Calderas de pellet, ecología y ahorro

calderas de pellet

 

La calefacción de pellets es una nueva forma de generar calor de una manera totalmente eco-friendly y amigable con tu bolsillo. Aunque no es de los métodos más utilizados, las calderas de pellet poco a poco se van convirtiendo en la mejor opción para mantener el calor en casa.

¿Cómo funciona una caldera de pellet?

Las estufas de pellets son un tipo de caldera de biomasa. Es decir, estas estufas emplean compuestos orgánicos como la leña, astillas y pellets para producir calor. Todos estos componentes orgánicos son cero contaminantes y destacan por contar con un poder calorífico excepcional.

Los residuos orgánicos son colocados en un deposito que, automáticamente, se irá añadiendo a la estufa. Asimismo, las estufas de pellets cuentan con ventilación para mejorar la combustión y requieren de un área para la evacuación de humos.

Generalmente, las calderas de pellets están muy automatizadas, por lo que disminuyen el riesgo a sufrir quemaduras u otros problemas al emplearla.

Ventajas de utilizar calderas de pellet

Las estufas de pellets cuentan con una gran variedad de ventajas que las convierten en una excelente alternativa para calentar el hogar. Debido a que los pellets son residuos orgánicos, su efecto contaminante es mínimo y la emisión de dióxido de carbono es casi inexistente.

Su composición orgánica también resulta ser una ventaja para producir suficiente calor, ya que posee un poder calorífico muy elevado. En tal sentido, las estufas de pellets calientan la estancia con una rapidez impresionante.

Es una de las formas más asequibles de calentar el hogar, ya que los pellets son muy económicos. Aún cuando los precios van en alza con el pasar de los años, sigue siendo una opción mucho más barata con respecto a calefacción de gas o gasoil.

Otro factor fundamental para elegir la calefacción de pellets es su seguridad. Una estufa de pellets carece por completo de peligro de explosiones, que pueden causar daños, o de la emisión de olores perjudiciales.

Desventajas de las calderas de pellet

Al igual que cualquier otro tipo de calefacción, las calderas de pellets tienen algunas desventajas o puntos negativos. Un punto importante a considerar es que estas estufas requieren de una salida de humo en la vivienda, por lo que la instalación no puede realizarse en cualquier lugar.

A su vez, las calderas de pellets requieren de un mantenimiento exhaustivo para mantener la calidad de calefacción y prevenir su deterioro. También puede resultar costosa la instalación y la óptima ubicación de la caldera en el hogar.

¿Por qué elegir una caldera de pellet?

Las estufas de pellets son ecológicas y, en tal sentido, figuran como una mejor opción en comparación con los otros tipos de calefacción. El uso de biocombustible es respetuoso con el medio ambiente y disminuye el riesgo a la emisión de dióxido de carbono en el hogar.

Asimismo, es la mejor opción para ahorrar. Se estima que el uso de calderas de pellets puede producir un ahorro de hasta el 50% con respecto a estufas de gas o gasoil.

Aunque la inversión de la caldera de pellets suele ser bastante alta, sigue siendo una de las opciones más asequibles a largo plazo. Además, brinda una potencia calorífica impresionante que puede calentar una estancia grande en cuestión de minutos.

Los suministros de pellets no son nada complicados de conseguir y existen algunas alternativas que magnifican el ahorro. Por ello, se dice que las calderas de pellets son un tipo de calefacción de ahorro sostenido.

Sobre doctor