Préstamo de lectores de libros electrónicos

La Biblioteca Universitaria, además de la colección de libros electrónicos que ya ofrecía, consultable y accesible a través de Worldcat y de la página web de libros electrónicos, ha puesto en marcha un nuevo servicio consistente en el préstamo de dispositivos para la lectura de libros electrónicos que pueden ser retirados en los mostradores de las distintas bibliotecas.

 

lector libros electrónicos
Fotografía: Flickr. Autor: Masakiishtani

 

Se pueden utilizar para leer los libros electrónicos de nuestras colecciones digitales, así como los gratuitos existentes en Internet. No es recomendable la descarga en este dispositivo de libros comprados por el usuario, ya que el lector se tendrá que devolver, perdiendo la descarga de libro adquirido.

Los libros electrónicos que la biblioteca ofrece se pueden descargarlos y leer en cualquier dispositivo electrónico sin ninguna limitación, pero si tiene algún problema solicite asesoramiento  en los mostradores de préstamo e información de las distintas bibliotecas.

Para garantizar la calidad del servicio, el funcionamiento del dispositivo será revisado a la entrega y devolución del mismo.

Más información: http://biblioteca.ua.es/es/prestamo-de-lectores-de-libros-electronicos.html

Bibliotecas y libro electrónico

El préstamo de libros electrónicos en las bibliotecas es un tema de actualidad con novedades que van apareciendo con asiduidad en los foros bibliotecarios y que reflejan una situación de incertidumbre sobre cuál será su futuro o, mejor dicho,  cuál será la tendencia que se implantará.  En esta post vamos a señalar una serie de artículos de interés para el debate.

El derecho a leer en electrónico

En primer lugar queremos señalar la posición de EBLIDA (la Federación Europea de las Asociaciones de Bibliotecas, Información y Documentación) que llama la atención de los políticos y ciudadanos ante la situación del mercado del libro electrónico con serias limitaciones de las editoriales al préstamo de los mismos. En su documento El derecho a leer en electrónico se pide a la Unión Europea un “marco preciso de propiedad intelectual que permita a las bibliotecas adquirir y prestar libros electrónicos, y una remuneración adecuada para los autores y otros titulares de derechos, tal y como venía sucediendo con el libro impreso, para poder seguir desarrollando sus servicios en beneficio de todos los ciudadanos europeos”.

En Estados Unidos las condiciones económicas impuestas por las editoriales a las bibliotecas para el préstamo ha reabierto un debate que no estaba cerrado. Si bien es verdad que allí el libro digital está ya implantado, en las bibliotecas públicas se observan una serie de problemas que no existían con el libro impreso: una oferta de títulos amplia pero con mayor proporcioón en bestsellers y obras de ficción de adultos, un aumento de la demanda de prestamo de libros electrónicos pero con un incremento de los tiempos de espera y la limitación del número de préstamos de un libro al año. (Mas información:  Artículo de Cristobal Urbano en Blok de Bid: De Andrew Carnegie a OverDrive, Amazon y… ¿algo más? Biblioteca pública y préstamo de libros digitales en Estados Unidos)

Una comparativa europea se puede seguir por medio del informe del Ministerio de Cultura y Comunicación del gobierno francés sobre la oferta comercial de libros electrónicos con destino a bibliotecas públicas con un análisis de la realidad en Suecia, Alemania, España, Gran Bretaña, Holanda y Estados Unidos Unidos comparándola con Francia. Se muestran la situación y desarrollo de los libros electrónicos en sus bibliotecas públicas, el vínculo entre los libros y las plataformas y los modelos de negocio entre editores y bibliotecas.

Para finalizar queremos destacar también el artículo de Lluís Anglada sobre la convocatoria de la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria  para la Adquisición de licencias de uso de libros electrónicos de préstamo en las Bibliotecas Públicas, así como la implantación de un sistema de gestión informática. Una iniciativa para que en las bibliotecas ofrezcan este tipo de lectura. El autor señala el carácter experimental ya que no hay precedente que permita suponer qué ofertas harán las editoriales o los agregadores.

Libro electrónico. Fotografía Fundación Germán Sánchez Ruipérez
Fotografía Fundación Germán Sánchez Ruipérez

Libros electrónicos de segunda mano

Uno de los problemas que se plantea en el nuevo entorno del libro digital es el de la propiedad de los libros que adquieren los lectores. En el libro en papel la cuestión estaba clara, la propiedad intelectual correspondía al autor, o en su caso a la editorial, mientras que la propiedad del libro físico correspondía al comprador.

Flickr. Fotografo: Oschene. Título: Used Books
Flickr. Fotografo: Oschene. Título: Used Books

Sin embargo, el libro digital no es realmente un objeto y su adquisición, por ejemplo, en empresas como Amazon es más la compra de un servicio.  Como indica Daniel Verdú en el artículo del diario El  País, Su biblioteca digital morirá con usted, “uno ya no compra cosas, solo el derecho a usarlas. Algo muy estadounidense, pero de difícil asimilación en países como España”. Ahora, Amazon ha registrado una patente sobre la reventa digital que puede suponer. Como se indica en el blog Bibliotecas 2029, esta situación supondría un cambio importante en la polémica por el préstamo de libros electrónicos en las bibliotecas: “si se reconoce la propiedad y el derecho a vender un bien adquirido desaparecen las limitaciones para su préstamo en bibliotecas y la obligación actual de pagar cada año por algo ya comprado“.

La nueva patente registrada está centrada en  la reventa digital, incluyendo descargas de audio y libros electrónicos usados que se almacenarán en el área personalizada de los usuarios usuario.

El primer portal para música digital de segunda mano, Redigi, se inauguró a finales de 2011, pero se encuentra con problemas legales por la demanda de la industria discográfica sobre el modo de gestión de las descargas de música. Esta empresa planea la  expansión de su negocio hacia los libros electrónicos y otros artículos digitales.

Es un paso más para aclarar el problema ya mencionado de la propiedad que servirá, además, para dinamizar y promover el uso de los libros electrónicos. Se deben respetar los derechos y el libre uso de los libros que adquirimos.

Fuente: Blog Bibliotecas 2029, documentos y debates sobre el futuro de las bibliotecas

Nace Libranda, la gran plataforma digital de venta de libros

Hoy en Madrid ha nacido, Libranda, el gran escaparate global en castellano y en catalán que englobará a  Planeta, Santillana, Random House Mondadori, SM, Wolters Kluwer, Edicions 62 y Roca Editorial. La previsión es que nuevas editoriales lo harán en el futuro.

Con la participación de los grandes grupos editoriales españoles, Libranda contará con el mayor catálogo de libros digitales en lengua castellana y lengua catalana a nivel mundial.

Santos Palazzi, de la división literaria de librerías de Planeta, revelaba  a Público que ”el precio de estos e-book será de un 30% menos que en papel ”es  decir, catorce euros si el libro está en las librerías en formato de tapa dura y hasta cinco euros si el libro ha pasado ya al formato bolsillo.

Libranda estará lista para la próxima Feria del Libro, que se celebrará en el Parque de El Retiro del 28 de mayo al 13 de junio de 2010. Habrá unos 5.000 títulos de partida y entre septiembre y diciembre se desarrollará a fondo.

El futuro está en el libro electrónico

Os traemos dos noticias relacionadas con el sector editorial.

La primera, publicada por el periódico digital Público.es, nos habla de la revolución  que va a vivir la industria del libro a lo largo del próximo año 2010.

Con motivo de la Feria Internacional del Libro, LIBER 2009 que tuvo lugar los días 7 a 9 de este mes en el pabellón de IFEMA de Madrid, los gremios de editores, libreros y distribuidores se han reunido para debatir los actuales retos de la industria: uno de los principales ha sido el reciente recorte de la dotación del Ministerio de Cultura, que supondrá menos dinero para el fomento de la lectura.

Otro de los escollos es la imposibilidad de mantener el ritmo de novedades que sale al mercado cada semana, y en tercer lugar, la creciente demanda de los contenidos digitales, lo que obligará al sector a ofrecer dispositivos, los llamados e-books, de mayor calidad de los que en la actualidad se pueden encontrar en el mercado.

Aquí podéis leer la noticia.

20090927elpepspor_8

Precisamente en el la edición digital de El País.es, podéis encontrar  un reportaje muy interesante titulado Las tripas del libro electrónico donde se explica el funcionamiento de estos gadgets, así como los distintos modelos que existen actualmente en el mercado.

En la biblioteca tenemos a vuestra disposición varios libros sobre el tema:

El libro electrónico, de Jose María Calés de Juan

El libro electrónico en la universidad: testimonios y reflexiones, de Miguel Gama Ramírez