Una supernova en la corte de Felipe II

 

img_0015

Cuando en una noche del mes de noviembre del año 1572 unos campesinos de Onteniente observaron un nuevo brillo en el cielo, nadie pudo imaginar hacia donde el fenómeno celeste podría conducir a la investigación astronómica española. Un fenómeno que todavía al día de hoy, gracias a la evolución del las técnicas de observación podemos contemplar y por ello, podemos agradecer el interés del Rey Felipe II y sobre todo, a las observaciónes, cálculos y publicaciones de Jerónimo Muñoz.

Para saber más, clica en la imagen.

This entry was posted in Ciencia and tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *