Escrito por David Brufal Selva el 18 de enero, 2012

Una antigua leyenda agostense, narra que San Pedro bajó de los cielos para apresar una bruja que atormentaba al pueblo de Agost. De ese episodio, se quedó grabada en una parte del lateral de la iglesia un rostro con unas llaves que según el mito popular, se trata de la imagen de San Pedro, el cual se quedó en esa parte de la iglesia.