Las Algas

Utilizadas hace millones de años en su origen para usos cosméticos, nos remontamos incluso hasta el imperio egipcio, el empleo de las algas como un recurso gastronómico se nos antoja […]

Utilizadas hace millones de años en su origen para usos cosméticos, nos remontamos incluso hasta el imperio egipcio, el empleo de las algas como un recurso gastronómico se nos antoja hoy mucho más próximo, al menos en Occidente.

En Europa y América, su introducción, llegada principalmente de la mano de los inmigrantes asiáticos, ha sido relativamente reciente. Por el contrario, tanto en China como en Corea o Japón este fruto del mar ha constituido desde hace siglos un elemento básico de la alimentación.

Ahora, sus usos ancestrales se apartan y se potencia el consumo de las algas como un ingrediente de moda en la gastronomía de última generación. Su reivindicación por parte de esta cocina más moderna se basa en que contienen un impresionante abanico de sustancias nutritivas, tanto hidratos de carbono como proteínas, enzimas y vitaminas, pero sobre todo minerales, y una pequeña cantidad de grasas.

Las algas alimenticias más conocidas y empleadas en la gastronomía a nivel mundial son la laminaria, la wakame, el kombu, el hiziki, la nori, el arame, la lechuga de mar y el agar-agar que, si antes se importaban de Japón, hoy provienen mayoritariamente de Bretaña.

Distintos modos de cocinarlas

Las algas son tradicionalmente un ingrediente fundamental de un buen número de recetas asiáticas, especialmente de las sopas y salsas, aunque hay quien también las sirve estofadas con patatas. Bien lavadas, cocidas en agua y servidas al natural con mantequilla y zumo constituyen un manjar sumamente apreciado en todo el mundo.

En Japón, la más utilizada es la nori que, comprimida en unas hojas violeta, sirve para envolver las albóndigas de arroz o de pescado. Por su parte, el kombu sazona los caldos, el arroz y las legumbres. Mientras hay muchas otras algas que también se emplean a diario en la gastronomía mundial pero están sólo destinadas a dar exotismo y un toque color a los platos.