Kotodama: los sonidos secretos del Aikido

Hace tiempo que no escribo en serio, he colgado vídeos interesantes, alguno divertido, pero tengo el blog bastante abandonado; eso se nota por el descenso de visitas (de 1200 mensuales a 1100) y de comentarios. Demasiado trabajo y líos familiares tienen la culpa. Bueno, nada de lamentaciones, y manos a la obra: os voy a hablar del Kototama o Kotodama, uno de los aspectos esotérico-religiosos del Aikido que están prácticamente abandonados.

O’Sensei era muy religioso, ya hemos hablado de cómo combinaba los entrenamientos con ceremonias de purificación (misogi), del saludo inicial con tres reverencias y cuatro palmadas, del Chinkon Kishin no Hoo, de los cánticos o rezos antes de un curso (Norito), etc. También he comentado alguna vez cómo se han ido perdiendo estas prácticas, que sólo podemos vivir en España en cualquiera de los dojos pertenecientes al Kumano Juku España y en el los que practican el Aikido Tradicional (EDITADO el 11/05/2010: hay que incluir también a los dojos de ex-alumnos de Hikitsuchi que practican bajo la tutela de Gerard Blaize, aunque no estén afiliados a Kumano Juku España; en mi mente estaban incluidos, pero al escribir hay que concretar más):  Para mí es un lástima que se pierdan estos rituales, aunque los occidentales no entendamos los conceptos la energía que se genera es universal y fácil de sentir.

El Kototama o Kotodama, según quién lo cite, es un ritual místico con raíces comunes en todo oriente, desde la India hasta Japón, que se basa en el poder sagrado de ciertos sonidos (sílabas en este caso) como elementos creadores del universo. Sí, lo sé, suena raro y medio loco, pero hay muchas cosas que antes me parecían ciencia ficción y ahora que las he puesto en práctica no tengo más remedio que aceptarlas (no de una manera racional pero sí intuitiva). Le pregunté a mi primer maestro, Charly Sensei, si sabía lo que era, y me contestó que si bien todos esos misticismos no le interesaban mucho cuando vivía en Japón, sí vió a Hikitsuchi Sensei practicarlo de vez en cuando.

Para entenderlo mejor, os cito un texto de John Stevens, el autor de la mejor biografía del Fundador (de la que ya os hablaré en otra entrada), monje budista y profesor de filosofía oriental en una universidad privada de Sendai (Prefectura de Miyagi).

Éste es el texto:

Basados en las enseñanzas del Fundador del Aikido, estos cantos han sido especialmente diseñados para practicantes de Aikido, de Este y Oeste.
Morihei Ueshiba (1883-1969), Fundador del Aikido, dijo a sus discípulos que una de las claves para desvelar los secretos de su arte era la experiencia del “sútil funcionamiento del kototama “. Kototama es la “palabra-espíritu” de la existencia; la resonancia entre las misteriosas semillas-palabra del kototama da cuerpo al lenguaje, poesía, plegaria y canto y permite invocar más allá de la fuerza física.
Kototama se canta tradicionalmente en seiza, el estilo japonés tradicional de sentarse con las piernas dobladas y los talones debajo de las nalgas. De pie, con las manos unidas deforma natural frente al abdomen, o sentados en la posición del loto también son posturas correctas. Si es necesario, se puede usar una silla, teniendo cuidado de mantener la espalda recta.
La sesión de kototama comienza con un “anuncio” hecho con shaku (varillas de madera) o con palmadas rítmicas hechas con las manos. A continuación la orden
REI
indicando un saludo con las manos juntas en el gesto gassho.
El canto comienza con
EL KOTOTAMA DE LA CREACIÓN
SU-U-U-U-U-YU-MU
Es seguido por
EL KOTOTAMA DE LA EXISTENCIA
A-O-U-E-I
cantado lenta y potentemente tres veces.

A continuación viene el kototama
“Masakatsu (Victoria Verdadera),
Agatsu (Victoria sobre uno mismo),
Katsuhayabi (¡Deja que ese día llegue aquí y ahora!)”

MASAKATSU
MA-SA-KA-TSU
AGATSU
A-GA-TSU
KATSUHAYABI
KA-T SU-HA-YA-BI

A continuación está el grito yamabiko (eco de la montaña) “Aiki Okami” (“El Gran Espíritu del Aikido”).
AIKI OKAMI
A-I-KI-O-O-KA-MI

Así acaba la versión corta del canto.

La versión larga continua con el kototama

MASAKATSU AGATSU KATSUHAYABI,   (trece veces)
MA-SA-KA-TSU A-GA-TSU KA-TSU-HA-YA-BI

Le sigue
LA RESPIRACIÓN CÓSMICA —-  A-UN NO KOKYU,
OM
O-O-O-O-M
En Aikido, es especialmente importante enfatizar el sonido O-O-O-O-O aquí porque es el kototama empleado más frecuentemente por Morihei antes de entrenar. OM puede cantarse tres, veinticinco o cincuenta veces, dependiendo de las inclinaciones de cada uno. (En el entrenamiento regular diario generalmente canto este kototama tres veces.)

El siguiente kototama es el canto Ame-no-mura-kumo kuki samuhara ryu-o

NA-MU AME-NO-MURA-KUMO KUKI SAMUHARA RYU-O,        (trece veces)
NA-MU A-ME-NO-MU-RA-KU-MO KU-KI SA-MU-HA-RA RY-U-U-O-O

El propósito de este kototama es expresar la devoción (namu significa “atraer la atención”) y determinación de honrar el espíritu de Morihei (el magnificiente Rey Dragón) mediante la práctica de Aikido con toda el alma y el cuerpo. El ciclo de cantos concluye con otro grito yamabiko

AIKI OKAMI
A-I-KI-O-O-KA-MI

La sesión acaba con una orden
REI
y un saludo. (Cuando recita uno solo las introducciones pueden omitirse.)

Las introducciones en japonés son

1. REI (Saludo). NAOREI (Atrás)
2. KOTOTAMA NO GYO (La práctica de kototama)
3. MASAKATSU AGATSU KATSUHAYABI JU-SAN-KAI (Cantadlo trece veces)
4. A-UN NO KOKYU OM (La respiración A-UM – OM)
5. NAMU AME-NO-MURA KUMO KUKI SAMUHARA RUY-O JU-SAN-KAI
6. REI. NA OREI
En lo que respecta al tono y ritmo del canto kototama, es mejor dejar que esas dos cualidades se desarrollen naturalmente conforme tú (o tu grupo) practicas. Esta clase de canto kototama no es una actuación musical con una partitura fija y por tanto el canto diferirá ligeramente cada vez. De todos modos, con el tiempo, emergerá un ritmo natural y los sonidos kototama fluirán juntos suavemente.

Texto original

A continuación, una demostración a cargo de John Stevens, grabada durante el Classical Aikido Shugyo 2006 que se celebra cada año en Maastricht:

[kml_flashembed movie="http://www.youtube.com/v/Fs53G4hsMwk" width="425" height="350" wmode="transparent" /]

9 thoughts on “Kotodama: los sonidos secretos del Aikido

  1. Hola daniel, hace tiempo que no participo en tu blog(anduve liado) espero que os encontreis todos bien.
    Con respecto al articulo que mencionas en mi opinión personal es el de que es un peñazo esto del kotodama (lo respeto claro estaá y seguro que tendrá su significado y su aplcación) pero yo no soy partidario de seguir religiones (creo que grandes conflictos que genera la humanidad suelen ser por temas religiosos, no por estos concretamente) estos ejercicios me suenan salvando las distancias a los cánticos que se celebran en las iglesias ,, ami personalmente el tema religioso en el aikido no me gusta, sé que el fundador le dió mucha importancia a este tema influenciado por la religión omoto kyu y gran parte del fruto de ello surgió las raices del aikido pero ami me interesan más otros aspectos. ( dejar bien claro que siempre respetar la práctica o la religión de cualquier individuo) sin mas es una opinión y creo que ya el aikido de por si es extremadamente dificil como para añadir aun mas este elemento no menos dificil….y todo ello llevado al ritmo de vida que llevamos. No hay que olvidar que la mayoria de nosotros no somos ermitaños y no disponemos del retiro que es fundamental para este trabajo para encontrarse a uno mismo(por lo menos para mi),,,,,, ademas lo de siempre familia , trabajo, y un largo etc…. lastres muy comunes (lastres por decir algo)
    bueno os dejo un saludo daniel y gracias una vez mas por los articulos interesantes que pones en la palestra, saludos tambien a fernando del dojo kuju elche

  2. Hola Mikel, encantado de volverte a leer; a mí me interesan mucho estas cosas porque me acercan a medio-entender cómo llegó O’Sensei llegó a crear este arte que tanto nos atrae.
    Pero luego, a la hora de ponerlas en práctica, me conformo con un poco de Chikon Kishin no Hoo al principio del entrenamiento y poco más.

  3. Si este tipo de ejercicios estan bien para comenzar con energia la clase (nosotros tambien prácticamos mucho el chikon kishin no hoo) y sobre todo para desconectar , y asi entrar mejor en materia. Pero lo otro ya me parece un poco más mistico.

  4. Feliz cumpleaños Daniel para mañana dia 29 te felicito ahora porque mañana salgo de vacaciones, te deseo todo lo mejor en tu dia felicidades te mando un fuerte abrazo con mucho KI saludos
    mikel.

  5. Hola!
    Querido hacer un comentario sobre los sitios, donde tu decias que se hacen chinkon kishin. Mi grupo no partenece ni Kumano juku España ni Aikido Tradicional ( y hay muchos grupos mas que hacen Sh. Kishin…) y nosotros hacemos tal ejercicio. Por favor, investiga primero antes de escribir tal comentarios.
    Atentamente, Sisko.

  6. Hola Sisko, gracias por el comentario, permíteme que aclare un poco mis palabras: en primer lugar, no afirmo que sólo Kumano Juku España y Aikido tradicional sean los que practican Chinkon Kishin no Hoo, faltaría más. Cuando escribo algo lo hago siempre desde lo que conozco, creo que eso no hay que explicarlo cada vez, esto no es una enciclopedia. Por otro lado, cuando hablo de Kumano Juku España me refiero a los grupos cuyos maestros han sido alumnos de Hikitsuchi Sensei, y eso os incluye a vosotros (si te das cuenta, tengo vuestra página en mis enlaces). Quizás soy un poco bruto y hay asuntos políticos que se me escapan, pero no pretendo hacer apostolado con el blog, sólo es una manera de explicar lo que voy descubriendo.
    Te animo a que complementes la información y nos cuentes dónde más se practica Chinkon Kishin no Hoo. Gracias de nuevo.

  7. Excelente, para quienes vamos profundizando la integralidad del Aikido este es un buen inicio en el Kototama. No considero que estudiarlo con la apertura humilde y respetuosa de quien desea conocer y comprender al otro tenga vinculación alguna con practicar una religión. O Sensei fue muy claro en el sentido profundo del Aikido desde su mismo nombre, estableciendo que su objetivo es la Unión con Dios. Podrán llamarlo Khami, Universo o como deseen, pero estarán hablando de la misma cosa. Todos los uchi deshi que dejaron su experiencia por escrito insisten en ello. En la mayor parte del mundo occidental aún hoy se sigue discutiendo sobre si una técnica de Aikido sirve o no en la calle. Esto lo hacen, incluso, practicantes muy avanzados, de varias décadas de práctica. Pero cuando la práctica no supera las técnicas (ni hablar cuando no sale del tatami!) creo que no estamos haciendo lo que O Sensei esperaba. No digo que esté mal practicar con una parte de la atención en el sentido “jutsu” de las técnicas, e incluso estoy convencido que es una parte del aprendizaje, pero considero que si olvidamos el verdadero objetivo de la práctica, si no estudiamos profundamente a O Sensei para comprender su búsqueda y el regalo que nos dio, y no buscamos practicar el Aikido en su integralidad, nuestro camino será un camino vacío, un camino con olor a Aikido pero no mucho más que un mero trabajo físico.
    Muchas gracias por el trabajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *