2. En la Edad Media

 

Durante la Alta Edad Media, las escrituras expuestas disminuyeron considerablemente, pero sin llegar a desaparecer.

En esta época histórica, los usos culturales de la escritura y la lectura estaban muy diferenciados, hasta el punto que la redacción de textos (especialmente en los scriptoria de los monasterios) no estaba orientada a la lectura, sino a la conservación del conocimiento.

En la Baja Edad Media, las escrituras expuestas volvieron a aparecer en la vida cotidiana y muchas de ellas se realizaron en lengua vulgar. La cultura cambió y la redacción de textos volvió a orientarse a su lectura.