El Patito Flamenquin

sin-tituloEn el siguiente post os presentamos tres maravillosos cuentos narrativos destinados a los más pequeños entre 5 y 10 años. Son cuentos donde los principales valores de los personajes son la amistad, la honestidad, el respeto, la igualdad y el gusto por aprender y esforzarse en superar los obstáculos, utilizando el arte y la música como nexo de unión.

Su Autora María José Serralta, médico y especialista en psiquiatría, nos explica que después de trabajar y compartir momentos con niños pequeños autistas y con problemas de conducta, pudo comprobar que el cuento ilustrativo era un recurso de primera línea tanto a nivel educativo como terapéutico. La Doctora Maria José, comprobó también que los niños mejoraban su nivel de empatía cuando el cuento estaba interpretado por animales: “les resulta más fácil identificar reacciones y emociones con animales”.

Una de sus principales preocupación es intentar fomentar la creatividad en los niños, dado que es la base de la resolución de problemas. Los primeros 6 años de la infancia son decisivos para el desarrollo posterior: en estos primeros años, los niños comprenden perfectamente el concepto de lo que está bien y lo que está mal, son capaces de “inventar” soluciones a sus conflictos, controlan su agresividad y su tolerancia al “NO”. Aprenden a trabajar en grupo, a superar sus frustraciones, a respetar al otro con sus diferencias y a afianzarse en su identidad de género con todo lo que ello conlleva. Es por este motivo que se deicidió a escribir estos maravilloso cuentos .

sin-titulo

SINOPSIS

El patito Flamenquín es un pato cordobés, está triste porque su ilusión es poder palmear el flamenco y no puede hacerlo con sus patas. En lugar de deprimirse y frustrarse, decide buscar ayuda en su grupo de amigos. Sus amigos son de distintos lugares de España: los hay de Cataluña, de Madrid, de Teruel, etc y cada uno le aporta lo que sabe de los bailes que conoce y Flamenquín aprende de todo menos de lo que estaba buscando; sigue sin saber palmear pero ha encontrado muchos más amigos y se decide a formar un grupo artístico muy variopinto. Se van añadiendo otros artistas de otros lugares de España y de otros países y van aportando conocimientos y experiencias: hablan de comidas, tradiciones, de cultura y se van haciendo famosos. Consiguen hasta un director de orquesta (el famoso tigre Don Plácido) que les impone disciplina y constancia en el trabajo así como el gusto por las cosas bien hechas.

Aparecen muchos personales (el mono internauta que toca la flauta, la jirafa París que es la encargada del vestuario “chic”, el dinosaurio Big-Ben que se encarga de la puntualidad , el osito Berlín que organiza las agendas de trabajo…). Después la banda va recorriendo y conociendo otros países disfrutando de la riqueza que les aportan otros personajes. Así visitan Brasil y Ruanda . En breve visitarán otros países.

Los cuentos están repletos de lenguaje simbólico y fomentan el respeto y la ilusión por aprender y hacer amigos, sin conceptos sexistas, sin descalificar a nadie, todo el mundo puede aportar cosas y además recorriendo la geografía conocemos lugares maravillosos, probamos las comidas de otros lugares, conocemos a muchas personas y nos enriquecemos todos. Los niños podrán conocer que el Flamenquín es un pastelito andaluz muy rico, que la Sardana es una baile catalán, que el Chotis es madrileño, que el Flamenco es patrimonio de la humanidad, que la jirafa París se parece a la Torre Eiffel etc.

Los diferentes cuentos se pueden descargar en los siguientes enlaces:

El patito Flamenquin: Cuento 1

Flamenquin vista Brasil: Cuento 2

Flamenquin y los gorilas de las espalda plateada

 

Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *