Archive for the ‘Familia vs. Trabajo’ Category

Crossed reflections about leadership and competitive intelligence

Lunes, septiembre 23rd, 2013

granero

After my recent and very rewarding experience lived this last week joining some business meetings in some EU cities, I completely agree with my previous “will with leadership passion” (in Spanish), and my total happiness feeling with my self-actualisation level after doing internal feedback.

But, reading  recently this from E. Punset (in Spanish too), and remembering to Lynda Gratton, and her singular book “Future of work” (available in Spanish edition), and their common reflections with D. Goleman (social intelligence), Eduald Carbonell (in Spanish too), and “why nations fail” by Acemoglu & Robinson, and Taleb (and his black swan theory), it is important to stimulate and give support to next generations (our children, students, junior colleagues, and customers) to explore some uncomfortable initiatives, with a preliminary analysis of the provided impact, both positive and negative, in front of new and fast variable challenges we will live globally, and at multiple levels, for next years and decades.

Sobre baloncesto amateur, cantera, y la FBCV (IV)

Domingo, mayo 19th, 2013

La temporada 2012-13 de baloncesto está a punto de finalizar, y tras los pasos iniciales de la FBCV a principios de temporada, analizados y comentados aquí, parece ser que en las últimas semanas desde la FBCV se ha tomado la iniciativa de implementar un punto de inflexión positivo, que espero y deseo que sea así, como si se tratara del inicio de un círculo o espiral virtuosa, de interrelaciones renovadas y reforzadas con los clubs amateurs y el fortalecimiento de los valores sociales del baloncesto en la cantera. En cierto sentido, como explicaré abajo, les iba la “vida” en ello tanto a los clubs amateurs como a la FBCV a medio y largo plazo. Pero puede que no sea suficiente …, a no ser que se tengan en cuenta otros aspectos que comentaré aquí (y quizás otros muchos más que no concibo ahora importantes, pero otros sí), y que libremente pueden considerarse convenientes y certeros, y por tanto susceptibles de reflexionar sobre ellos para la toma de decisiones acertadas a nivel estratégico a medio y largo plazo.

Las iniciativas recientes de la FBCV, como de un giro de 180º se tratara aparentemente (y que aún así felicito), son básicamente 2 documentos:

Sobre el primero solamente comentar varios aspectos. El primero que todos los padres de jugadores amateurs agradecemos este documento ético a nivel federativo. Pero creo, en mi humilde opinión, y como padre de todavía 3 jugadores en categorías IR, que no es suficiente en los aspectos siguientes:

  • En este documento, orientado a un deporte colectivo como el baloncesto, y claramente relacionado con la salud y aprendizaje social (trabajo en equipo, liderazgo, etc) para la vida adulta, que no se cite nunca el término “liderazgo” con un perfil amplio, como propugnaba J. Wooden, o quizás también en breve P. Jackson en su nuevo libro, me parece desconcertante. Que aparezca el valor “lealtad”, y no por ejemplo la transparencia, la cultura del esfuerzo o el liderazgo, como el primero de los valores a inculcar con la formación y práctica del baloncesto también da mucho que pensar …
  • Sobre el código de conducta para entidades, y en particular el tema referido a la gestión de fichajes de jugadores menores de 18 años, me parece llamativo y poco equitativo no implicar explícitamente la influencia de los padres, como los verdaderos tutores legales de los jugadores en esas edades. Es decir, que desde mi punto de vista solamente los padres, sólo ellos, son los tutores legales de sus hijos, y ceden parte de su formación a los centros de educación secundaria, y los clubes deportivos. Pero no por ello, los centros educativos ni los clubs deportivos amateurs pueden considerarse “dueños” o gestores, o representantes, de los jugadores. La única y definitiva toma de decisión en este asunto, sea más influenciable o no por aspectos externos, acertada o no más tarde, corresponde dentro de la familia, no dentro del club.
  • Echo en falta un código de conducta, o quizás más bien de competencia, para los árbitros, puesto que también forman parte, queramos o no, de la formación integral de los jugadores de baloncesto. La gran misión social, a mi entender, de los clubs amateurs es formar integralmente tanto a jugadores como entrenadores. Que el lema del código ético de la FBCV sea:

“El valor del baloncesto lo forjamos entre todos…

Ese valor son nuestros valores

Ayudemos a los jugadores

y crezcamos con ellos”

  • deja FUERA de este objetivo formativo a los entrenadores, y a los árbitros. Para mí, igual de importante es formar íntegramente a jugadores, como entrenadores y árbitros. No todos los jugadores amateurs, con mayores o menos habilidades para el baloncesto, se dedicarán a nivel profesional, sea como jugador, entrenador o árbitro, en su vida adulta. Lo más importante, a mi juicio, de esta etapa amateur dedicada al baloncesto, y por la que apostamos todas las familias, es que las personas crezcan a nivel individual y social a mejor, que sean mejores personas, y en algunos casos, ojalá muchos, buenos líderes para sus nuevos retos a nivel personal y profesional que les tocará afrontar en un mundo actual y futuro muy complejo a nivel socio-económico y político. Es decir, que tras “su paso por el baloncesto”, árbitros, entrenadores y jugadores, asimilen grandes valores sociales como el trabajo en equipo, liderazgo, etc, para ponerlos en práctica en sus nuevos retos futuros a nivel personal y profesional. El lema ético de la FBCV no debe ser quizás el anterior, sino uno vinculado a “Deporte, Salud y Aprendizaje Social para la Vida Adulta”. Y por ello apostamos, estoy convencido, muchas de las familias que siguen apoyando a sus hijos, a pesar de lo “sufrido” cada temporada, dentro y fuera del club, a practicar el baloncesto como medio para forjarse mejor, sobre todo, como buenas personas, o incluso líderes.
  • Por tanto, volviendo a los árbitros, y sobre la carencia de un código de conducta/competencia hacia ellos, de nada vale todo lo demás en el código ético FBCV si los árbitros no se comprometen a mantener el mismo nivel de supervisión y marcado de faltas desde el minuto 1 hasta el final. Si los árbitros se adaptan siempre (sea de forma intencionada o no) al nivel e intensidad defensiva de uno de los equipos, estarán apoyando y reforzando la defensa vs. el ataque. Si un equipo, al principio del partido, pone a prueba a un árbitro cometiendo muchas faltas en defensa, y el árbitro consiente casi todas ellas, y no pita la primera detectada y reconocida, poco favor hará al baloncesto, y a la formación integral de todos los jugadores. Modular el nivel de exigencia de las infracciones en baloncesto en función de intereses extra o intradeportivos (si pito mucho, el partido se alarga, y debo irme al siguiente …, etc; ahora que el partido ya está claramente decantado, puedo volver a pitar de forma estricta; etc) es claramente perjudicial para la formación del baloncesto, y, en cierto sentido, es equiparable, salvando las distancias, a la nula supervisión (o dejadez consentida) del BdE en la mala gestión de las cajas de ahorros durante muchos años en nuestro país.

Por consiguiente, y conectando con el otro documento reciente de la FBCV sobre la nueva programación IR para la temporada 2013-14, nada compensa a las familias pagar las cuotas a los clubs, costearse los viajes con coches propios de aquí para allá toda la temporada, para que en las fases finales (se llamen como se quiera, ahora, o en el futuro), los árbitros sean condescendientes o super-permisivos con equipos super-defensivos, y claramente rayando siempre el límite de la agresividad física, dejando sin pitar infracciones claras desde el minuto 1, o pitando una tras ver y reconocer todo el público que antes se han producido 5 o más, sea en la categoría que sea (y más en alevín …), o que una vez ya decantada la victoria clara hacia un equipo (generalmente el más agresivo) ya se puede volver a ser exigente con las infracciones. Por favor: nivel de exigencia con las infracciones desde el principio hasta el final, y para ambos equipos. Siempre. Si este tema, claramente de competencias y también ético, sobre los árbitros no se incluye en el código ético FBCV, no merece sinceramente como padre de 3 jugadores IR jugar y aprender baloncesto en categorías de nivel superior: saldría siempre más barato para el presupuesto familiar al haber menos desplazamientos en coche, nuestros hijos no se frustrarían, y a nosotros nos costaría menos hacerles comprender y aceptar …

Lo más importante, clave o crucial, para la mayoría de las familias que aportan jugadores y entrenadores al baloncesto cantera y amateur es que tras cualquier actividad deportiva (entrenamiento, partido oficial o amistoso, torneo, campus, etc) nuestros hijos vuelvan a casa mucho más felices de como se fueron, más reforzados a nivel interior como personas, como líderes buenos para cualquier ámbito profesional futuro. Si esto no se consigue, o no se puede retroalimentar positivamente (incluso habiendo sufrido comportamientos tóxicos de otros, de los cuales a veces se aprende más que de las personas buenas), no merece la pena dedicar más tiempo, y dinero, al baloncesto. Y entonces, numerosas familias buscarán, y encontrarán, otros vías de socialización (otros deportes, aficiones, etc) para sus hijos adolescentes que les llenen íntegramente y les ayude a ser más fuertes y buenas personas para el futuro que les tocará afrontar. Y si no estoy en lo cierto, haced ahora clubes encuestas o reuniones de balance de la temporada a todos los padres de vuestros equipos.

Así pues, con un programa IR 2013-14, que mantiene las cuotas altas de la temporada actual, excepto en alevín, y sin iniciativas de cambios internos, sino solamente un maquillaje parcial para intentar sobrevivir más tiempo, la FBCV no parece que ha acertado con el punto de inflexión óptimo para mantener el compromiso de los clubs amateurs para los próximos años. ¡HAY OTRA VIDA PARA LOS CLUBS AMATEURS FUERA DE LA FBCV! Con más o los mismos ingresos, con menos gastos, y quizás los entrenadores, jugadores y sus familias más satisfechos y felices.

¿O pensáis clubes, sobre todo de ciudades pequeñas (< 50000 habitantes), que la regeneración de los equipos seniors está garantizada con jugadores IR? Antes, en un contexto socio-económico más local que global, la mayoría jugadores seniors amateurs trabajaban cerca del club, de su ciudad, o en su provincia. Pero y ahora? y en el futuro? ¿Creéis que las familias vamos a influenciar en nuestros hijos (sean jugadores o entrenadores) para que sigan jugando (o sean leales con) en el club en edad adulta sin futuro profesional y laboral seguro, y que no les permita crecer a nivel personal y profesional? En mi caso, el de mi familia, lo tenemos muy claro: el periodo de formación y práctica del baloncesto en edad adolescente de nuestros hijos es una etapa más de su progresión/vocación personal y profesional, y por tanto corresponde, sea con sus puntos fuertes y débiles, a una etapa intermedia de la vida y aprendizaje social de nuestros hijos. El baloncesto amateur, como jugador o entrenador, sin empleo estable y vinculado a una progresión personal y profesional positiva, aunque sea complicada, no aporta felicidad. Y cuanto antes se lo intentemos mostrar a nuestros hijos, con ejemplos reales exitosos y fallidos, mejor.

Y ésta es nuestra decisión como familia, FBCV, y nada puedes influir en ella, ni impedirla, ni tampoco los clubs amateurs. Como familia, como asesores o coaches principales, intentaremos siempre que nuestros hijos aprendan a escalar y mantenerse, con buenas artes, en los niveles superiores de la pirámide de Maslow. Y también a comprender e implementar en cualquier momento el concepto de éxito de Wooden, y las bases de la pirámide del éxito sobre las que se sustenta. Que el baloncesto en edad adulta, si no va vinculado a un empleo estable y/o con posibilidades reales de progresión personal o profesional, no aporta la felicidad plena. Y éste será siempre nuestro compromiso con nuestros hijos, incluso en edad adulta, incluso con nuestros posibles nietos.

 

Testamento con pasión de liderazgo

Domingo, mayo 5th, 2013

Para aquel que le reconforte, y más …

Esta última semana he pasado por una crisis existencial muy grave, que he resuelto muy favorablemente, tanto para mí (porque me ha hecho más fuerte y decidido para lo que deseo, quiero y puedo hacer a partir de ahora, como se verá a continuación) como para los míos (familia 1, familia 2-trabajo, familia 3-CBJJ, etc). Por esto deseo hacerlo llegar a todo el que le pueda reconfortar, ayudarle a ser mejor, y actuar en consecuencia en su propio contexto vital.

Todo empezó, para mal y bien, en el año 2007, cuando un ser muy querido (y clave en mi vida) nos dejó inesperadamente para siempre. Pero su legado de liderazgo quedó sembrado en mi interior. Ya me di cuenta en la misma noche tras su entierro, y escribir lo que escribí esa noche (colgado aquí, en este blog) ya me hizo más fuerte porque me reconfortó a nivel interno. Pero tenía que seguir viviendo, ayudando a mi familia, a la del trabajo, a hacer nuevas redes (CBJJ, etc) para comprender en su total dimensión el legado de mi suegro. Se necesita un líder para levantar a otro líder, una de las 21 leyes de liderazgo de Maxwell, y otras afines.

El liderazgo se concede, no se toma. Siempre se da, es ofrecer, sin esperar nada a cambio, ni las gracias. Como hacen nuestros padres. Y nada debemos como deuda a nadie: un líder no debe comportarse nunca como un “padrino”. Es siempre acompañamiento al estilo coaching, pero siempre implica por supuesto: protección, confianza, apoyo, e inspiración. Y para ello el líder debe estar siempre en paz consigo mismo, pero sobre todo siempre alerta …

Han pasado ya casi 7 años, y crecí como líder, tanto a nivel personal y profesional, pero una bomba de relojería, como un veneno, se estaba inoculando progresivamente en mi interior. Aprendí en este camino, a veces de forma autodidacta, nuevas cosas, como las leyes del liderazgo y trabajo en equipo de Maxwell, la pirámide del éxito de Wooden, la inteligencia emocional y social de Goleman, gestión de equipos de alto rendimiento, inteligencia competitiva integral, innovación educativa, etc, y, a discernir los comportamientos tóxicos con Stamateas.

Nadie es perfecto, y nadie es inmortal (como siempre apuntan gente que aprecio), pero las relaciones interpersonales son complejas en cualquier ámbito, a nivel familiar a medida que los hijos crecen, los colegas de trabajo (y más en la universidad, un entorno que favorece mucho el crecimiento personal, como en muchos deportes), etc. Pero todas las personas no somos iguales, y muchas de ellas, mayoritariamente de forma inconsciente, se comportan con nosotros de forma tóxica, transmitiéndonos comportamientos (que quizás imitaron de otros) que nos hacen imitarlos, sin caer en la cuenta (quizás demasiado tarde) que hacemos daños a nuestras “familias”, pero sobre todo, sobre todo, a nosotros mismos, como si de una pócima de cambio de personalidad, y prioridades vitales, se tratara.

Afortunadamente, y tras un estallido propio de comportamiento tóxico, reaccioné con celeridad, viajé hacía mi interior (me perdoné a mí mismo, perdoné a los otros, y pedí perdón a los míos) hice balance de mi vida de forma integral, y recapacité y decidí que quería y podía cambiar a mejor, y ayudar a los míos, en su propios contextos de desarrollo personal y profesional, a crecer y a ser mejores.

Decidí, y estoy listo para ponerlo en práctica, que:

1- Mi misión en mi vida (quede la que me quede, así decido ocupar mi tiempo) es formar a líderes. El mundo actual, y sobre todo futuro, necesita muchos más líderes que seguidores.

2- Para llevar a cabo esto, estoy dispuesto y preparado a ayudar a crecer a otras personas, a integrarme en o desarrollar nuevas redes (“familias”), que permita “levantar” nuevos líderes. Que tengo talento para obtener y filtrar información, analizarla a múltiples niveles, proponer soluciones (si hay problemas ahora, y puede o no haberlos, es decir con proactividad), y transmitirlo todo a las personas (que considero afines a mí) que toman decisiones.

3- Mi sustento, o motivación interna, será siempre la interacción, aunque cada vez menos pero siempre fuerte, aún en la distancia o en el tiempo, con mis primeras “familias”, y las nuevas por venir. No podemos siempre proteger, dar confianza y apoyo, e inspirar con la misma intensidad, sino que eso corresponde a los nuevos líderes, cuando se den cuenta (cuando ellos hagan su propio viaje interior). Esa es la ley del legado o herencia de Maxwell que he aprendido duramente, pero felizmente, estos días.

4- Me sobrarán siempre los comportamientos tóxicos, y las personas que no desean o quieren cambiar. Será difícil, pero no imposible, y ayudaré a mi gente a ayudarme, a confesarme si me comportaré o no con ellos de forma tóxica. Y viceversa. Ante todo evitar las imitaciones. Ser fiel a uno mismo. Sé tú mismo.

5- Y mi credo interno (música, película, etc) para este mándala vital es privado. Pero si no lo olvido, y siempre lo tendré a mano, más tarde o temprano (salvo que pierda la memoria…) lo usaré y me reciclaré.

Para ponerlo en práctica diariamente, os recomiendo lo siguiente:

a)- Una lista de acciones y comportamientos buenos y satisfactorios que has pasado ese día. Esto al disco duro de tu alma, y a relacionarlo y fortalecerlo con otras vivencias positivas.

b)- Una lista de comportamientos tóxicos realizados por otros hacia ti, directa o indirectamente. Perdón, olvido y desecho cuanto antes.

c)- Una lista de tus propios comportamientos tóxicos sobre toda la gente. Pedir perdón cuanto antes y seguir mejorando este aspecto. Mantenerse alerta ante las imitaciones tóxicas, que se hacen (dicen, miradas, silencios, etc) al mínimo descuido …

d)- y releer siempre, día a día, o asimilar internamente, la definición de éxito de Wooden: “El éxito es el resultado natural de la íntima satisfacción lograda al saber que Ud. hizo lo mejor que pudo para transformarse en lo mejor que Ud. es capaz de ser.”

Si decides cambiar (yo lo he decidido) y crees que puedo ayudarte a crecer (y a mí también a ser mejor), estaré a tu disposición (haciendo hueco a mi tiempo y prioridades).

Estamos en contacto!

Buena suerte a tod@s!!

Verdú / Francis

Credo musical para la clase media del siglo XXI

Sábado, noviembre 24th, 2012

Desasosiego. Resignación. Frustración. Enfado. Pero contenido. No debemos olvidar esta situación. No perdonamos, son ellos o nosotros. Toca luchar y tener fe por el éxito.

Como la que nos transmite la música clásica con dos obras maestras:

5a sinfonía de Beethoven. Amenaza: Napoleón y la degeneración de las ideas tras la revolución francesa.

7a sinfonía de Shostakovich. Amenaza: los nazis, pero, también el comunismo, sobre la población rural y industrial rusa.

Contexto actual y mundial: Por qué fracasan las naciones, el ocaso de la clase media (emprendurismo, I+D+i, etc) en España (rescate sí, o no …), 3a ola de Toffler, élites extractivas (2a ola), casta política española, corrupción (incluso judicial y de los medios de comunicación), ley electoral injusta, etc. Conflicto: 2a ola vs. 3a ola (clase media), extensible a todo el planeta durante este siglo. Deseamos otro mundo mejor para todos en el futuro.

Hay esperanza, somos más y ya no nos podrán engañar más. Mandala de coaching para la clase media. 1- visión a medio plazo. 2- qué camino seguir para llegar. 3- qué nos motiva y nos da fuerzas para luchar por esta visión. 4- qué nos sobra o frena el camino para alcanzar esta visión.

Nuevo credo/anclaje musical para revolucionar esto y ayudar a mejorar el porvenir de nuestros hijos y nietos .

Encuesta para elegir la pieza musical del siglo XXI que nos recuerde esta “lucha por esta visión”. Debe incluir evocaciones o mensajes indirectos para reconocer: la amenaza, el espíritu que pretenden quitarnos, el dolor recibido por la lucha que estamos realizando, y, la articulación de nuestros recursos y capacidades para la victoria final y definitiva sobre las élites extractivas. Pero también podría ser un vídeo musical, documental, película, etc.

1er objetivo: cambiar “desde dentro” (creación destructiva) la ley electoral actual en España (y sus autonomías) a una más justa e igualitaria. Eso implica ir a votar, sea lo que sea, y pensando en este objetivo, pero TODOS!!

Sobre baloncesto amateur, cantera, y la FBCV (III)

Sábado, septiembre 15th, 2012

Siguiendo este debate con la FBCV (@fbcv_es), y a pesar de no haber recibido opiniones anónimas ni conocidas de mi análisis y del contexto futuro para el baloncesto amateur en la Comunidad Valenciana, tanto a favor como en contra, esta semana nuestro club nos ha dado las cuotas de pago de todas las categorías para la nueva temporada 2012-13. Toca pues, como prometí, avanzar nuestra decisión como familia ante este “pulso” o “caramelo envenenado” que ha puesto encima de la mesa la FBCV a los clubs amateurs de baloncesto de la Comunidad Valenciana.

En primer lugar, decir que ha habido una actualización ligera de las cuotas de la FBCV para las competiciones IR, que están integradas en los Juegos Deportivos que subvenciona anualmente el Consejo Valenciano del Deporte (CVE) de la Generalitat Valenciana. Esta actualización, repito, muy ligera (de 2 €/temporada para algunos equipos), no coincide con el documento oficial de la campaña IR 2012/13 (página 11). Ellos sabrán …!

En cualquier caso, considerando estos cambios menores en la plantilla Excel que pasé en la entrada anterior, queda muy claro que:

  1. La FBCV pretende ingresar de todos los clubs amateurs, si inscriben al menos 1 equipo por categoría y siguiendo el patrón de la temporada pasada 2011/12, más de 220000 € para esta temporada. O sea, más de un 400 % de aumento de ingresos por las competiciones IR con respecto a la temporada pasada.
  2. Si cada club amateur pretende inscribir un equipo por cada categoría IR, éste tendrá que pasar a pagar más de 6000 € a la FBCV en comparación con la temporada pasada.
  3. Es bastante improbable, por no decir imposible, que la FBCV, como promete públicamente en su web, va a devolver íntegramente parte del exceso de cuota a los clubs. Sobre todo porque es imposible que su ayuda o subvención solicitada a la CVE absorba más del 20 % del presupuesto total (800000 €) destinado este año para todos los deportes (fútbol, atletismo, etc) de la Comunidad Valenciana.
  4. Por consiguiente, si la FBCV ha calculado que necesita más de 200000 € para mantener su “tinglado” a costa de los clubs, y por tanto, de las familias, y puede recibir no más de 100000 € de la ayuda solicitada al CVE (y a saber cuándo …), ¿ustedes creen que va a haber re-integro parcial o total a los clubs, tal como promete la FBCV?

CONCLUSIÓN (al menos la mía): la FBCV pretende robar a las familias de los jugadores amateurs, con la indiferencia, el silencio, el aborregamiento, etc, de los clubs. La FBCV es una casta más, viva la casta! todo sea por mantener el status actual de la casta!!!

Como avanzaba arriba, nuestro club ha mantenido las mismas cuotas de la temporada pasada a las familias. Eso supone que tendrá bien controlada la previsión de fondos (o las cuentas saneadas) para acometer para esta nueva temporada unos 6000 € más de pagos a la FBCV con respecto al año pasado. ¿Pero y otros clubs? ¿Qué van a hacer cuando expliquen (que deberían…) a las familias que necesitan pagar más de 6000 € para que puedan jugar sus hijos? ¿Podrán subir las cuotas, y hasta cuándo se cansarán las familias de ser “exprimidas” y engañadas por amor a sus hijos, y al baloncesto?

Nosotros, como familia, ya hemos tomado una decisión. Haciendo balance entre los pros y los contras, y sabiendo que la FBCV es una casta que desprecio absolutamente, y nos está robando …, vamos a pagar nuestras cuotas a nuestro club, porque amamos a nuestros hijos, estamos convencidos de las bondades del baloncesto para el desarrollo personal de nuestros hijos, y, porque apostamos por el buen hacer de nuestro club.

PERO, esto no va a quedar aquí, la semilla del descontento general con la FBCV, y su mala gestión y praxis con los clubs amateurs, está plantada, y debe cambiar progresivamente a mejor para los clubs, y las familias. Si no, pues, como ya avancé, tendremos “baloncesto solamente para ricos”.

La semilla de la rebeldía con la FBCV, desde mi modesta posición como padre de familia, y con 3 jugadores IR en nuestro club, es muy clara:

  • los clubs amateurs NO están OBLIGADOS a inscribir sus equipos en competiciones federadas;
  • los clubs amateurs NO deben caer en la tentación de inscribirse a todas las competiciones que diseñe e implemente la FBCV;
  • los clubs amateurs, si sus cuentas están saneadas y no dependen de la subvención de su Ayuntamiento correspondiente, pueden ser completamente AUTÓNOMOS en sus decisiones, tanto estratégicas como deportivas, temporada a temporada, y con balances económicos positivos.
  • Hay otras alternativas, y las expondré en otra entrada, de mantener la supervivencia (o hacer crecer) de un club amateur de baloncesto, sin necesidad de “caer en la trampa” o la “droga” de las competiciones federadas.
  • ¡HAY OTRA VIDA PARA LOS CLUBS AMATEURS FUERA DE LA FBCV! Con más o los mismos ingresos, con menos gastos, y quizás los entrenadores, jugadores y sus familias más satisfechos y felices.
  • Es posible un nuevo modelo de club amateur de baloncesto para el siglo XXI, que supere las condiciones sociales, económicas y políticas que nos ha tocado vivir en España en este momento.
¿Y vosotros padres, jugadores, entrenadores, gestores de clubs, etc, qué opináis?
¿Qué váis a hacer los clubs con la FBCV? ¿A pasar por el aro? ¿Hasta cuándo? ¿No tenéis visión de futuro a largo plazo para vuestro club? Ya nada será como antes, y toca rebelarse, renovarse, reinventarse, o morir …