Cuidados a domicilio

cuidados a domicilio

 

El cuidado y atención de nuestros mayores junto con las tareas relativas al servicio doméstico son perfiles profesionales imprescindibles en la actualidad. Quienes se dedican a ello proporcionan una ayuda inestimable para el bienestar de los ancianos y las personas dependientes.

Inevitablemente, con el paso del tiempo y por la acción de diversas enfermedades, la pérdida de movilidad aparece y resulta alentador saber que existen personas preparadas que se ocupan con plena dedicación y satisfacción a mejorar la vida de aquellos que no pueden valerse por si mismos, aliviando sus molestias y haciéndoles vivir más dignamente.

Desde quienes dedican unas horas a los cuidados, hasta las internas para cuidar personas mayores en Valencia cumplen una labor que, a todas luces, debería ser calificada como “de primera necesidad” por las instituciones, facilitando el acceso a estos servicios a todo aquel que lo necesite,, sea cual sea su posición social y nivel económico.

La familia no debe ser la solución, sino un apoyo

En muchas ocasiones, unas veces por falta de recursos y otras por el tabú que sigue existiendo al respecto de dejar a los ancianos en manos de gente “desconocida”, son los propios familiares quienes deciden hacerse cargo de los cuidados de las personas dependientes. Esto puede suponer un problema ya que, la mayoría de las veces, las personas que se hacen responsable de dichos cuidados no cuentan con la formación ni experiencia necesaria.

Es habitual que los familiares necesiten ayuda frecuente para consultar dudas sobre la atención o las necesidades que tienen los enfermos (aseo, medicación, cambios posturales, etc), algo que no sucede cuando se tiene la posibilidad de que quien se encargue de estas tareas sea un profesional de los cuidados a domicilio.

El objetivo principal de las empresas y profesionales del sector de la ayuda domiciliaria es mejorar las condiciones de vida a la vez que permitir a las personas mayores mantenerse en su ambiente habitual, donde se sabe que se sienten más cómodos y tienen una vida más satisfactoria. El trabajo está enfocado principalmente en el hogar, convirtiendo el domicilio prácticamente en un hospital cuando esto es necesario. Pero también se encargan con tareas externas, como ayudarles con la compra, las visitas al centro de salud o gestiones con bancos o administraciones.

Sus necesidades son las mismas

Las necesidades de las personas de la tercera edad son las mismas e incluso más que las de cualquier otro adulto. Por este motivo es especialmente importante que quienes se encargan de su bienestar estén al tanto de cualquier cosa que requieran, intentando que la atención esté dirigida a que estas personas consigan ser autosuficientes, aportándoles la asistencia mínima necesaria en cuanto a limpieza, aseo personal o medicación.

Además existen otro tipo de servicios, encaminados a la estimulación cognitiva y física que se realizan a través de sesiones de fisioterapia o actividades de ocio que fomenten la vida activa y la estimulación cerebral. Y por supuesto, todo ello ofreciéndoles una compañía que hace que los ancianos no se sientan en soledad bajo ninguna circunstancia.

Sobre doctor