El descubrimiento de América en 1492 representa la culminación de la España de los Reyes Católicos. Economía, técnica, saber, espíritu de aventura y experiencia son inseparables en la empresa de Cristóbal Colón. Los viajes del almirante señalan, además, un nuevo rumbo de la historia de Europa. Europeo y mediterráneo, cruce de pueblos y culturas, el suelo ibérico se trasformará en puente del viejo continente con un mundo insólito, rico en la variedad de sus tierras, productos y razas