Enrique IV el Impotente

Otro sitio más de blogsUA

CRONOLOGIA:

without comments

–          5 de enero de 1425: Enrique IV nace en Valladolid (hijo de Juan II de Castilla y de Maria de Aragon)

–          1406-1454: reinado de Juan II de Castilla (padre de Enrique IV)

–          1454-1474: reinado de Enrique IV

–          1440: Enrique IV se casa con Blanca de Navarra

–          19 de mayo de 1445: Primera Batalla de Olmedo

–          1451: Nacimiento de Isabel de Castilla (hija de Juan II de Castilla y de Isabel de Portugal)

–          1453: Enrique IV se separa de Blanca de Navarra. También, hay el arresto y la decapitación de Álvaro de Luna bajo el orden del rey

–          20 de julio de 1454: al fallecer su padre Juan II de Castilla, Enrique IV es proclamado rey de Castilla

–          1455: Enrique IV se casa con Juana de Portugal

–          1456: Alianza con Alfonso V de Portugal

–          1458: Juan II de Navarra sucede a Alfonso V de Aragón

–          1462: Cortes de Toledo (Enrique IV decide reservar un tercio de lana de sus reinos para la producción interna)

–          28 de febrero de 1462: Nacimiento de Juana y reconocimiento de ella en Cortes como princesa de Asturias

–          1464: liga dirigida por Juan Pacheco vuelve a tomar el poder

–          11 de diciembre de 1464: ultimátum de la liga nobiliaria: si el rey no modifica su conducta y si no se deshace de su gobierno, le destituyen

–          5 de junio de 1465: “Farsa de Ávila”

–          1467: Segunda Batalla de Olmedo, el rey Enrique IV ayudado por la Hermandad general va a vencer la nobleza a Olmedo

–          1468: Alfonso fallece y los nobles proponen la candidatura de Isabel. También, Pacto de los Toros de Guisando. Y la ilegitimidad de Juana se refuerza.

–          1469: casamiento en secreto de Isabel con su primo Fernando de Aragón

–          21 de marzo de 1471: manifiesto de los partidarios de Isabel ‘manifiesto prologo de una Guerra Civil)

–          11 de diciembre de 1474: Enrique IV fallece en Madrid e Isabel se autoproclama enseguida reina de Castilla. También, Juan Pacheco fallece.

–          1474-1504: reinado de Isabel la Católica

–          15 de enero de 1475: Concordia de Segovia

–          1475-1479: Guerra de Sucesión Castellana

–          1476: Victoria Castellana en Toros y la mayor parte de la nobleza castellana se pasa al bando de Isabel.

–          4 de septiembre de 1479: fin de la guerra con el tratado de Alcacovas

Written by marionbalenci

diciembre 13th, 2012 at 2:58 pm

Posted in Sin categoría

BIBLIOGRAFIA

without comments

Libros:

–          Manuel de civilisation espagnol et latino-américaine, Catherine Delamarre-Sallard

–          Histoire de l’Espagne, Pierre Vilar

–          Crónica del Rey Don Enrique IV, 1953,144-145

–          OHARA, Shima (2004). La propaganda política en torno al conflicto sucesorio de Enrique IV. Universidad de Valladolid: Tesis de doctorado.

–          Enrique IV de Castilla: la difamación como arma política. Suarez, Luis (2001)

–          Consideración de Enrique IV de Castilla. Estudios Segovianos. Tomo XXII, nº 65-66.  González Herrero, Manuel (1970).

–          Enrique IV. Martín, José Luis (2003).

Enlaces de Internet:

–          http://es.wikipedia.org/wiki/Juan_Pacheco

–          http://es.wikipedia.org/wiki/Segunda_batalla_de_Olmedo

–          http://es.wikipedia.org/wiki/Enrique_IV_el_Impotente

–          http://www.artehistoria.jcyl.es/historia/personajes/5212.htm

–          http://es.wikipedia.org/wiki/Primera_batalla_de_Olmedo

–          https://blogs.ua.es/monarquiahispanicaportugal/2011/12/06/tratado-de-alcacovas/

http://www.españaescultura.es/es/obras_de_excelencia/archivo_general_de_simancas/concordia_de_segovia_entre_isabel_i_de_castilla_y_fernando_ii_de_aragon.html

–          http://es.wikipedia.org/wiki/Juana_la_Beltraneja

–          http://es.wikipedia.org/wiki/Blanca_II_de_Navarra

–          https://blogs.ua.es/historiamoderna/

Written by marionbalenci

diciembre 8th, 2012 at 6:04 pm

Posted in Sin categoría

Enfrentamiento entre Isabel y Juana: la Guerra de Sucesión Castellana

without comments

El monarca Enrique IV fallece en Madrid el 11 de diciembre de 1474. Al día siguiente, Isabel es proclamada reina de Segovia. Además, el 15 de enero de 1475, es la “concordia de Segovia”: es decir que se redacta un acuerdo que regula como Isabel y Fernando se van a repartir el ejercicio del poder. Más precisamente, van a gobernar juntos pero no hará una fusión de las dos coronas.

Por otro lado, Juana es proclamada reina por su prometido el rey Alfonso V de Portugal y por sus partidarios. Juana y Alfonso V se casan para que las fuerzas de los dos bandos estén equilibradas; así se perfila la guerra como único remedio para resolver el conflicto. Entonces, la guerra estalla entre los dos bandos (entre el bando de Isabel y el de Juana). Cabe decir de manera clara que la Guerra de Sucesión Castellana es el conflicto bélico que se produce de 1475 a 1479 por la sucesión de la corona de Castilla entre los partidarios de Isabel y los de Juana. La guerra tiene un carácter internacional ya que Isabel está casada con Fernando de Aragón y Juana con Alfonso V de Portugal. Los enfrentamientos se suceden, sea por tierra, sea por mar hasta 1479. Entre 1476 y 1477, el bando de Juana es como si el bando de Juana se desintegrara porque este bando es poco agresivo y a causa de las consecuencias de la batalla de Toro. Luego, a partir del matrimonio entre Isabel y Fernando, el conflicto ocurre en el océano atlántico y se trata sobre todo de un conflicto entre Castilla y Portugal. El tratado de Alcaçovas pone fin a esta guerra. Este tratado reconoce a Isabel y a Fernando reyes de Castilla y otorga a Portugal el control de la mayor parte de los territorios del Atlántico que Castilla le disputaba como una indemnización de guerra. En cambio, cabe señalar que en cuanto a Juana, ya no puede esperar el trono y va a permanecer en Portugal hasta su muerte.

 

 

 

Written by marionbalenci

diciembre 8th, 2012 at 4:55 pm

El problema dinástico

without comments

El problema dinástico es simple. En teoría, tenían que reinar por vía constitucional Enrique IV (hijo de Juan II de Castilla), luego sus hijos (Juana ‘la Beltraneja”); y a falta Alfonso, su hermanastro (hijo de Juan de Castilla de un segundo enlace) o a sus hijos; y a falta, Isabel (hermana de Alfonso) o a sus hijos.

Juana, apodada Juana la Beltraneja (hija de Enrique IV), fue proclamada ilegítima por razones políticas (porque los bandos nobiliarios opuestos al monarca prefieren defender a Alfonso para manejarlo mejor) y fue descalificada para la corona de Castilla.

Al morir Alfonso en 1468, la nobleza opuesta a Enrique IV defiende esta vez las pretensiones de Isabel contra doña Juana. El nuevo rey Alfonso era considerado como un títere por el marqués de Villena y no fue aceptado por una gran parte del país. La situación degenero en disturbios que duraron hasta la muerte de Alfonso y el sometimiento de su hermana Isabel a la autoridad de Enrique. A continuación, el marqués de Villena y sus aliados rompieron con Isabel. Y al morir Enrique IV en 1474, decidieron apoyar a Juana como heredera al trono. Así que, es a partir de aquí cuando estallo la Guerra de Sucesión (que durara hasta 1479).

Luego, asistimos a la unión de Isabel con Fernando; es como si fuera una alianza mediterránea. Se destaca el despecho del monarca de Portugal que deseaba una unión con Castilla porque el equilibrio de fuerzas entre Castilla y Aragón amenazaba directamente Portugal. Entonces, Alfonso V de Portugal se casa con Juana e invade Castilla en 1474. Y este mismo año, es decir en 1474, Enrique IV fallece e Isabel enseguida se autoproclama reina de Castilla para adelantar a Juana (heredera legitima a la corona). Cabe señalar que todo eso ocurre dentro de la cronología de acceso al poder de los Reyes Católicos y que Isabel reinara de 1474 hasta 1504.

Written by marionbalenci

diciembre 8th, 2012 at 4:53 pm

Matrimonios del monarca

without comments

Enrique IV va a tener relaciones con los Infantes de Aragón y contra su padre Juan II. Además, está completamente en desacuerdo con su padre porque se casa con Blanca de Navarra (hija de Blanca I de Navarra y de Juan II de Navarra) en 1440, a la edad de 15 anos. Este matrimonio había sido acordado en 1436 como parte de las negociaciones de paz entre Castilla y Navarra.

Enrique IV acaba divorciándose de Blanca de Navarra. En mayo de 1453, el obispo de Segovia Luis Vázquez de Acuna anula este matrimonio diciendo que eso se atribuye a la impotencia del rey. El cronista Alonso de Palencia (uno de los detractores de Enrique IV) acusa al rey de despreciar a su esposa y de tratar de cometer adulterio para poder tener descendencia. En cambio, a propósito de este matrimonio, Enrique dice que no ha podido consumirlo sexualmente a pesar de haberlo intentado durante más de tres anos. En eso, los cambios políticos se reflejan: el apoyo desde 1521 a Carlos de Viana en su pugna contra Juan II de Aragón por el trono navarro, la ejecución de Álvaro de Luna en 1453 que permite al rey Enrique tener un mayor dominio sobre Castilla. Blanca y Enrique eran primos, al igual que también era primo de Juana de Portugal (hermana del rey Alfonso V de Portugal con la que Enrique IV quería casarse). El Papa Nicolás V corrobora la sentencia de anulación en la bula Romanus Pontifex en 1453 y proporciona la dispensa pontificia para el nuevo matrimonio de Enrique con Juana.

En mayo de 1455, Enrique se casa con Juana de Portugal: esta vez, es una mujer que a su padre le gusta (entonces, es como si se reconciliara con su padre; lo que provoca el concuerdo del país (ya no hay una guerra civil). Se casa pero sin acta notarial y sin una bula concreta que autorizaba la boda entre los dos. El 28 de febrero de 1462, la reina tiene una hija, Juana. Pero cabe decir que esta paternidad de Enrique IV va a ser cuestionada durante el conflicto para la sucesión a la corona.

El nuevo favorito de Enrique IV: Beltrán de la Cueva

without comments

Beltrán de la Cueva nace en Úbeda en  1435 y fallece en Cuéllar en 1492. Es un noble, un político y un  militar castellano. Es considerado uno de los más importantes de su tiempo porque es válido de Enrique IV de Castilla, junto a Juan Pacheco. Cuando todavía era un adolescente ocupó el cargo de mayordomo, paje de lanzas y señor de la localidad de Jimena. Poco después es nombrado valido del rey Enrique IV y es nombrado maestrazgo de Santiago. En 1461 la influencia de Beltrán en la corte se consolida al entrar a formar parte del Consejo del rey, desplazando a Juan Pacheco, marqués de Villena, como hombre de confianza (es decir privado) de Enrique IV. Su ascenso en la corte es favorecido después de haberse casado con la hija de los marqueses de Ledesma. Algunos cronistas dicen que, debido a la impotencia del rey Enrique IV, tuvo una relación con Juana de Portugal y por eso, es acusado de ser el padre de Juana (así que va a tener como apodo “Juana la Beltraneja). Los ataques al privado y al monarca determinan que Enrique IV tiene que aceptar las condiciones impuestas por la nobleza rebelde: o sea desposeer del cargo de maestre a Beltrán de la Cueva y expulsarlo y de la corte. La expulsión de la corte es breve. Entonces, Enrique IV pronto lo llama a su lado al proseguir las revueltas de la nobleza descontenta. En 1465 se pone del lado del rey en la “Farsa de Ávila: conjura en la que destacados nobles (entre ellos el marqués de Villena y el arzobispo de Toledo, Alfonso Carrillo) simbolizan el destronamiento de Enrique IV y proclaman rey al infante Alfonso.

Además, cabe añadir que participa en la Segunda Batalla de Olmedo. El resultado de esta batalla es incierto. Pues, los dos bandos se atribuyen la victoria. Alfonso fallece en 1468 y la nobleza rebelde a Enrique IV prosigue el enfrentamiento, esta vez respaldando el ascenso al trono a Isabel, y desplazando de la sucesión, por lo tanto, a la infanta Juana. Beltrán de la Cueva nunca toma partido por su supuesta hija durante la Guerra de Sucesión Castellana que enfrentó a Juana con su tía Isabel entre 1474 y 1479. Al contrario, combate en las filas de Isabel durante varios años, tanto en la guerra sucesoria como en el asedio de Granada de 1491.

Written by marionbalenci

diciembre 8th, 2012 at 3:54 pm

El favorito de Enrique IV: Juan Pacheco (relación de Juan Pacheco con Enrique IV)

without comments

Juan Pacheco, noble castellano, nace en Belmonte en 1419 y fallece en Trujillo en 1474 poco antes de la muerte del rey Enrique IV. Domina la escena política desde los últimos anos de Juan II de Castilla hasta casi el reinado de Isabel la Católica. Es el favorito (o sea el hombre de confianza) del rey Enrique IV y toma las decisiones políticas. Gracias a esta relación se convierte en una de las personas que más influencia ejerce sobre el monarca. Por ejemplo, en 1442, con apenas veinte dos anos, alcanza a ser camarero mayor del Príncipe. Cuando en 1445 finaliza la batalla de Olmedo y se proclama vencedor sobre Álvaro de Luna, es nombrado marqués de Villena. Pero las confabulaciones realizadas a sus espaldas por los nobles le llevan a fundar la Liga de Burgos y a ponerse en contra del rey al declarar ilegítima a la hija del monarca, Juana la Beltraneja. No obstante, en 1469, contra la voluntad del rey Enrique y contra los pactos establecidos, Isabel contrae matrimonio con Fernando de Aragón. De esta manera se empieza la Guerra de Sucesión Castellana en la que Juan Pacheco toma partido por el bando de Juana. Entonces, notamos que en los últimos días de su vida vuelve a ponerse del lado de Enrique IV.

 

1479: fin de la guerra con el Tratado de Alcaçovas

without comments

 

El Tratado de Alcaçovas es firmado el 4 de septiembre de 1479 entre los representantes de los Reyes Católicos y el rey Alfonso V de Portugal. Pone fin a las hostilidades después de la Guerra de Sucesión Castellana (1475-1479). Alfonso Y renuncia al trono de Castilla e Isabel y Fernando renuncian al trono portugués. Además, este tratado permite repartir los territorios del Atlántico entre España y Portugal. E incluso, reconoce a Portugal la posibilidad de la reconquista del Reino de Fez.

Este mismo año, Fernando hereda la corona aragonesa y las dos Coronas se unen. Es una unión personal y no una fusión de los dos estados en uno. Cada corona tiene aduanas y fronteras diferentes, leyes y fueros diferentes, órganos de gobierno diferentes, lenguas diferentes… Entonces, Isabel no usurpó el poder mas gobernó gracias a un acto de fuerza, y defendida por una nobleza de la que siempre desconfiará por su aptitud a destabilizar el poder monárquico. Los RCCC empiezan la restauración del estado y la consolidación del poder monárquico.

Written by marionbalenci

diciembre 8th, 2012 at 3:42 pm

Posted in Política

1476: Victoria castellana en Toro

without comments

La guerra de sucesión entre Isabel la Católica y Juana la Beltraneja tiene una serie de elementos que hacen de ella un conflicto de gran interés. En primer lugar, supone el enfrentamiento entre la nobleza y el rey, la nobleza quiere tratar de conservar sus privilegios. Por otro lado, se trata de un enfrentamiento entre algunas de las más importantes familias nobles castellanas, que quieren apoderarse del poder de la monarquía. Pero sobre todo, es un enfrentamiento entre Portugal y Castilla, con una acusada guerra en cuanto a los limotes de las fronteras. La batalla de Toro tiene lugar el 1 de marzo de 1476, en la pradera de Peleagonzalo, a las puertas de Toro. Es un episodio de escasa relevancia militar e importante repercusión política. Ademas, cabe decir que la batalla de Toro pone fin al intento de Alfonso V de Portugal de ser nombrado Rey de Castilla, y deja vía libre a la consolidación como reina de Isabel la Católica, esposa de Fernando el Católico, rey de Aragón desde 1479.

En diciembre de 1474 muere Enrique IV de Castilla e inmediatamente Isabel se autoproclama Reina. La princesa Juana “la Beltraneja” también pretende el trono de Castilla, y recibe el apoyo de algunos pocos pero muy importantes nobles castellanos y de Alfonso V de Portugal. Alfonso V invade España con su ejército en mayo de 1475, se desposa con Juana y se proclaman reyes de España en Plasencia. El enfrentamiento en Toro hace que Alfonso V abandone la lucha por la corona y se vuelva a Portugal. La nobleza castellana rebelde se tiene que someter a Isabel.

Los enfrentamientos militares entre los ejércitos portugueses e isabelinos no son especialmente fuertes, salvo el de la batalla de Toro. Durante los diez meses en que el ejército portugués esta en España subiendo desde Extremadura hasta Toro, sus enfrentamientos con el ejército castellano fueron fundamentalmente de posiciones, de ocupación de plazas estratégicas como Burgos, o de ganar posiciones ante la nobleza. Es decir que es más un juego de estrategia que un enfrentamiento con armas.

Luego, el 4 de diciembre de 1475 se levanta la ciudad contra los portugueses y Fernando ocupa la ciudad y sitia al castillo. El 13 de febrero Alfonso V sale de Toro y rodea a Fernando en Zamora. Alfonso de Aragón llega a Zamora de Burgos y rodea a su vez a Alfonso V.

El 1 de marzo, Alfonso V abandona el sitio de Zamora y se vuelve a Toro. Le persigue Fernando y ambos ejércitos se encuentran a la entrada de Toro y combaten. La vanguardia de Fernando alcanzó a la retaguardia de los portugueses, mandada por Juan, príncipe heredero de Portugal y le causó daños, y sobre todo le impidió que pudieran atravesar ordenadamente el pequeño puente sobre el río Duero que da acceso a Toro, obligando a los portugueses a darse la vuelta y ponerse en posición de combate. Sea la victoria de las armas de uno o del otro, la partida había terminado con triunfo castellano pues Alfonso V no volvió a plantar batalla y en junio se vuelve definitivamente a Portugal.

Written by marionbalenci

diciembre 8th, 2012 at 3:41 pm

Enrique IV y el caos político

without comments

Bajo Enrique (antecesor de los Reyes Católicos), estaban en cierne varios de los elementos innovadores que retomaron los RRCC: hace falta volver a organizar el poder real, crear una armada permanente, instaurar una inquisición episcopal para luchar contra los heréticos y una reforma monetaria, intentar volver a hacer la guerra de “reconquista” bajo la forma de una guerra de usura. Pero a partir de 1464, la liga dirigida por Pacheco vuelve a tomar el poder. Entonces, Enrique IV no puede hacer casi nada y la lucha contra las ligas nobiliarias va a volver una guerra civil.  Pero el reinado de Enrique IV es caótico a causa de la debilidad del monarca y de la potencia de la nobleza rebelde que siempre intento imponerse frente a la institución monárquica.

Entonces, el reinado de Enrique IV presenta una imagen negativa aunque el rey haya tenido un comienzo de reinado positivo. Nunca un rey ha sido tan criticado y vilipendiado. Enrique IV es víctima de una doble propaganda: es víctima del odio esquivo y tenaz de su mejor amigo Juan Pacheco y Juan Pacheco va a hacer la guerra contra Enrique IV porque no lo acepta como su privado. Así que, en cuanto a esta imagen negativa, cabe notar muchas opiniones negativas de la mayoría de los cronistas que han escrito sobre dicho monarca. Por lo demás, su reinado coincide con tiempos difíciles; tiempos en lo que vuelven a aparecer síntomas de la pasada crisis. No solo tiene que luchar contra los problemas políticos cada día, sino que también tiene que enfrentarse con los problemas de fondo y fortalecer el poder regio. Por otra parte, vemos esta exaltación del poderío real absoluto de Juan II (padre de Enrique IV el Impotente): la imagen del monarca que empieza por “Muy alto e muy poderoso prinçipe e muy esclaresçido rrey e señor, vuestros omildes seruidores…” en la obra Cortes de los antiguos reinos de León y Castilla de 1866.

Written by marionbalenci

diciembre 8th, 2012 at 3:39 pm

Guerra civil

without comments

Antes del nacimiento de su hija, Enrique IV convoca las Cortes en Madrid, que la juran como princesa de Asturias. Pero el conflicto con la nobleza se reanuda cuando Juan Pacheco y su hermano Pedro Girón son desplazados del poder por Beltrán de la Cueva. Este acontecimiento acarrea una alteración de las alianzas: la familia de los Mendoza pasa a apoyar al monarca y Juan Pacheco reactiva la liga nobiliaria para eliminar la influencia de Beltrán de la Cueva, para apartar a Juana de la sucesión a la corona. Para todo ello, una campana de deslegitimación del monarca se instaura diciendo que Juana no es la verdadera hija de Enrique IV. En septiembre de 1464, la oposición nobiliaria redacta un manifiesto en Burgos, en el que se destacan acusaciones e injurias contra el rey (esta oposición dice que el monarca favorece a los judíos y a los musulmanes, perjudica a los nobles a favor de gente que pertenece al estamento social bajo, pone impuestos excesivos y responsabiliza a Beltrán de la Cueva de los males del reino). Entonces, esta oposición exige que Alfonso sea heredero a la corona y educado por Juan Pacheco. Así que, Beltrán de la Cueva seria alejado de la corte y por lo tanto, Juana quedaría como ilegitima. Enrique IV no acepta estas medidas y se pone a negociar: el 25 de octubre de 1464, en las vistas de Cigales, la nobleza y el monarca se ponen de acuerdo y Enrique IV acepta que Alfonso sea heredero.

Además, el 16 de 1465, se dicta la Sentencia arbitral de Medina del Campo en la que se incluyen medidas exhaustivas de gobierno como por ejemplo, la organización de las Cortes, la justicia a aplicar a los nobles, el nombramiento de los cargos eclesiásticos (…): el rey es muy debilitado por el alejamiento de la corte de Beltrán de la Cueva. El monarca no acepta todas estas medidas y sus adversarios proclaman rey a Alfonso. Cabe decir que luego, el 5 de junio de 1465, se ratifica la proclamación de Alfonso como rey en la “Farsa de Ávila”.

Written by marionbalenci

diciembre 8th, 2012 at 3:31 pm

1468: Alfonso fallece y los nobles proponen la candidatura de Isabel (últimos años del reinado de Enrique IV)

without comments

Cabe decir que los últimos años del reinado de Enrique IV están dominados por el problema sucesorio. En 1468, mediante el pacto de los Toros de Guisando, el rey reconoce a su hermana Isabel como heredera al trono (reservándose el rey el derecho de acordar el matrimonio de Isabel) a pesar de los derechos de su hija Juana. Así que, Enrique IV le empieza a buscar candidatos: le propone el rey de Portugal pero Isabel no quería porque pensaba que era un peligro porque Portugal podía conseguir a gobernar el país. Luego, el rey le propone el rey francés Luis XI para asegurarse del apoyo de Francia en el conflicto internacional, pero Isabel no quería tampoco. A continuación, bajo las presiones de la nobleza, Enrique IV encuentra a Pedro Girón. Pero, Isabel otra vez no acepta la nueva propuesta del rey. Al fin y al cabo, Isabel rompe con Enrique IV y elige Fernando de Aragón con el que pacta de manera secreta el matrimonio aunque no se conocen. Cabe decir que Aragón estaba en crisis. Entonces, uniendo las crisis, los reinos podían hacer frente a Francia y a Portugal.

Pero el matrimonio de Isabel con Fernando de Aragón (hijo del rey de Aragón) en Valladolid en 1469 le disgusta mucho. El hecho de casarse con Fernando no estaba en los planes de Enrique IV porque el monarca quería que se casara con un extranjero. Pero la pareja va ganando apoyos: obtiene el respaldo del legado papal Rodrigo Borgia en 1469 y el de los Mendoza en 1473. Cabe señalar que la liga nobiliaria que antes había depuesto al rey y que después había intentado un acercamiento con Isabel, ahora se pone del lado de Enrique IV. Pero, al morir el monarca Enrique IV en 1474, Castilla es metida en una guerra de sucesión entre Isabel y Fernando por un lado y los partidarios de Juana la Beltraneja por otro lado.

También, hace falta decir que, en 1470, decide romper lo que había pactado y decide proclamar a su hija Juana a la que había prometido con el francés duque de Guyena porque el monarca Enrique IV considera violado el tratado. Entonces, proclama a su hija Juana como heredera al trono en Val de Lozoya, jurando públicamente que es hija legitima, que retorna al rango de princesa y a la que en consecuencia, se debe buscar un matrimonio. Los partidarios de Isabel responden con un duro manifiesto el 21 de marzo de 1471; manifiesto que es el prologo de una guerra civil que sin embargo no iba a producirse ahora. Además, en junio de 1472, el legado papal Rodrigo Borgia llega a Valencia para poner fin a los enfrentamientos internos que afectan tanto a la Corona de Aragón como a la Corona de Castilla para que ambas Coronas puedan participar en la cruzada convocada por el papa Sixto IV contra los musulmanes. Cabe añadir que a lo largo de una entrevista secreta, el papa da a Isabel y a Fernando la bula papal necesaria para regularizar su matrimonio. Luego, Rodrigo Borgia convence al rey de que Isabel reconozca los derechos de Juana, por lo que le da recompensas. Y, antes de irse triunfalmente en 1473, logra el título de “jefe de la familia de los Mendoza”, que se pasa así al bando de Isabel.

Conflicto por la sucesión de Enrique IV de Castilla: enfrentamiento entre Enrique IV y Alfonso

without comments

Juana nace en 1462 y es inmediatamente nombrada heredera al trono, recibiendo el título de Princesa de Asturias. Sin embargo, en septiembre de 1464, Enrique IV cede a la presión de una gran parte de la nobleza castellana y nombra a Alfonso (su medio hermano) como Príncipe de Asturias. Pero la nobleza sigue siendo descontenta y las Cortes se reúnen en Ávila en 1465 para proclamar a Alfonso como rey de Castilla y así derrotando a Enrique IV (ver el artículo sobre la “Farsa de Ávila”). Entonces, la guerra estalla entre los partidarios de Enrique IV y los de Alfonso XII. La batalla de Olmedo se produce en agosto del año 1467 en la que ninguno de estos dos bandos consigue imponerse. Ero Alfonso acaba falleciendo el 5 de julio de 1468, lo que facilita la recuperación del poder por parte de Enrique IV.

Al fallecer Alfonso, nace una polémica para saber quién será Princesa de Asturias: sea Isabel (la otra medio hermana de Enrique IV), sea Juana. A partir de 1469, Enrique IV es indiscutiblemente rey mientras que Isabel (al esperar que se case con un candidato que Enrique IV le había escogido: es decir Alfonso V de Portugal) es puesta bajo la custodia de Juan Pacheco en Ocaña. Mientras que Juana es prometida al trono portugués después de la muerte del duque de Guyena.

 

Written by marionbalenci

diciembre 8th, 2012 at 3:27 pm

1467: Segunda batalla de Olmedo, el rey Enrique IV ayudado por la Hermandad general va a vencer la nobleza a Olmedo

without comments

Después de todas las acciones por parte de los rebeldes y de todo este desorden general, el rey decide reaccionar. En 1467, tiene lugar la segunda batalla de Olmedo entre partidarios y adversarios del rey, del que sale levemente favorecido. Sin embargo, pierde Segovia (sede del tesoro real). El apoyo de los concejos, organizados en una nueva Hermandad General, y de los nobles adictos, como la familia de los Mendoza, permite al rey derrotar a la nobleza levantisca en Olmedo en 1467. La ciudad de Olmedo vuelve a ser el escenario de una victoria monárquica.

Written by marionbalenci

diciembre 8th, 2012 at 3:21 pm

Posted in Batallas

El 5 de junio de 1465: la “Farsa de Ávila”

without comments

En 1464, los nobles de Castilla firman un manifiesto “Memorial de los Agravios”. Y un año después, en 1465, los nobles se reúnen en Ávila para deponer al rey Enrique IV de Castilla y proclaman rey a su hermanastro Alfonso. Encontramos esta “Farsa de Ávila”: los nobles contra el rey de Castilla en 1465 en la Crónica del rey Enrique Cuarto de 1953 en las páginas 144 y 145.

Durante el reinado de Enrique IV, varios bandos nobiliarios luchan entre ellos y contra el rey para apoderarse de parcelas del poder. El marqués de Villena (rival de la familia de los Mendoza) forma una alianza contra el rey con varios arzobispos (el de Toledo, el de Sevilla, el de Santiago), con la familia Enríquez, con los condes de Plasencia y de Alba y con otros nobles y eclesiásticos. El 11 de diciembre de 1464, asistimos a un ultimátum: si el rey no modifica su conducta y si no se deshace de su gobierno, lo destituyen. Con todo eso, el rey intenta negociar y encontrar acuerdos pero no lo ha conseguido. Así que, el rey es depuesto en Plasencia el 27 de abril de 1465 y luego en Ávila el 5 de junio de 1465.

Durante la ceremonia, los rebeldes leen todos los agravios por los que el rey fue acusado: el rey tiene y mantiene relaciones estrechas con los musulmanes (se viste de la misma manera que los moros), es impotente, es homosexual, no es el padre legítimo de Juana…). Después de los discursos, el arzobispo de Toledo le quita a la efigie la corona (cabe decir que la corona es símbolo de dignidad real). El arzobispo de Plasencia le quita la espada (símbolo de la administración de justicia). Y, el conde de Benavente le quita el bastón (símbolo del gobierno). También, para “ir más allá”, el hermano del conde de Plasencia grita “¡A tierra, puto!”.

Podemos decir que es un verdadero seísmo político. Por primera vez hay una semejante ofensa, un semejante ataque al poder real. Este acontecimiento acarea un periodo de turbios para Castilla. En vez de Enrique IV, después de grandes luchas entre las dos facciones, Alfonso (infante que es el hijo de Juan II de Castilla de un segundo enlace) es nombrado rey por los nobles. Pero, Alfonso fallece con 12 anos en 1468. Entonces, Enrique IV recupera plenamente el poder y el titulo de heredera pasa a ser disputado entre Juana e Isabel (hermana de Alfonso y segunda en la línea de sucesión).

Written by marionbalenci

diciembre 8th, 2012 at 3:18 pm

A partir de estos momentos (de esta primera Batalla de Olmedo), se constituye frente al monarca castellano una liga nobiliaria

without comments

Esta liga nobiliaria que se constituye es dirigida por el arzobispo de Toledo (Alonso Carrillo). A esta liga, incluso el antiguo favorito de Enrique IV adhiere: es el marqués de Villena. No obstante, la familia de los Mendoza se queda fiel al monarca, pero era de lo menos. Entonces, los rebeldes quitan a la efigie la corona a lo largo de una ceremonia que tiene lugar en las afueras de Ávila en 1465. Cabe añadir el testimonio del cronista Enríquez del Castillo que dice “[…] mandaron hacer un cadahalso fuera de la cibdad en un grand llano, y encima del cadahalso pusieron una estatua asentada en una silla, que descian representar la persona del Rey, la qual estaba cubierta de luto…”

Los nobles rebeldes leen un discurso en la que acusan al rey de cuatro cosas: “Que por la primera, merescia perder la dignidad Real (Don Alfonso Carrillo le quita la corona). Por la segunda, que merescia perder la administración de la justicia (Don Álvaro de Zúñiga, o sea el Conde de Plasencia, le quita el estoque que tenía delante). Por la tercera, que merescia perder la gobernación del reino (Don Rodrigo Pimentel, conde de Benavente, le quita el bastón que tenía en la mano). Por la cuarta, que merescia perder el trono y el asentamiento de rey (Don Diego López de Zúñiga derriba la estatua de la silla en que estaba).

En su lugar, los rebeldes proclaman rey de Castilla a Alfonso, hermano del monarca depuesto. Y al mismo tiempo, se difunde el rumor de que la heredera al trono (Juana) no es hija de Enrique IV sino que es hija de su nuevo favorito Beltrán de la Cueva. A pesar de todo eso, el monarca puede reaccionar en la segunda batalla de Olmedo en 1467.

Written by marionbalenci

diciembre 8th, 2012 at 3:15 pm

1445: Primera Batalla de Olmedo

without comments

Hacia 1444, Enrique IV se convierte en Príncipe de Asturias. Además, el 10 de octubre de 1444, se convierte en el primer y único Príncipe de Jaén. El 19 de mayo de 1445, tiene lugar la Primera batalla de Olmedo. Antes de esta batalla, cabe decir que durante el reinado de Juan II de Castilla se produjeron una serie de enfrentamientos entre dos bandos nobiliarios. Por un lado, Juan II y su privado Álvaro de Luna y distintos nobles. Por otro lado, los Infantes de Aragón y los nobles que los apoyaban. Se sucedían los enfrentamientos y tregua. La última formada expiraba en febrero de 1445. Se inició entonces una guerra de desgaste, y a finales de marzo los Infantes de Aragón entraron en Olmedo, pese a la resistencia ofrecida por la villa. []

Olmedo se encuentra en poder de Juan II de Navarra, mientras que en el real de Olmedo se habían celebrado cuatro días antes cortes que apoyaban a Juan II como rey de Castilla, en detrimento de los Infantes de Aragón, que habían tratado de controlarle.[]

El 19 de mayo de 1445, el príncipe Enrique, futuro rey de Castilla se acerca imprudentemente a caballo a la muralla la villa. Entonces sus defensores salen en su persecución. Entonces, las tropas castellanas atacan intentando repelerlas y el combate se generaliza. El bando de Juana se organiza en cuatro cuerpos (uno dirigido por Íñigo López de Mendoza, y el condestable De Luna, otro con el conde de Alba al mando, otro mandado por Enrique IV, con su mayordomo Juan Pacheco y del obispo de Cuenca Lope de Barrientos, y el cuarto dirigido por el maestre de la Orden de Alcántara). También, por otro lado, el bando de los Infantes de Aragón cuenta con el apoyo de nobles familias castellanas.[]

De esta batalla, se destacan 22 muertos y numerosos heridos. Los Infantes de Aragón pierden el control de Castilla. Además, don Enrique de Aragón (el tercer “infante sin reino”), herido por la batalla, fallece. En cuanto al príncipe Enrique y a su favorito Juan Pacheco salen fortalecidos de la crisis. Pacheco recibió el Marqués de Villena y su hermano, Pedro Girón, el cargo de maestre de la Orden de Calatrava. Íñigo López de Mendoza recibiría el título de Marqués de Santillana. Álvaro de Luna sale al principio favorecido, pero rápidamente va a perder su poder.][]

Entonces, esta batalla de Olmedo estalla, en la que saldrá derrotado el bando de los Infantes de Aragón. Después de la victoria de Olmedo, el poder de Álvaro de Luna se debilita y Enrique IV y Juan Pacheco ganan influjo.

Written by marionbalenci

diciembre 8th, 2012 at 3:13 pm

Principios de su reinado

without comments

Enrique IV es proclamado rey de Castilla el 20 de julio de 1454, al fallecer su padre Juan II. La primera preocupación del rey es la alianza con Portugal; por eso se casa en 1455 con Juana de Portugal. Otra preocupación suya es suprimir las posibilidades de intervención de Juan II de Navarra; por lo tanto, establece paces con Francia y Aragón y concede el perdón a varios nobles. Luego, convoca las cortes en Cuéllar para lanzar una ofensiva contra el reino de Granada (esta ofensiva es como una guerra de desgaste). Juan Pacheco y su hermano (Pedro Girón) se ocupan de las decisiones dl gobierno mientras que el rey hace entrar nuevos consejeros como Beltrán de la Cueva…

En 1458, Juan II de Navarra sucede a Alfonso V de Aragón. Juan II de Navarra apoya la oposición nobilia

Written by marionbalenci

diciembre 8th, 2012 at 3:07 pm

Polémica de la homosexualidad de Enrique IV

without comments

Luego, después de las dos polémicas precedentes (la de la impotencia del rey y la de la inseminación artificial), surge otra polémica, dicen que es homosexual porque tiene relaciones cercanas con varios nobles que le auxilian en sus labores de gobierno (por ejemplo, se trata de Beltrán de la Cueva, que es el favorito de Enrique IV en vez de Juan Pacheco). En cambio, nadie lo esperaba pero nace Juana. Es reconocida como heredera al trono. Pero, uno de los nobles propaga la rumor de que Juana no es la hija legitima del rey ya que le había engendrado la reina y el auxiliar del rey (Beltrán de la Cueva). Además, Alonso de Palencia en su obra y en sus poemas satíricos atribuye a Enrique IV el ser homosexual después de haberlo atribuido a Juan II de Castilla y a Álvaro de Luna. Así que podemos sospechar que estas acusaciones eran habituales para desprestigiar a una persona. Muerto Alfonso, preferido a Isabel por su condición de varón, sus partidarios se pasaron al bando de Isabel. De aquí, viene otro debate: son ambas mujeres, o sea que la legitimidad de Isabel requiere la ilegitimidad de Juana. Huelga decir que Isabel cuenta con numerosos partidarios y llega a impulsar un proceso de beatificación en su nombre.

Cabe decir que a Enrique se le ha achacado impotencia, homosexualidad y de forzar las relaciones de su esposa con otros hombres (como si fuera una forma de inseminación para que tenga un heredero).Por otra parte, gracias a estas peculiaridades, Gregorio Marañón escribió en 1930 su Ensayo biológico sobre Enrique IV de Castilla y su tiempo. Respecto a eso, tenemos que decir que todos estos testimonios son subjetivos porque por ejemplo, son los detractores los que hablan de impotencia porque ven en ella señales de que Enrique IV no puede gobernar correctamente.

Evidentemente, Enrique IV lo niega pero un puede evitar la lucha interna por el poder en la que están sus hermanos Alfonso e Isabel. Alfonso muere de repente mientras que Isabel consigue que su hermano la reconozca como heredera al trono en vez de su propia hija. Pero esta situación de equilibrio no dura mucho y Enrique IV vuelve a dar los derechos al trono a su hija, al que todos llaman “La Beltraneja”.

Written by marionbalenci

diciembre 8th, 2012 at 2:52 pm

Posted in Polémicas

Polémica de la impotencia del rey y de la inseminación artificial

without comments

Juan II caso a su hijo con quince anos con Blanca II de Navarra, pero fue un matrimonio falso. Enrique IV no tiene descendencia. En 1453, le echa la culpa a su mujer diciéndole que le había lanzado un hechizo. Enrique repudia a su esposa. Ofendida, Blanca proclama que no ha sido por su culpa, sino por la de su marido, que no ha podido consumar el matrimonio. O más bien, ¿es el rey impotente? Los médicos dicen que su esposa todavía es virgen y que él tiene un miembro viril inservible para poder realizar un acto sexual. Por eso le llamaron “Enrique IV el Impotente”. Entonces, la Santa Sede acepta esta disculpa y cancela el matrimonio.

Luego, se casa con Juana de Portugal. En 1462, tiene una hija: Juana. A partir de aquí, los rumores crecen y hay muchas polémicas. Se dicen muchas cosas: unos dicen que la tiene gracias a una técnica de inseminación artificial, otras fuentes dicen que la reina fue inseminada por un cortesano. La nobleza pensó que si Juana llegara a ser reina, Portugal invadiría la península. Así que, los nobles quieren impedir que Juana sea la reina y piensan que el mejor candidato seria Alfonso, el hermanastro de Enrique IV. Entonces, los nobles empiezan una campana.

Además de estas dos polémicas y después del debate sobre la sexualidad de Enrique IV, podemos notar otro debate sobre la salud del rey: se destacan varios diagnósticos además de su posible impotencia (caracteres psicopatológicos, litiasis renal crónica…).

Written by marionbalenci

diciembre 8th, 2012 at 2:49 pm

Presentación del rey “Enrique IV El Impotente”

without comments

Enrique IV es el rey mas desgraciado de la familia de los Trastamara. Como rey de Castilla, tiene una mala gestión del reino, fracasa en su tarea de dar un heredero y da lugar a una guerra civil para resolver el problema de su sucesión.

Nace el 5 de enero de 1425 en Valladolid y fallece el 11 de diciembre de 1474 en Madrid. Fue conocido como Enrique IV el Impotente y fue rey de Castilla durante veinte años entre 1454 y 1474 después de su padre Juan II que reino de 1406 hasta 1454. Hijo del rey Juan II de Castilla y de María de Aragón, tiene que heredar la corona por ser el primogénito. Sus dos hermanos son Alfonso e Isabel (que luego será Isabel “la Católica”). Enrique IV es simplón, es pelirrojo, y eso es un problema grave y estaba mal visto porque en aquella época ser pelirrojo es casi sinónimo de bruja. Entonces, es pelirrojo, es como si fuera una bruja. Además, al contrario de las costumbres de aquella época, es muy fino, le gusta la música y pasearse, le gustan los libros y las conversaciones. En cambio, no tiene mucha calidad de mando: al igual que su padre Juan II, es un rey dominado y controlado por la nobleza. Además, cabe añadir que su guardia está compuesta por moros, así que le gusta vestirse como un moro. Al vestirse de esta manera, da una imagen desastrosa.

Antes de acceder al trono, ya intervino en la convulsa política castellana, junto a su favorito Juan Pacheco. En 1440, se casa con Blanca de Navarra para lograr un heredero al trono. La corte se impacienta por que el hijo tan esperado no llegaba. Pues, se separa de ella en 1453.

Written by marionbalenci

diciembre 8th, 2012 at 2:39 pm

Posted in Sin categoría

Presentación personal

without comments

Me llamo Marion Balenci. Soy una estudiante Erasmus de la Universidad de Alicante para este primer cuatrimestre. En Francia, estoy haciendo una carrera que no existe en España porque tenemos a la vez asignaturas de literatura, de traducción y de civilización. Así que, he escogido esta asignatura Historia moderna de España por este motivo y también porque el año pasado no tuvimos tiempo para estudiar a los Reyes Católicos, ni a Carlos V ni a Felipe II. Entonces, me parecía muy importante adquirir conocimientos a propósito de estos tres reyes porque estos temas son claves y cuando sea mayor me gustaría ser profesora de Universidad.

Además, por un lado esta asignatura consta del estudio de estos tres monarcas en clase de teoría. Por otro lado, en clase de práctica, tenemos que hacer un blog. En cuanto a este blog, he decidido hablar del tema de Enrique IV el Impotente para que pueda enterarme de su personalidad y aclararla además de analizar todos los hechos en todos los ámbitos que están relacionados con él.

Written by marionbalenci

noviembre 2nd, 2012 at 9:02 am

Posted in Sin categoría