Programación en Internet

Blog de la asignatura de la titulación Ingeniero en Informática

Fluye con CSS, no luches contra él

| 0 comments

¿Por qué muchas veces las páginas no se visualizan con CSS de la forma que esperamos? ¿Por qué a veces nos cuesta tanto lograr el diseño que queremos con CSS?

Muchas veces es porque no sabemos utilizar bien CSS, pero muchas otras veces es porque vamos contracorriente, intentamos hacer cosas en contra de la filosofía del funcionamiento de CSS.

Acabo de leer el artículo Cross-Browser Debugging CSS. Me ha llamado la atención una frase, que me recuerda al “Be water my friend” de Bruce Lee:

[kml_flashembed movie=”http://www.youtube.com/v/7ijCSu87I9k” width=”640″ height=”360″ wmode=”transparent” /]

La frase es:

 Work with CSS, not against it.

Una traducción literal sería “Trabaja con CSS, no contra él”, aunque a mí me gusta más “Fluye con CSS, no luches contra él”. Porque además, muchos diseñadores web se olvidan de que la Web es un medio dúctil, maleable, en el que los diseños tienen que fluir (por algo se habla de diseño líquido o fluido); la Web no es un medio rígido, fijo, como el papel (diseño fijo).

El artículo cuenta muchas cosas muy interesantes:

  1. Escribe código para un buen navegador, por ejemplo, Google Chrome, desde el principio.
  2. Verifica tú página con otro buen navegador, como Safari o Mozilla Firefox, si hay discrepancias, lo más seguro es que estés haciendo algo en contra de CSS. Averigua la razón, por ejemplo:
    1. HTML incorrecto.
    2. Verifica tu CSS con CSS Lint.
    3. ¿Has normalizado/reseteado los estilos para comenzar desde un mismo punto?
    4. ¿Estás usando propiedades avanzadas que no se soportan de la misma forma?
    5. Cuidado con el posicionamiento absoluto.
    6. ¿Te está afectado el espacio en blanco?
    7. Errores de redondeo en los cálculos de las dimensiones.

El mensaje más importante que se transmite en el artículo es que el comportamiento ante un error no está definido en la especificación, es decir, cuando en un CSS hay un error, ya sea de escritura (por ejemplo, un valor para una propiedad no adecuado) o de uso (utilizar una propiedad en un contexto que no se debería hacer), cada navegador hará lo que le de la gana. Esto coincide con los vídeos que publiqué sobre ¿Por qué escribir HTML válido es importante?

El resto del artículo, ¡casi la mitad del artículo!, se dedica a los apaños y chapuzas que hay que hacer para solventar los problemas (no sólo discrepancias en la forma de interpretar algunas propiedades, sino verdaderos bugs) que tienen las distintas versiones del navegador Internet Explorer. Una verdadera vergüenza, una pérdida de tiempo impresionante por un navegador que no debería considerarse como tal.

Author: Sergio Luján Mora

Profesor del Departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la Universidad de Alicante (España). Interesado en el desarrollo y la accesibilidad web.

Deja un comentario

Required fields are marked *.