden ver los cráteres de la luna (craters of the moon). Si llegas después de las cinco olvídate, porque está cerrado. Se tiene que pagar para visitarlo y consiste en una zona con actividad geotérmica, donde por muchos sitios surgen fumarolas entre los árboles. Lo vimos desde fuera. Una vez visto lo que vimos al día siguiente, no merece tanto la pena, mejor Wai-o-Tapu.

Para dormir nos fuimos a un lago. Como ya era de noche, buscamos un camping DOC que nos marcaba en el mapa. Pasamos la noche y por la mañana vimos a un montón de patos alrededor nuestro, que iban hacia el agua.

Tongariro
Lago Taupo, cascada Huka y cráteres de la luna

Tags: ,

El siguiente día de nuestro viaje (12 de febrero) nos fuimos hasta Kaikoura. Llegamos pronto (sobre las 2 de la tarde) y fuimos directamente a la oficina de información para ver si podíamos hacer un viaje en barco para ver ballenas. Nos dijeron que nos garantizaban un 95% de probabilidad de verlas, pero que desafortunadamente las malas condiciones atmosféricas no permitían hacer el viaje. Si acaso al día siguiente, pero teníamos reservado el ferry que nos iba a llevar hacia la isla norte y no teníamos tiempo. Bueno, pues a ver qué cosas se podían hacer por Kaikoura. Lo primero era buscar el camping, cogimos el Top 10, aunque este no era tan bueno como el de Te Anau, pero con el frío que hacía (lloviendo todo el rato) nos vino bien tener calefacción. Luego fuimos a ver focas. Hay una colonia de focas a unos kilómetros de Kaikoura. Allí fuimos y pudimos ver varias de ellas que regresaban a descansar. Son peligrosas, pues no tienen miedo a los humanos y si te acercas demasiado te pueden morder. Y los colmillos que te enseñaban eran majos.

Esperando en el aparcamiento para ver las focas, en un momento dado abrimos las puertas de la caravana y salió volando una bolsa de chips con unos restos de patatas. De repente, aparecieron más de 20 gaviotas que se lanzaron a por las patatas. Daban miedo como las devoraban. Nos hizo gracia ver que cuando terminaron, todas las gaviotas se fueron a un charco a beber agua. Es lo que tiene comer tanto salado :-). Ese día no hicimos mucho más. Descansar, porque al día siguiente nos esperaba otro día duro.

El día 13 nos levantamos temprano y nos fuimos hacia Picton. Desde allí salen los ferrys hacia la isla norte. Nosotros reservamos por Internet el viaje, pues parecía que no era tan fácil reservarlo en el sitio. Sale un poco más barato, pero te obliga a estar a la hora que has reservado. En total (dos personas y la caravana) nos costó 255$ (100€). Después de esperar casi dos horas el embarque, por fin nos metieron en el ferry. Al principio estábamos muy bien: asientos reclinables, muchos sitios para comer, cines, podías salir fuera del barco a ver la costa, etc. El problema fue cuando salimos al estrecho de Cook. Había muy mala mar (olas de más de cinco metros) y el ferry se movía mucho. Patri se puso muy mal, se mareó mucho y salimos fuera del barco para que nos diera el aire, pasando fresquillo y mojándonos con las olas. El viaje son casi cuatro horas y estás casi dos en el estrecho. Por fin llegamos a Wellington, sobre las cinco de la tarde. Wellington es donde nació Peter Jackson, el director de LOTR. Allí es donde están los estudios donde se grabaron las escenas de interior de la película.

En Wellington preguntamos en la oficina de información sobre cosas para ver de LOTR, pero todo era organizado y hasta el día siguiente nada. Pues nada, vamos a ver si vemos algo por el camino. Algo vimos (ríos donde se filmaron escenas), pero decidimos ir tranquilos, que nos quedaba mucho camino todavía. Paramos a cenar y después Patri cogió la caravana. Menos mal, porque nos paró la policía en un control de alcoholemia. Además de lo nervioso que te pones (aunque no hayas hecho nada malo), resulta que el aparato para medir el alcohol es distinto. No tienes que soplar directamente chupando una boquilla, sino que dices tu nombre cerca del aparato y te mide. Hubo un poco de falta de entendimiento entre el policía y nosotros. Nos reímos mucho (después, claro). Pasamos la noche en un camping gestionado, aunque cuando llegamos a las 8:30 nadie nos pidió nada. Al día siguiente, cuando nos íbamos, apareció un hombre y se medio enfadó porque decía que habíamos llegado muy tarde (¿cómo que muy tarde? ¡Tarde son las 11 de la noche!). Por lo menos tuvimos luz para la calefacción (fijaros que estábamos en verano y la calefacción por la noche se agradecía).

Kaikoura

Tags: ,

Después de Milford Sound tomamos la carretera para ir hacia el glaciar Fox. Al llegar al lago Wanaka vimos un camping del DOC y paramos a hacer noche. Con una luna casi llena y un sitio privilegiado descansamos para el siguiente día. Por la mañana otra vez a conducir, pero llegamos al glaciar con tiempo para hacer una ruta. En esta parte de los alpes fue donde se grabó la escena del encendido de las linternas en LOTR .

Hay dos glaciares principales para visitar: el Fox y el Franz Joseph. El primero que nos encontramos fue el Fox, por lo que paramos en el pueblo y decidimos hacer una ruta. En coche puedes conducir hasta casi el glaciar, parando en un parking y andando un kilómetro hasta el mismo. Otra cosa es que se quiera andar por el hielo, se necesita crampones. Hay varias alternativas. Se puede contratar una visita con guía (lo recomendable) que puede ser de medio día (unas 4 horas) o de día completo (casi 8 horas). Tienes que llevar tu propia comida y agua. Te proporcionan calzado (si no llevas el tuyo propio), mochila e impermeable. Luego se puede contratar un viaje en helicóptero que te suben muy arriba en el glaciar sin necesidad de ir por tu propio pie. Esto último es muy caro (casi 300$) y la visita de medio día nos costaba 90$ por persona. Pues nada, a hacer una rutilla por el glaciar. Lo bueno es que al ir con guía, te van contando datos interesantes sobre el glaciar.

Nada más subir al autobús (éramos unas 14 personas) el guía nos preguntó de dónde éramos. Al decirle que de España nos dijo que si habíamos estado en un glaciar allí (¿glaciar en España? Si España no tiene glaciares!). La mayoría nunca habíamos estado sobre hielo. Nos fue contando cosillas de este. Es uno de los más rápidos en el avance (desde el circo glaciar hasta su final, el hielo tarda sólo unos 600 años). Era impresionante ver la capacidad de erosión que tenía en su avance. Lo malo es que estaba “sucio”, por la tierra que iba arrastrando con él. Fuimos andando hasta el final del glaciar y vimos como trozos de hielo de casi un metro se iban desprendiendo y bajando por el río que llevaba el agua del deshielo. Los trozos golpeaban contra las rocas, con un ruido muy seco.

Una vez llegados al punto donde terminaba el glaciar, nos comentaron que no se podía subir por esa parte, pues era muy peligroso. Teníamos que hacerlo desde otro sitio, y para eso teníamos que ascender una pequeña montaña. Una subida de más de 100 metros (diría que unos 200), pero bien acondicionada, con muchos escalones mantenidos por la compañía que organizaba la ruta. Después de casi media hora pateando y subiendo por el monte, llegamos al punto de entrada en el glaciar. Ahí nos pusimos los crampones (spiders les llamaban) y a subirnos al hielo. El guía iba creando escalones (que por otro lado estaba lleno de escaleras de hielo por todos los sitios). Estuvimos una hora sobre el hielo, viendo sus características. Una curiosidad: si pones una piedra sobre el hielo, al cabo de un tiempo tienes un agujero tremendo hasta el suelo. Cuando terminamos el recorrido, regresamos al parking para que nos llevaran al pueblo otra vez.

Una vez en el pueblo y sin perder tiempo, a conducir otra vez, que al día siguiente teníamos un buen tramo hasta Kaikoura.

Glaciar Fox

Tags: , ,

Te Anau

Después de una mañana entera conduciendo, con mucho viento y lloviendo todo el rato, llegamos a Te Anau. Desde ahí se pueden ver bastantes cosas. Hay un lago (con el mismo nombre) y tiene una población no demasiado grande. Nos alojamos en un camping de Top 10 y nos vino bien: ducharnos en duchas decentes, lavar la ropa, tener calefacción, etc. Reservamos las dos cosas que nos daba tiempo a ver.

Esa misma tarde fuimos en una excursión a ver las cuevas de gusanos emisores de luz (glowworm caves). En principio no parecía gran cosa, pero resultó muy interesante. Primero un viaje en barco de 20 minutos, viendo los paisajes alrededor del lago. Luego entrada a una cueva con guía donde nos contaban la historia (fue descubierta en 1948). La cueva ha sido formada por aguas provenientes del deshielo y está acondicionada para todos los públicos. Bueno, para gente no muy alta, porque casi tuve que gatear en algunos tramos. Recorrimos un tramo de unos 100 metros, los primeros iluminados, pero la cueva tiene una longitud de varios kilómetros (no recuerdo bien, pero juraría que varias decenas de kilómetros). Llegamos a un punto donde montamos en una barca y ya no había luz. Nos dijeron que teníamos que estar en silencio, porque sino estresábamos a los gusanos. De repente, al doblar una roca, la oscuridad fue total y vimos la parte superior de la cueva con cientos de puntos azules, parecía un cielo estrellado sin luna. Espectacular. Se nos pasó el tiempo muy rápido. Nos llamaron dos veces la atención, una por hacer fotos dentro de la cueva (estresaba a los gusanos también) y otra por hablar. Los españoles nos tenemos que hacer notar.

Después de ver la cueva nos pusieron un vídeo sobre los gusanos. Resulta que la intensidad de la luz viene relacionada con el hambre del gusano. La luz la emiten para atraer a insectos. Alrededor de ellos colocan un conjunto de mocos colgando que capturan a sus presas. Son caníbales, si un gusano más grande pilla a otro más pequeño, se lo zampa. Viven casi todo el tiempo siendo gusanos y más tarde se convierten en mosca, que dura sólo un día, porque no tiene boca.

Al día siguiente temprano nos íbamos a Milford Sound. Preparé mi iPhone para que nos despertara temprano y sacar la caravana del camping y se quedó frito. No le gusta el frío al iPhone. Casi llegamos tarde, pero llegamos. Para ir de Te Anau a Milford Sound hay una carretera de unos 100km. En autobús tardamos dos horas y visto el recorrido, es mejor ir con algo organizado: se pasan varios puertos y mejor que te lleven. Las excursiones van parando para que puedas ver y hacer fotos a los paisajes. Incluso pudimos dormir algo a la vuelta, pues teníamos que conducir después. Durante el recorrido vimos varios glaciares (bueno, los circos glaciares que han quedado). Era impresionante ver lo que tuvo que ser aquello hace miles de años.

Milford Sound es los fiordos. Haces una excursión en barco, de casi dos horas de duración. Estás en el mar y recorres montañas que parten desde la misma orilla y se elevan a más de 1500 metros, con cascadas de más de 100 metros. Vimos delfines alrededor del barco, focas, y nos quedamos maravillados de la naturaleza. Llevamos dos días en Nueva Zelanda y esto cada vez promete más.

Te Anau

Tags:

Muchos días sin escribir. Hemos estado en Nueva Zelanda por diez días, visitando este increíble país. Estuvimos leyendo blogs de gente que ya habían estado y casi todos hacían lo mismo: alquilaban una autocaravana. Pues nada, nosotros también. En esta primera entrada voy a poner algunas consideraciones para ayudar a cualquiera que quiera visitar este país. Luego iré poniendo día a día lo que hicimos y vimos.

Recorrido

Nos planteamos un recorrido ambicioso. 10 días es muy poco tiempo para verlo todo, aunque nos salió medio bien y vimos bastantes cosas. El problema es que hicimos más de 3000kms, muchos para el tipo de  carreteras en Nueva Zelanda. Un resumen de lo hecho estos días:

  1. Llegada a Chrischurch (isla sur). Recogida de la caravana, compra de algo de comida y a hacer algunos kilómetros para adelantar camino.
  2. Visita al Mt Cook. Desplazamiento a la península de Otago (Dunedeen) para ver pingüinos azules.
  3. Desplazamiento hasta Te Anau. Visita a una cueva de gusanos emisores de luz (glowworms).
  4. Milford Sound. Desplazamiento hacia los glaciares.
  5. Recorrido por el Glaciar Fox. Caminata por encima del hielo.
  6. Desplazamiento hacia Kakoura. No pudimos ver ballenas porque el tiempo (y el mar) era bastante malo. Vimos focas.
  7. Nos movimos a la isla norte en ferry. Mala mar.
  8. Parque nacional Tongariro y lago Taupo. Dentro de Tongariro se encuentran los sitios donde se filmaron algunas escenas de El Señor de los Anillos, entre ellas Mordor y el Monte Doom.
  9. Wai-o-Tapu: actividad volcánica incluyendo geíseres (en inglés es un señor gay), lagos de azufre (huevos podridos), piscinas de barro, etc. Baño en una piscina de aguas calienes naturales (y muy calientes).
  10. Visita a Hobbiton, el sitio donde se rodaron las escenas correspondientes a La Comarca (The Shire). Llegada a Auckland y regreso a Sydney.

Consejos para el viaje

Algunos consejos por si queréis visitar Nueva Zelanda y os planteáis algo como lo nuestro:

  • 10 días es muy poco tiempo. 30 es lo aconsejable si lo queréis ver todo bien. Hicimos muchos kilómetros cada día y la espalda (y el cuerpo en general) se resentía.
  • Hacerlo en caravana es genial. Paras cuando quieres, comes en la caravana, duermes en ella (muy bien). Nueva Zelanda está preparada para las caravanas y encuentras muchos campings por el camino.
  • Haciendo referencia a esto, existen distintos tipos de campings en Nueva Zelanda. Por un lado tienen los gestionados de manera privada. Hay muchos, pero destaca la cadena Top 10 Holiday Park (unos 40-50NZD al día). Por otro lado, existen campings que disponen de luz (powered), agua y lugar para descargar las aguas residuales, donde hay algunas personas que se encargan de su gestión. Pasan de vez en cuando y te cobran mucho menos (18-20NZD) que en los campings privados. Todo está un poco peor que los otros campings, pero no están mal. Luego el Departamento de Conservación (DOC: Department Of Conservation) tiene muchos campings con ciertos servicios (agua, aseos) situados en sitios espectaculares (al lado de un lago o río) donde te tienes que registrar tú mismo: coges un sobre, metes el dinero y lo dejas en un buzón (12NZD). La última opción es dormir donde te pille. Nosotros lo hicimos varios días y la verdad es que algunas veces viene bien. Está prohibido hacer camping en sitios no oficiales (pasar muchos días en el mismo sitio), pero puedes pasar la noche si luego te mueves.
  • Para el alquiler de la caravana estuvimos viendo muchos sitios por Internet. Uno de los mejores sitios es Apollo. Tienen caravanas muy nuevas y los precios no están mal. Después de mucho mirar la reservamos con Cheapa Campa, que luego resultó ser una franquicia de Apollo, donde alquilaban caravanas con más años (un poquito, pero poco, más estropeadas), por eso eran más baratas. Una de las cosas más importantes para reservar la caravana es que no tenga franquicia en el seguro (liability=0). Si os ponen un liability a 250$, significa que por cada accidente (sea vuestra culpa o no) os van a cobrar hasta 250$.
  • Nosotros alquilamos una caravana para dos personas (realmente una furgoneta donde el interior lo habían adecuado para poner baño, cocina y cama), pero como no tenían disponible nos dieron una para cuatro, mucho más grande.
  • El límite de velocidad en Nueva Zelanda es de 100km/h. Las carreteras son siempre de un sólo carril, salvo cerca de las grandes ciudades, donde puedes encontrar algunos kilómetros con dos carriles por sentido. En la isla sur, debido a las cadenas montañosas, las carreteras son peores: muchas curvas y poco arcén (arcén, ja!), puertos, etc. Para alquilar os piden el carnet en inglés (el carnet internacional se puede obtener en tráfico). Nosotros no lo teníamos, pero obtuvimos una traducción oficial en Sydney (nos cobraron más de lo que cuesta el carnet internacional).
  • Consejo muy importante: no consumid nada de alcohol cuando conduzcáis. Hay muchos controles de alcoholemia (Patri tuvo que pasar uno).
  • Hicimos una media de 75km/h, por lo que las distancias engañan un poco. Por la isla sur la media bajó bastante (dependía de si estabas en zonas montañosas). La compañía de alquiler nos facilitó un mapa de carreteras de Nueva Zelanda donde se detallaban las distancias entre ciudades de manera muy precisa: no sólo te indicaban los kilómetros sino también el tiempo que tardarías. En algunos casos parecía exagerado (cinco horas para 300km?) pero casi siempre era acertado. Tenían en cuenta también el tiempo para parar a hacer fotos. En el mapa también venían indicado los campings, incluso los sitios donde se rodaron las escenas de El Señor de los Anillos!!.
  • En casi cada pueblo o ciudad tienes una oficina de información turística. Están las oficiales (iSite) y la mayoría de empresas que se dedican al turismo también tienen información (aunque estas están más orientadas a lo que ofrecen ellas). En dichas oficinas te suelen ayudar a encontrar cualquier cosa (alojamiento, actividades, sitios para visitar) e incluso te lo pueden reservar de antemano.

Tags: