Simple y a la vez profundo.

¿Podemos contar con la aplicación de la Estética, como elemento decisivo para fortalecer el Humanismo? En el X Congreso Internacional de Filosofía de Ámsterdam de 1948 se llegó a la conclusión de que si. Según ellos, la estética nos liga a las más finas vibraciones del espíritu. Por ello cuando las corrientes artísticas se basan en los instintos inferiores, típicos de los animales, se niegan a pensar que dichas corrientes puedan explicar el fenómeno estético, que para ellos es una de las más puras y nobles conquistas de la condición humana. Estos pensadores, llegaron a la conclusión de que se pudiera llegar a ser simple y a la vez profundo. Esta es, para ellos, la mayor virtud del humanismo.

bartholomeus-van-der-helst-banchetto-della-guardia-civica-di-amsterdam-in-celebrazione-della-pace-di-munster-1648

La estética pues, tiene una fuerte intervención en las representaciones de la vida religiosa. Además aporta al pensamiento filosófico una sólida contribución especulativa, no solo sobre la belleza, si no sobre todo, en particular en temas como La Verdad o El Bien.

Si la ciencia, la filosofía y la religión nos dan motivos para adquirir certezas adscritas a juicios de experiencia, la Estética por otro lado trabaja el juicio del Gusto, que se debate entre la subjetividad original del mismo y la de sus síntesis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *