Diseño tema 6

analizador_vision.jpg  test_av_control_vision.jpg  El pasado martes 15 se presentó en clase el tema 6 (Capacidad visual). El tema pretende mostrar y concienciar sobre el análisis de los factores generales que influyen en el rendimiento visual (y por tanto general) en actividades laborales y de ocio.

Con este objetivo, las actividades no presenciales propuestas para este tema son:

  •   Opinión: Lista y valora qué factores de riesgo ocular pueden ser habituales en actividades realizadas en el hogar, dentro ofuera dela casa. Justifica la respuesta en función de la edad del usuario.

  •   Acción/Opinión: Localiza en la literatura científica, en español y en inglés, trabajos relacionados con los pros y contras de los analizadores de visión (control vision). Tras leer algunas de estas contribuciones científicas, ¿cuál es tu opinión al respecto? ¿son realmente útiles? ¿en qué contexto?

  •   Acción: Resuelve los problemas numéricos nº 3 y 4 de la hoja de problemas nº 3 orientado al cálculo del rendimiento visual.

Otros aspectos asociados a este tema, y directamente con el rendimiento visual, son la relación edad vs. función visual, y, los factores de visibilidad de las tareas que se realizan/controlan total o parcialmente a nivel visual (p.e. conducir, tareas usando dispositivos de pantalla, deportes, etc)..

La primera parte del tema se impartió el martes 15 pasado, aunque las actividades no presenciales previstas pueden cubrir aproximadamente 8 h. El próximo lunes 28 haré un poco de retro-alimentación con las actividades propuestas y finalizaré el tema con la polémica de los analizadores de visión. Todavía no tengo transformados mis apuntes en PowerPoint a material html de CourseGenie. No obstante, como ya avancé en una entrada anterior, mis apuntes en PDF están disponibles para mis alumnos a través de la plataforma de aprendizaje Campus Virtual de la Universidad de Alicante.

10 Responses to “Diseño tema 6”

  1. Natalia says:

    Bueno, respecto a la opinión de las funciones visuales que decaen con la edad yo pienso que son: la acomodación, la AV de cerca y lejos y las funciones de campo visual.
    Con la edad el cristalino pierde flexibilidad y, por lo tanto, la capacidad de acomodación y con esto aparece la presbicia. También aparecen las cataratas porque el cristalino va perdiendo su transparecia y como consecuencia de esto disminuye la AV de cerca y lejos.
    Todo esto lleva a una disminución del confort mientras realizamos una actividad laboral,nos impide concentrarnos en lo que estamos haciendo y por lo tanto podemos sufrir un accidente laboral.También,como realizamos un esfuerzo visual y nos fijamos más en lo que estamos haciendo puede producir dolor de cabeza y cansancio.
    Adioos!!

  2. david martínez belmonte says:

    Los animales domésticos son una fuente inagotable de problemas oculares en la casa, aunque aquí solo hablaremos de las lesiones que producen, fundamentalmente en los niños, los perros y gatos, pues sus ojos quedan a la altura exacta para recibir golpes al saltar jugando sobre ellos. Son muy frecuentes los traumatismos orbitarios y las lesiones por arañazos en el globo ocular.

    Capítulo aparte merece el de las infecciones, ya que por muy limpia que este nuestra mascota, arrastra consigo una cantidad de gérmenes y microbios que harán preciso extremar las medidas de higiene, sobre todo en el caso de los niños.

    La cocina es un imán, al que atraídos por los ricos olores, se acercan todos los miembros de la familia, y así, se convierte en la estancia de la casa donde estadísticamente, se produce el mayor numero de incidencias relacionadas con las urgencias oftalmológicas.

    Las salpicaduras de aceite caliente o agua hirviendo pueden producir graves quemaduras en párpados o lo que es peor, en el globo ocular.

    Los bebes, pueden confundir fácilmente los envases de colores brillantes de lejías o detergentes, con los de agua de colonia con que se humedece el pelo su papá y al imitarle producirse causticaciones oculares graves, muy dolorosas y de lenta curación.

    El salón suele ser centro de reunión y por lo tanto, el lugar preferido por los padres para sentir en brazos a su bebe mientras miran la televisión sentados en el sofá . Aunque resulte difícil de creer, el salón es escenario de un alto porcentaje de accidentes( el 36% de los ocurridos en el hogar). Un gran número de urgencias oftalmológicas son debidas a los arañazos que las uñas de los bebes producen en los mayores.

    En las casas con chimenea, sobre todo en la ciudad, se quema madera la mayor parte de las veces inadecuada para ese fin, por estar verde, húmeda, etc. Las chispas que saltan a los ojos del que se acerca a reavivar el fuego, es un tipo de accidente con distintos grados de gravedad, pero casi nunca cómodo para el que lo sufre.

    No es raro encontrar en urgencias padres fumadores desolados, al haber sido causantes involuntarios de quemaduras por cigarrillo en cara y ojos por las chispas ocasionadas por el manoteo de su hijo en brazos.

    Y no nos olvidemos de las fiestas en las que es común, tanto en los días anteriores como en los posteriores, que aumenten las visitas a urgencias muchas veces siendo necesaria la hospitalización, por la gravedad de la lesiones debidas a la manipulación de fuegos de artificio, petardos, etc. Normalmente el niño sujeta el artefacto explosivo, a la altura o por encima de su cabeza, lo que hace que las heridas más frecuentes sean en la cara y de ellas un 21 % en los ojos.

    Porcentaje de accidentes en el hogar
    Según las estadísticas de nuestros servicios oftalmológicos de urgencias, la mayoría de las lesiones oculares traumáticas se producen jugando en los niños menores de 15 años, en el trabajo o practicando deporte en el grupo de edad de 16 a 59 años ,y por accidentes domésticos producidos por caídas las personas de más de 60 años.

    Aproximadamente el 35 % de los traumas oculares tienen el hogar como escenario frente al 18 % ocurridos en el trabajo.

    En patologías no producidas por accidente son las conjuntivitis y los trastornos producidos por las lentes de contacto los que están en cabeza de las urgencias oftalmológicas, según un reciente estudio realizado sobre 2.300.000 visitas a urgencias oftalmológicas de los hospitales de USA.

    Sabiendo en que circunstancias se pueden producir los accidentes que darán lugar a las lesiones oculares, podremos prevenir y evitar las a veces graves consecuencias que una imprudencia o falta de atención pueden tener en nuestro sentido más valioso. Contribuyamos, haciendo más seguro nuestro hogar, a la reducción del número y la gravedad de los traumatismos oculares en los miembros de nuestra familia.

  3. david martínez belmonte says:

    Como podemos suponer, todas las estructuras del ojo cambian debido al irremediable envejecimiento, por ejemplo, la córnea se hace menos sensible; la pupila disminuye su tamaño y puede ser más lenta para cambiar de tamaño en respuesta a la oscuridad o la luz brillante; el cristalino se vuelve amarillento, menos flexible y levemente opaco; las almohadillas de grasa que soportan el ojo se reducen y el ojo se hunde en la órbita; a su vez los músculos oculares se hacen menos capaces de rotar completamente el ojo.

    Lo sugerente, entonces, es que las personas mayores de 40 años se hagan un examen de rutina de sus ojos por lo menos una vez al año, ya que muchos problemas graves son fácilmente tratables si se detectan durante sus etapas tempranas; incluso, algunos cambios oculares pueden comenzar a los 30 años.

    Pero, ¿cuáles son los problemas oculares más comunes que se presentan por el avance de la edad? A continuación enlistaremos los más importantes.

    Ojo seco. Las lágrimas son producidas por las glándulas lagrimales y segregadas cada vez que parpadeamos para mantener húmeda la cornea. Además, brindan protección al ojo ante posibles infecciones y cuerpos extraños, ya que contienen enzimas que las esterilizan para destruir a bacterias. Cuando no se producen en buena cantidad o sus componentes son deficientes, se genera un ambiente seco en la superficie del ojo que afecta a la conjuntiva (membrana que recubre internamente los párpados) y, fundamentalmente, a la córnea, inflamándolas.

    Generalmente se manifiesta a través con sensación de arenilla y/o cuerpos extraños, ardor, comezón, sensibilidad a la luz, visión de halos de colores, ojos llorosos y picazón leve. Para aliviar este malestar regularmente se recomiendan gotas que sustituyan a las lágrimas naturales con productos de venta libre, así como el uso de antiinflamatorios y antibióticos, pero si el problema se origina por la obstrucción de los conductos de flujo de las lágrimas, deberá practicarse sencilla cirugía. Hay que señalar que no todas las personas deben limpiarse los ojos con infusiones de manzanilla, pues hay quienes son alérgicos y la reacción puede acarrear otros problemas.

    Cataratas. Son consecuencia de la degeneración natural que paulatinamente se produce en los tejidos de una parte del ojo llamada cristalino, que hace que la visión sea borrosa, ocasionando aturdimiento, deslumbramiento fácil con la luz y problemas de visión nocturna. La pérdida gradual de la transparencia del cristalino permite que menos luz llegue a la retina

    A pesar de que pueden afectar a las personas de cualquier edad, son más comunes en los adultos mayores de 60 años. El tratamiento más común es un procedimiento quirúrgico para reemplazar permanentemente el lente cristalino natural del ojo con un implante de acrílico transparente llamado lente “intraocular”.

    Glaucoma. Hacia el interior del ojo existe un fluido que se mantiene a una presión estable para que su funcionamiento sea normal, pero cuando ésta aumenta de forma anormal, puede “comprimir” tanto al nervio óptico como a los vasos sanguíneos que nutren a la retina. El resultado es una pérdida lenta de la visión periférica o lateral, misma que es indolora y que suscita que el problema avance finalmente la ceguera.

    Esta afección puede detectarse mediante una prueba realizada en el consultorio del oftalmólogo, y dependiendo del grado de avance del problema puede ser tratado con medicamentos, cirugía convencional o láser, la cual se recomendará para abrir los canales de drenaje y reducir la presión.

    Vista cansada. También identificada como presbicia, se presenta cuando el cristalino pierde flexibilidad y se endurece, de manera que el ojo no puede enfocar eficazmente la luz sobre la retina, lo que trae como resultado dificultad para mirar objetos a distintas distancias. Pese a que los anteojos de lectura o los bifocales siguen siendo el método tradicional para el tratamiento de la mayoría de los pacientes, se está investigando el tratamiento con rayo láser.

    Degeneración macular senil. Se trata de la segunda causa de ceguera en personas mayores de 65 años, y para entenderla tengamos en cuenta que la mácula es el punto de la retina que nos sirve para mirar objetos situados directamente al frente del ojo, de manera que si se llega a afectar habrá importantes actividades que no podamos llevar a cabo, como leer o conducir un auto.

    Se reconocen dos tipos de esta afección, la llamada degeneración macular seca o atrófica, que es la más común y responsable del 90% de los casos, y ocurre cuando la mácula se estrecha como consecuencia del paso del tiempo; la pérdida de la visión generalmente es leve. En cambio, el tipo reconocido como húmedo o exhudativo se debe al crecimiento de nuevos vasos sanguíneos detrás de la retina, los cuales, por ser débiles y romperse con facilidad, provocan que se derramen algunas gotas de sangre que dañan la mácula; eventualmente se forma una especie de cicatriz que deteriora aún más la vista; por fortuna, constituye solamente del 10% de los casos reportados.

    Lamentablemente no hay tratamientos alentadores a la degeneración macular del tipo seco; sin embargo, ya existe innovadora terapia para tratar la llamada húmeda, se llama fotodinámica y se basa en la inyección vía intravenosa de una sustancia (verteporfin) que no posee acción propia hasta ser activada 15 minutos después por medio de un láser, y que sólo desarrolla efectos locales (en el ojo). Con ello se logra la máxima acción destructiva y selectiva de los vasos sanguíneos anormales, sin ningún tipo de efectos sobre la retina sana o ningún otro órgano del cuerpo.

    Retinopatía diabética. La diabetes se suscita cuando la cantidad de glucosa o azúcar en sangre rebasa los límites establecidos (110 miligramos), lo cual sucede cuando el páncreas deja de producir insulina (tipo 1), o bien, si dicha sustancia se genera en menor medida y la respuesta del organismo hacia ella se ve disminuida (tipo 2).

    Los altos índices de glucosa en sangre engrosan las paredes de los vasos sanguíneos del ojo y, al mismo tiempo, las debilitan; en consecuencia, las tornan más propensas a la deformación y a las fugas de sangre. Particularmente puede afectar a los nervios del globo ocular y producir microinfartos retinianos (muerte de tejido por falta de oxigenación) y hemorragias, que si no se tratan a tiempo pueden ser el origen de desprendimiento de retina y, en casos extremos, ceguera.

    Este tipo de retinopatía se desarrolla, generalmente, 10 años después del inicio de la diabetes, y generalmente no hay síntomas que denoten su presencia, aunque en ocasiones la vista puede tornarse borrosa y haber cambios frecuentes en la graduación de anteojos; asimismo, es posible que haya pérdida visual súbita.

    Para mejorar la situación, el oftalmólogo puede recurrir a la fotocoagulación, procedimiento que consiste en la aplicación de rayo láser sobre la retina para destruir los vasos sanguíneos anormales y sellar los que tengan fugas de sangre, mismo efecto que tendrá la técnica denominada crioterapia (congelación). Pero si la hemorragia en los vasos dañados es considerable, característica común en la retinopatía avanzada, se podrá pensar en el método vitrectomía, que consiste en una microcirugía en la que el especialista extrae el humor vitreo que contiene sangre y lo sustituye con una solución transparente.

    Párpado caído. Aunque no se trata de un problema originado en el globo ocular puede afectar la visión y debe ser corregido. Se identifica como ptosis, y refiere a la caída del párpado superior, la cual puede llegar a ser total, es decir, que cubra toda el área de la pupila y manifestar ambliopía u oscurecimiento de la visión por falta de sensibilidad de la retina.

    Cuando llega a presentarse en ambos párpados se denomina bilateral, siendo muy común como consecuencia de cambios producidos por la edad. El tratamiento más recurrente es quirúrgico —se identifica como blefaroplastia—, en la que se elimina el exceso de piel y grasa de las partes superior e inferior de esta región.

    En otro tiempo, mala visión y envejecimiento eran prácticamente sinónimos. Pero, hoy en día, los avances tecnológicos, quirúrgicos, terapéuticos y de diagnóstico permiten que la mayoría de los adultos mayores disfruten de una buena visión por el resto de sus vidas.

  4. Víctor says:

    Hola. Escribo para llevar a cabo la actividad de opinión 1 del tema 6.

    En mi opinión la función visual que más rápidamente decae con la edad es el poder de acomodación del cristalino, que conlleva un alejamiento del punto próximo. Es la que más se hace de notar, dentro de las degeneraciones asoaciadas a la edad, dado que quienes sufren la presbicia poco a poco notan que han de alejarse los libros y textos para poder verlos nítidos.

    Además de esto, sus fibras se esclerosan y pueden producir cataratas, una afección bastante común también.

    La falta de transparencia de los medios oculares también es un factor bastante notable con el paso de los años.

    Todos estos problemas pueden causar inseguridades e inconfort tanto en nuestro ambiente de estudio/trabajo, como en otros ámbitos. Si no corregimos estos defectos a su debido momento, por ejemplo, la presbicia, no nos encontraremos a gusto manipulando objetos o leyendo, dado que tendremos que aumentar nuestra distancia de trabajo. Parece mentira, pero este hecho de tener que alejar los objetos para trabajar con ellos, podría ser causante de algún accidente doméstico.

  5. Víctor says:

    Con respecto a la acción/opinión 2 del tema 6, me gustaría decir mi opinión en relación a los analizadores de visión.

    Pienso que es una herramienta que podría servir para evaluar el estado de la visión de un paciente de forma algo limitada. Nos daría una primera impresión, pero creo que lo correcto sería acudir a un profesional de confianza.

    La máquina podría estar mal calibrada o estropearse. Necesita de un mantenimiento y no tiene en cuenta el ambiente de trabajo de la persona, la iluminación de la tarea, ni su situación. Además no detecta anomalías patológicas y la cantidad de casos falsos o medidas erróneas es bastante elevado.

    Creo que lo ideal para comprobar el estado de la visión de unos trabajadores en una empresa sería acudir a un profesional. Supondría más tiempo y más gastos, pero no hay que ponerle precio a la seguridad y a la salud de unos empleados que van a trabajar para dar lo mejor de sí mismos.

    Finalmente, decir que sería conveniente restringir el uso de dichos analizadores únicamente a ópticos-optometristas u oftalmólogos, dado que es un aparato que puede usarse por no profesionales de la salud, lo que entraña más riesgo de malas medidas y/o mala asimilación de resultados.

  6. cristina molina says:

    Hola!! Con respecto a las funcines que decaen mas rápidamente con la edad he de decir que hay multitud de factores de los que depende. Por ejemplo, el cristalino con el paso del tiempo amarillea(pierde transparencia), pierde flexibilidad lo que lleva a un principio de catarata y a la pérdida de AV. La córnea se vuelve mas sensible, la pupila se hace mas pequeña, etc.
    Hacia los 40 años de edad aparece lo que se llama presbicia (vista cansada de cerca), la presbicia también depende del tipo de trabajo que realice una persona que entonces le aparecerá antes de los 40.
    Hacia los 50 años puede aparecer un glaucoma crónico simple, por esto se debe realizar una revisión cada año para poder evitar este tipo de patologias.
    Hacia los 60 años puede aparecer cataratas, retinopatias vasculares, retinopatia diabética,desprendimiento de retina.
    Hacia los 70 años, degeneración macular senil (DMAE)

  7. cristina molina says:

    Ahora voy a comentar lo de los analizadores de visión, que no he localizado la literatura científica, entonces me he ido a google a buscarlo y tampoco lo he encontrado, por tanto, voy a escribir las ventajas e inconvenientes de estos dispositivos que hemos dado en clase.

    VENTAJAS: son mas economicos, manejables por no profesionales, rápidos y de mantenimiento bajo.

    INCONVENIENTES: no mide la iluminacón de la tarea, no detecta patologías ni estrabismos oculares, presencia de casos falsos positivos y viceversa, y, presencia de endoforia relativa por C/A proximal o psíquica.

  8. patricia says:

    Las funciones básicas del sistema visual son detección, reconocimiento y discriminación.
    Cuando una persona ve un objeto o cosa lo primero primero que hace es detectarlo, luego lo reconoce y finalmente lo discrimina, es decir, ve la forma, color, … como si lo fuera a describir.
    En mi opinión con la edad la función que decae más rapidamente es la discriminación y todas ellas pueden ser causantes de accidentes en trabajos laborales y sobre todo en trabajos que requieren más riesgos y están más expuestos, como por ejemplo conductores, etc ya que si no lo ven bien puede causar problemas.
    Tambien tengo que añadir que con la edad aparece la presbicia que es causante de incomodidades en la visión de cerca.

  9. patricia says:

    Hola! voy a contestar la actividad 2 del tema 6 que va sobre los analiadores de visión. He estado mirando por internet información sobre los analizadoes de visión y he encontrado una pagina donde hay un texto que voy a resumir en una frase: La realización de estos test es aproximada y no excluye, de ningún modo la revisión por un óptico o oftalmólogo y que hay que realizar revisiones periodicas sobre todo en niños.
    A continuación muestran una serie de test para hacer y con ello medir la agudeza visual, el astigmatismo y un texto para la lectura.
    En mi opinión, como se ha dicho en clase, los analizadores de visión son una gran competencia para los opticos-optometristas, ya que su uso es más rápido, es más económico su mantenimiento, rápidos y lo puede realizar cualquier persona, en cambio no detectan patologias y estrabismos, presencia de casos falsos … para mí no son útiles.

  10. Gracias por compartir con todos nosotros toda esta practica información. Con estos granitos de arena hacemos màs grande la montaña Internet. Enhorabuena por este post.

    Saludos

Leave a Reply