Escrito por lanavegaciontransatlantica el 24 de diciembre, 2011

Cristóbal Colón ,marino genovés,descubridor moderno del denominado 《Nuevo Mundo》para los europeos,forma parte de ese reducido conjunto de  nombres que casi todos los seres humanos,sea cual fuere su cultura y origen,identifican sin dudar como el autor material de uno de los hallazgos más trascendents de la Historia.Su popularidad le ha hecho pagar el tributo de ser héroe,villano o farsante,pero la Historia tiene la obligación de ser rigurosa con la verdad,aunque la verdad de Colón sean muchas verdades.

Los enigmas de Colón:

En torno a Colón todo son misterios y ese posible viaje previo es el primero.Hay muchos más.¿Por qué Colón ,si aceptamos que era italiano,siempre se expresó en castellano,lengua que conocía antes de llegar a España?¿Por qué nunca indicó con claridad cuál era su patria?¿Por qué no se le conoce ningún retrato auténtico?¿Por qué esa firma tan extraña?

   Los partidarios de Colón lo ven como un héroe,un profeta,y se enfrentan con los incondicionales de los hermanos Pinzón,que atribuyen a éstos la gloria del descubrimiento y ven en Colón un sórdido y retorcido mercader,un genovés autodidacta o un judío balear.En torno a él,pues,medio milenio de misterios y de polémicas.¡Ni siquiera sabemos con certeza cuál fue la isla americana descubierta el 12 de octubre!

   No dejemos,sin embargo,que los árboles nos impidan ver el bosque,pues algunos hechos son decisivos.Primero,hasta 1492 ningún europeo ni americano había establecido 《vínculos permanentes》entre España y América.Y si,hasta 1492,América y Europa habían sido dos mundos desconocidos,a partir de entonces fueron dos mundos íntimamente relacionados.

   Segundo,la expansión europea en América fue obra española y,más tarde,portuguesa;lo de menos es la nacionalidad de Colón.Era una empresa,pues,de Castilla y de Aragón,aunque los naturales de esta corona no estuvieran muy presentes en América ya que la salida tradicional de su comercio y de su expansión había sido el Mediterráneo.

   Analizado el descubrimiento desde la óptica del siglo XV,hemos de comprender que se trataba,nada más ni nada menos,de  la aparición de unos hombres y de unas tierras que no habían previsto los autores clásicos ni la misma Biblia;un hecho realmente excepcional.

   Todo comenzó con Colón y con su iniciativa.Supongamos,según la interpretación tradicional,que hubiera nacido en Génova hacia 1451,que se hubiera curtido como marinero o agente comercial,y que llegara a Lisboa hacia 1465.En esta ciudad–y los datos ya son rigurosos–casó con Felipe Moniz de Perestrello,tuvo un hijo,residió en Madera y navegó hasta Guinea e Islandia y por las rutas habituales del Mediterráneo.