¿Cuánto cuesta mi coche?

Alguna vez te has preguntado … ¿Cuánto cuesta tu coche?, ¿Qué valor tiene? Es decir, en este mismo momento.

A esa pregunta hay formas de darle respuesta pero te vamos a explicar un poco más claro cómo hacerlo.

Estamos en la época de Internet y en la misma red podemos obtener una respuesta aproximada a nuestra inquietante pregunta.

¿Cómo es posible?

Fácil, es posible obtener un importe y saber cuánto vale mi coche. Eso sí, se trata de un valor aproximado que ahora te contaremos a qué es debido que sea así.

Tasar Coche

Tasación Online

Bien, este valor es posible bajo el formato de tasación online que con tan solo ofrecer los siguientes datos, podrás saber una valoración estimada de tu vehículo:

  • Año de matriculación.
  • Marca y Modelo de Coche.
  • Kilometros que tiene.

Facilitando esos datos en Internet, en una empresa de tasación de coches online, te mostrará un valor estimado de tu vehículo.

¿A qué es debido que sea estimado el valor?

Pues a que solo te dan un importe de compra estadístico. Se basan en su tasación en solo 3 criterios, antigüedad del vehículo, modelo y marca y kilometros. Por eso no es un valor cerrado. Les queda ver el coche y verificar el estado en que se encuentra para darte una cifra final. A esto se le llama Tasación Presencial.

Tasación Presencial

Bien, nos ponemos en situación. Ya has realizado tu tasación online y te han dado un valor estimado de compra, pero te piden que para poder cerrar el trato, revisar el coche para que puedan darte un precio final de compra.

En este momento es cuándo los expertos mirarán de arriba a abajo tu coche para ver que está todo correcto.

¿El precio que me han dado corre peligro que baje bastante?

Aquí entran en liza varios factores. Todo dependerá del estado del coche. Si tiene golpes y rayajos la chapa, si se le ha realizado correctamente el mantenimiento de motor, cambio de aceite, estado de neumáticos, interior, etc…

Piensa que ellos quieren comprarlo para posteriormente venderlo y tendrán que arreglar todo lo que esté dañado para que luzca como nuevo.

Después de revisarlo, descontarán del precio que te dieron, todas las reparaciones que tendrán que hacer para dejar el coche en perfecto estado. Una vez calculado todo lo que han de hacer, te darán el precio final de tasación y de compra.

Momento de Decisión

Ya tienes un precio final. Este puede ser de tu agrado o no. Si no lo es puedes decir que no y no venderlo. No tendrás que pagar nada, pero si está dentro de lo que tenías pensado, o se acerca al precio con el que darías que sí, puedes dar le si o siempre puedes intentar negociar para conseguir una subida de precio.

¡Nada está cerrado y negociando puedes conseguir subir un poquito el precio y conseguir el precio que deseabas para vender tu coche!

Más o menos, de una forma amplia, es cómo se podría decir que funciona una tasación en Internet con su posterior tasación presencial para poder vender y conocer el precio y valor de tu vehículo.