Escrito por Estefanía Durá Sáez el 17 de enero, 2012

Cuenta la leyenda, que en nuestros parajes había un pequeño poblado gobernado por el noble Sexto Mario. Era un hombre muy rico, que había obtenido su riqueza con la explotación de una mina de oro que se encontraba en el interior de una montaña. Dicha riqueza proporcionó una buena vida a Sexto, pero también proporcionó la envidia de aquello que la querían hacer suya. A Tiberio Claudio Nerón, que no le sobraba el dinero y tenía al pueblo un tanto revuelto, le pareció bien que dichas minas pasaran a su patrimonio. Nerón tramó el plan de conquistar a la hija de Sexto, Mariola, una bellísima joven.  La joven solía ser vista dando largos paseos por la montaña, en compañía de una pantera, que el propio Sexto le había traído desde África. A pensar de los intentos de conquista de Nerón hacia Mariola, esta le dejó bien claro que nunca se casaría con él, pero claro está que dicho emperador tenía muy mal perder planeo una terrible venganza.

Nerón acusó a Sexto y a Mariola de incesto, y fueron condenados a ser despeñados. Desde entonces, cuenta la leyenda que la Sierra más hermosa de nuestra provincia tiene el nombre de aquella muchacha que se negó a los caprichos de un tirano emperador. Y de las minas de oro, nunca más se supo.

Asociación Cultural Alicante Vivo, 2007-2011. Disponible en:

http://www.alicantevivo.org/2008/04/la-leyenda-de-la-sierra-mariola.html