Todo de Casa

Consejos, trucos y curiosidades sobre el hogar

Limpieza en profundidad de grifos: cómo prevenir la legionella en tu hogar

| 0 comments

Con frecuencia no somos conscientes del daño que representa la falta de limpieza en profundidad del domicilio, podemos creer que nuestra casa está limpia y sin embargo en ella tener alguna plaga de insectos invisibles al ojo humano, termitas, chinches, hormigas…, que pueden hacer peligrar nuestros muebles, nuestra familia y en conjunto a nuestro hogar. Si quieres saber cómo prevenir tu hogar de una de las bacterias más peligrosas, no te pierdas estos consejos sobre cómo prevenir la legionella gracias al correcto cuidado y mantenimiento de grifos.

¿Qué peligros esconde la falta de limpieza de nuestro cuarto de baño?

Una de las grandes epidemias ante la que rara vez nos protegemos es la legionella, no llegamos a calcular la peligrosidad de dicha bacteria y no tratamos nuestro hogar de forma preventiva, básicamente no vemos el peligro hasta que un conocido o un familiar ha sido infestado con dicha bacteria. La legionella es una bacteria que se desarrolla sobre todo en las aguas estancadas, no se transmite por la comida ni la bebida, su forma de propagación es por vía aérea, siendo respirada o en pequeñas gotas que lleguen hasta los pulmones.

Las personas que tienden a contraer más fácilmente la enfermedad, son aquellas afectadas por algún tipo de problema respiratorio tales como el asma, alergias respiratorias, bronquitis o personas con las defensas muy bajas. Por lo tanto es una epidemia que ataca más a los ancianos o personas débiles, rara vez afecta a en la edad de la infancia. El paciente contagiado con esta enfermedad deberá de tratarse con antibióticos para curarse y presentará rasgos de fiebres altas, malestar corporal e incluso puede derivar en una neumonía.

Como ves, es algo muy serio que debemos evitar y hacer todo lo posible para mantener nuestro hogar alejado de esta bacteria.

¿cómo cuidar tus grifos y prevenir la legionella?

1º Mantén una rutina de desinfección de los grifos, los sumideros del baño, las cañerías… acostúmbrate a limpiarlos con lejía para evitar que la bacteria pueda propagarse.

2º No emplees filtros en los grifos, si es cierto que van bien para controlar la cal pero tienen el problema de estancar el agua, siendo un entorno perfecto para un foco de legionella. Más vale usar agua mineral embotellada para beber y usar el agua del grifo sin filtro para otros quehaceres.

  Extrema la precaución en los grifos de poco uso. Si posees apartamentos de verano o pasas tiempo fuera de casa, no uses el agua de los grifos sin anteriormente no dejar que corra limpia. Debes de abrir los grifos unos minutos para que el agua fluya y después podrás consumirla o usarla para lo que necesites, de esta forma si había bacterias de legionella en el agua estancada que se queda en las tuberías habrás hecho que salga antes de usarla.

4º Preocúpate por tener una buena salud. Si eres una persona con carencias de nutrientes serás una persona más débil y te costará más luchar ante un posible contagio. El té combate los virus, el yogurt aporta a tu cuerpo bacterias consideradas buenas, lo que hará que luche contra las bacterias hostiles. El ajo posee cualidades antibacterianas y además es un perfecto antibiótico, por lo que ataca a cualquier infección que surja dentro de nuestro cuerpo, consumirlo crudo y a diario reforzará tu sistema inmunológico.

5º ¡No fumes! Los fumadores tienen los bronquios afectados por la nicotina, esto hace que cualquier bacteria se reproduzca antes viéndose más expuestos a la enfermedad ya que al no tratarse de pulmones saludables no pueden luchar ante ella.

Sigue estos pequeños consejos y verás cómo consigues mantener alejada a la legionella de tu hogar.

Aquí te dejamos algunas ideas y consejos caseros sobre la prevención de la legionelosis:

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Required fields are marked *.