ir a la navegación

Los Premios Nobel de Física del siglo XX 2 diciembre 2012

Publicado por rsefalicante en Divulgación, Historia de la Física, Premios Nobel , comentarios cerrados

En el siguiente artículo “The Nobel Prize in Physics 1901-2000” publicado en la web oficial de la Fundación Nobel, Erik B. Karlsson hace un recorrido por la Física y los Premios Nobel de Física del siglo XX, comenzando por el concedido a Roentgen en 1901 por el descubrimiento de los rayos X.

Leer el artículo completo

Este artículo aparece publicado como un capítulo del libro “The Nobel Prize: The First 100 Years” (Agneta Wallin Levinovitz and Nils Ringertz, eds.), Imperial College Press y World Scientific Publishing Co. Pte. Ltd. (2001).

Padres, hijos y Premios Nobel de Física 5 octubre 2012

Publicado por rsefalicante en Divulgación, Historia de la Física, Premios Nobel , comentarios cerrados

El próximo 9 de octubre se anunciará el Premio Nobel de Física de 2012. Desde luego no es nada fácil consiguir este Premio, ni tan siquiera estar nominado, y sólo unos pocos “escogidos” son los elegidos; pero desde luego lo que ya resulta ciertamente muy complicado es que dos miembros de la misma familia lo consigan. Sin embargo, a lo largo de la historia de los Premios Nobel de Física desde que se concedió el primero en 1901, ha habido ejemplos de padres e hijos que han recibido este galardón:

También ha ha habido un caso de esposo y esposa:

Además Marie Curie también fue galardonada con el Premio Nobel de Química de 1911 y su hija Irène Joliot-Curie y su yerno Frédéric Joliot con el Premio Nobel de Química de 1935. Como único caso hasta ahora, John Bardeen fue galardonado dos veces con el Premio Nobel de Física, en 1956 y 1972, por sus investigaciones en el campo de los semiconductores y el transistor, y por el desarrollo de la teoría de la superconductividad, respectivamente.

¡Qué hace ahí esa bandera noruega! 19 enero 2012

Publicado por rsefalicante en Divulgación, Prensa , comentarios cerrados

Cuando el capitán Robert Scott ordenó soltar amarras del velero Terra Nova en Cardiff el 15 de junio de 1910 no se imaginaba que nunca volvería a pisar suelo británico. Había conseguido financiación para intentar ser el primero en llegar al Polo Sur y dejar constancia de su hazaña poniendo allí una bandera, la Union Jack del Reino Unido. Con mucho esfuerzo recaudó de patrocinadores y suscripciones públicas unas 40.000 libras (equivalentes hoy en día a casi cuatro millones de euros). Estaba a punto de iniciarse el último gran desafío de las exploraciones mundiales y, lo que es aún más importante, la primera gran expedición científica al último lugar de la tierra: la Antártida.

Aparte del claro objetivo político, el Terra Nova tenía otros afanes. En sus bodegas estaban cuidadosamente almacenados numerosos equipos científicos preparados para realizar mediciones geofísicas, recoger muestras geológicas, cartografiar por primera vez el territorio antártico y estudiar la fauna y la escasa flora de la zona. En sus abarrotados camarotes viajaban científicos de todo tipo: biólogos, geólogos, meteorólogos, oceanógrafos, físicos.

Leer más

Publicado en La Tribuna de Albacete (19-1-2012): A. Nájera (UCLM), E. Arribas (UCLM) y A. Beléndez (UA).