Todo de Casa

Consejos, trucos y curiosidades sobre el hogar

Mudanza a la vista: cómo afrontar el irse de casa

| 0 comments

Será una época donde te surgen los miedos, es normal, vas a independizarte. Los cambios nos producen estrés e inquietud por la incertidumbre a cómo será nuestra nueva vida. Has entrado ya en la década de los treinta y tantos, terminaste de cursar tus estudios universitarios y sientes que es el momento de emprender un nuevo camino en tu vida. Tendrás que alzar el vuelo desde el nido de papá y mamá, donde llevas toda la vida. Va a ser duro, pero solo serán los comienzos, pronto sentirás como te adaptas a la nueva situación.

Las circunstancias de la vida laboral en España nos empujan a no poder emanciparnos hasta muy entrados en la edad madura, sin embargo creemos que no estamos preparados para seguir solos el camino. Tantos años acomodados en casa de nuestros padres donde nos hemos criado, nos dificulta el adaptarnos a una nueva vida en solitario, acostumbrados a llegar a casa y tenerlo todo listo y preparado. El plato sobre la mesa, las facturas de la luz y las facturas del agua pagadas, la casa impecable… nos hemos malacostumbrado a un ritmo de vida de niños de papá. Pero llega el momento de decir adiós a todo ello. Tenemos que buscar nuestro propio camino.

Encontrar trabajo en una ciudad diferente en la que residimos puede empujarnos a emprender este cambio mucho antes de lo esperado, a veces sin darnos tiempo a plantear realmente lo que queremos. Esta toma de decisión se ve precipitada por las exigencias del nuevo empleo y tu reciente incorporación a la vida laboral. Tener un traslado a la vista a todos nos agobia, y más aún si no sabemos por dónde empezar o qué pasos debemos seguir para hacer una mudanza.

No solo cambias de hogar, también cambias de rutina diaria. Emprendes una nueva vida en un lugar diferente, posiblemente con un clima distinto al del lugar donde residías anteriormente. Un entorno de vida nuevo rodeado de vecinos que ni conoces, la incertidumbre de cómo será tu adaptación al nuevo entorno. La búsqueda del nuevo domicilio, en el que debes de pensar tranquilamente antes de hacer la toma de decisión ya que piensa que residirás en esa casa de por vida o por un largo periodo de tiempo.

A todo esto se le añade el gran problema de tus pertenencias, ya que además te verás obligado a mover contigo parte de tus cosas. Por esta razón, contratar una empresa de mudanzas que te ayude a trasladar todas tus pertenencias no estará de más. Evidentemente no dejarás la casa de tus padres desmantelada, no te llevarás contigo los electrodomésticos pesados, quizás incluso ni ningún mueble. Pero aun así tendrás muchos enseres que deberás de llevar a tu nuevo hogar, tales como ropa, zapatos, libros, material deportivo, toallas, mantas, pequeños electrodomésticos…

No temas por estos cambios drásticos en tu vida, piensa siempre en positivo sobre tu nueva situación. Vas a un lugar nuevo al que te debes de enfrentar con la mente abierta. Intenta ser sociable, mostrándote tal y como eres. Solo de esta manera podrás volver a echar raíces en un lugar.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Required fields are marked *.