Jacob Obrecht (1457/58-1505).

Su principal producción fueron motetes, con una marcada tendencia conservadora, con un uso frecuente de los cantus firmi de notas largas, empleando la politextualidad y con una utilización bastante rara de la imitación. Se han conservado 3 versiones de su Salve Regina (https://www.youtube.com/watch?v=6l-FoLxftEU).

En el caso de sus misas, conservamos dos terceras partes de su producción gracias a una tirada de 5 misas impresas en el año 1504.  Escritas en 4 partes, brilla todo su genio. El estilo cantus firmus predominante, aparece desarrollado en formas diversas y recibe algunas de sus aplicaciones más “felices”, presentando sus tendencias más desarrolladas. El mejor ejemplo es la conocida como la Missa Maria zart (https://www.youtube.com/watch?v=1alG9GgTFls).

Respecto de sus chansonniers monofónicos, sabemos que otros compositores como Josquin Despres, Weerbecke o Mouton incorporaron las melodías de dichos chansonniers a sus composiciones. Desgraciadamente, han llegado a nosotros 2 chansonniers monofónicos, Le Manuscrit de Bayeux (https://www.youtube.com/watch?v=Ocl_hiHTMaA) y el más conocido, Adieu mes amours (https://www.youtube.com/watch?v=DZYevmiGfLw), imitado por muchos de sus coetáneos.

This entry was posted in Música and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *