La palabra ΟΔΟΣ en la antigüedad tenía tres acepciones básicas:

  • camino, senda, curso de un río. En particular se hablaba del camino sagrado a Delfos o a Eleusis (ἱερὰ ὁδόϛ)
  • la acción de caminar, ruta, marcha o viaje. Ej.: τριάκοντα ἡμερών ὁδόϛ, Herótodo 1.104
  • metafóricamente: medio, manera de obrar, de hablar, modo de vida, procedimiento, método (latín via), en particular en los textos cristianos. Ej.: ὅϛ ταύτην τὴν ὀδὸν ἐδίωξα μέχρι θανάτου, Actas Apóstoles 21.4 : “busqué este camino hasta la muerte”.

Aparece en un gran número de derivados mediante sufijos:  ὁδεύω (caminar), ὅδιοϛ (propio del camino. Ἑρμῆϛ ὅδιοϛ: Hermes protector del viajero, cuyas estatuas se eregían junto a los caminos), ὁδίτηϛ (caminante, viajero), ὅδισμα (vía construida clavijas, como la que preparó Jerjes para atravesar el Helesponto).
Se utilizaba en muchos compuestos:
– mediante unión con palabras simples:  ὁδηγῶ (mostrar el camino, guiar) y sus derivados ὁδηγόϛ (guía), ὁδηγία (acción de guiar, enseñanza), etc.; ὁδοιπορῶ (caminar, viajar) y sus derivados ὁδοιπορία (marcha, travesía), ὁδοιπόριον (precio del viaje, provisiones), etc.; ὁδοιδοκέω (desvalijar a los pasajeros) y derivados como ὁδοιδόκοϛ (salteador de caminos), etc.; ὁδοιπλανέω (andar errante) y derivados como ὁδοιπλάνηϛ (errante, extraviado); ὁδοφυλακέω (vigilar los caminos) y su derivado ὁδοφύλαξ (guardián de caminos), etc; ὁδοστατέω (pararse en el camino) y su derivado ὁδοστάτηϛ (el que se detiene o aguarda en un camino,  ladrón de caminos); ὁδοποιῶ (facilitar, abrir, hacer  caminos), ὁδοποιόϛ (ingeniero de caminos), ὁδοποιία (construcción de caminos); ὁδοστρωσἰα (pavimentación de caminos, construcción de puentes); ὁδόμετρον (instrumento para medir distancias recorridas).
– con preposiciones, formando compuestos verbales: συνοδεύω (acompañar), παροδεύω (pasar, atravesar), περιοδεύω (recorrer, ir alrededor) y compuestos nominales sustantivos, por ejemplo: εἴσοδοϛ (acceso, entrada), ἔξοδοϛ (partida, resultado, salida), ἄνοδοϛ (subida), πάροδοϛ (camino a lo largo, entrada del coro en el teatro, paso), περίοδοϛ (circuito, recinto, sitio, movimiento circular, período), περιοδεία (exploración), μέθοδοϛ (procedimiento, método), σύνοδοϛ (reunión), δίοδοϛ (pasaje, pasillo), y adjetivos, por ejemplo: περιοδικός (relativo a un viaje circular, que ocurre periódicamente).
– con adverbios y prefijos: εὔοδοϛ (transitable), δύσοδοϛ (intransitable), ἀδιέξοδοϛ (sin salida).

La palabra sigue en uso en griego moderno, sobre todo para el nombre de las calles, (Εγνατία οδός), aunque en el registro coloquial se prefiere el más general δρόμος.
En sentido metafórico se utiliza poco. Ha quedado reducida a expresiones como: οδός της απόλειας (el camino de la perdición), οδός της αρετής (el camino de la virtud), etc.
Algunos arcaísmos de uso frecuente: καθ’ οδόν: “a lo largo del camino, sobre la marcha”, εν μέση οδώ: “a mitad del camino”.

Gran parte de los derivados y compuestos siguen usándose (los señalados arriba en negrita). Algunos permanecen como cultismos, como ὁδοιπορία (caminar, recorrer un largo camino andando), substituido normalmente por el simple πορία. La mayoría son empleados con un nuevo significado, como por ejemplo, περιοδικόν (revista), ὁδηγία (instrucción), οδηγώ (conducir un vehículo).

No pocos neologismos se han formado con esta palabra. Por ejemplo: αεροσυνοδός (azafata de vuelo); διόδια (peaje); δίοδος (diodo, componente electrónico) οδόστρωμα (calzada); οδόφραγμα (barricada).

Algunos de los neologismos propios de la katharevusa han acabado substituyéndose por el equivalente en demótico. Así, por ejemplo, οδόσημο (señal de tráfico) se ha substituido por hoy por la general πινακίδα; οδοκαθαρηστής  (barrendero) por σκουπιδιάρης;

Acabo con la música de Μάνος Χατζιδάκης y una de las calles más conocidas. En mi versión preferida de Βασίλης Λέκκας.

El texto de la canción con una traducción mía pedestre:

Κάθε κήπος έχει μια φωλιά για τα πουλιά
Κάθε δρόμος έχει μια καρδιά για τα παιδιά.
Μα κυρά μου εσύ σαν τι να λες με την αυγή
και κοιτάς τ’ αστέρια που όλο πέφτουν σαν βροχή
Δώσ’ μου τα μαλλιά σου να τα κάνω προσευχή
για να ξαναρχίσω το τραγούδι απ’ την αρχή
Κάθε σπίτι κρύβει λίγη αγάπη στη σιωπή,
μα έν’ αγόρι έχει την αγάπη για ντροπή.
Μα κυρά μου εσύ σαν τι να λες με την αυγή
και κοιτάς τ’ αστέρια που όλο πέφτουν σαν βροχή
Δώσ’ μου τα μαλλιά σου να τα κάνω προσευχή
για να ξαναρχίσω το τραγούδι απ’ την αρχή
***
Cada jardín tiene un nido para los pájaros.
Cada calle tiene un corazón para los niños.
Más tú, señora mía,  ¿cómo es que hablas con el alba
y miras las estrellas que no paran de caer como la lluvia?
Dame tus cabellos y las haré plegaria,
para empezar mi canto desde el principio.
Cada casa esconde un pequeño amor en el silencio,
pero un muchacho tiene al amor por vergüenza.
Mas tú, señora mía,  ¿cómo es que hablas con el alba
y miras las estrellas que no paran de caer como la lluvia?
Dame tus cabellos y las haré plegaria,
para empezar mi canto desde el principio.

Una Respuesta a “ΟΔΟΣ: historia de una palabra”
  1. Isabel says:

    Gracias, Santi, por la mágnifica lección sobre esta palabra. Ya estoy esperando impaciente otra.
    Un abrazo.

  2.  
www.flickr.com
Elementos de aigialos Ir a la galería de aigialos