Joaquín De Juan

Blog de Joaquín De Juan

Nuestra Universidad

<<En este sentido, el acceso desigual a todo tipo de recursos -desde los derechos hasta el agua- es el punto de partida de toda crítica verdaderamente progresista del mundo>>

(Tony Judt, 2010)

Estamos en un momento de inflexión importante en la cultura occidental y por consiguiente en el futuro de todas las culturas del planeta. La denominada crisis económica y la deriva política de la mayoría de los países del primer mundo, nos están empujando hacia un futuro en el que tanto la democracia como el estado de bienestar están seriamente amenazados. Como se puede leer en la portada, de la edición española, del libro de Judt, Algo va mal: “Ha llegado el momento de decidir en que mundo queremos vivir“.

Nuestra Universidad, la española en general y la de Alicante en particular, no están exentas de la influencia negativa de la crisis económica, pero especialmente de las posibles actuaciones interesadas, erráticas y perniciosas de los gobernantes de turno, desde los más locales hasta las más altas instancias de nuestras instituciones democráticas (El Gobierno emprende la reforma del sistema universitario). Por eso, deberíamos empezar a tomar buena nota para primero reflexionar y de inmediato actuar en defensa de la Universidad.

Es momento, pues, de pedirle a los candidatos a las inminentes elecciones a Rector de la Universidad de Alicante que abran, en la comunidad universitaria, un claro debate sobre el futuro a corto, medio y largo plazo de nuestra -de todos- Universidad.

Universidad abierta

PRINCIPIOS IRRENUNCIABLES DE UN PROGRAMA
A la vista de la que se nos viene encima, con cargo a la crisis y a los planes del Ministro de Educación, no estaría de más que reflexionáramos sobre puntos críticos acerca de la Universidad. Los candidatos a rector, tienen una ocasión de oro (si no siguen el modelo Rajoy) de explicar que piensan sobre dicha coyuntura.
Siguiendo el modelo de Universidad al que me he referido anteriormente (entrada del 3/04/2012) cualquier programa electoral debería fundamentarse en los siguientes principios que a su vez deberían debatirse con todos los miembros y colectivos de la universidad:

(1) Transparencia
(2) Democracia
(3) Tolerancia
(4) Cooperación
(5) Justicia
(6) Libertad
(7) Respeto al medio ambiente
(8) Actitud de progreso (social, intelectual y tecnológico)
(9) Autonomía*

Además de esos principios, la gestión universitaria se debería seguir los siguientes criterios:

(1) Eficacia y eficiencia
(2) Integración socio-económica en el entorno de la Universidad
(3) Cómo organizar en estas circunstancias la/el I+D+I
(4) Calidad en la acción
(5) Calidez en las relaciones humanas
(5) No renunciar a la influencia cultural/social de nuestra universidad
(6) Exigencia, sin complejos, de nuestra Autonomia*
__________
(*) Para el ministro Wert, “la autonomía universitaria no ha rendido los frutos que se debía esperar”.

ALGUNOS OBJETIVOS PRIORITARIOS PARA EMPEZAR (a, b)

A partir de los principios que acabo de enumerar, sería prioritario abordar algunos aspectos importantes de nuestra Universidad que todavía quedan por debatir y mejorar y que de momento tan solo enumero:

(1) Corregir algunos déficits democráticos todavía presentes*
(2) Proteger los derechos fundamentales de los miembros de la Universidad*
(3) Evitar los abusos de poder*
(4) Profundizar en la transparencia
(5) Apostar por la calidad, que no por la excelencia (ya aclararé este punto)
(6) Proteger y consolidar los grupos de trabajo (autentica infraestructura universitaria)
(7) Que prevalezca el imperio de la ley para evitar injusticias*
__________
(*) En los últimos tiempos hemos tenido ocasión de ver algunas conductas punitivas, por parte de las autoridades académicas, contra miembros de nuestra comunidad, totalmente injustas y alejadas de algunos de los objetivos prioritarios, arriba expuestos.

a) De Juan, J. (2001). Universidad o crecer hacia dentro. El Periódico de Alicante. Martes 13 de marzo. pp 5.
b) De Juan, J. Programa para las elecciones a Rector, 2001