Lutero

Lutero encuentra una solución nueva al problema de la salvación del hombre. Afirma que esta depende por completo de la voluntad divina y que solo la fe puede justificar sus actos ante Dios.

Lutero parte de una antropología pesimista. El hombre fue corrompido por el pecado original y por ello la maldad está presente en cualquier comportamiento humano . El hombre no puede justificarse por las obras, porque no puede presentar únicamente obras buenas al juicio divino. Por ello solo es posible la justificación por la fe. El hombre debe creer y confiar en la bondad y misericordia divinas ; Dios perdona al hombre que cree. Esta fe en la confianza del perdón llama fe fiducial.

Según Lutero hay dos vías para tener fe:

1ª El conocimiento directo de la palabra de Dios por medio de la lectura de la sagrada escritura. El hombre es capaz de entender las sagradas escrituras. Este principio del libre examen le permite justificar su separación de la doctrina tradicional católica: frente a la interpretación institucional, la lectura e interpretación individual.

2ºLa predicación en sus diferentes formas (el sermón, procesiones, los himnos y otros), también pueden promover la fe. Lutero aboga por el sacerdocio universal, no es necesario que solo predique la Iglesia Católica. en su sacerdocio ministerial, lo pueden hacer todos los bautizados.

Para Lutero la Iglesia evangélica es una comunidad de creyentes espiritual en la que no existen las jerarquías. La dirección de la comunidad recae en las autoridades políticas que se ocupan de las tareas como el mantenimiento de los templos o la formación y la designación de los pastores.

Lutero se dedicó a enseñar su interpretación de la justificación por la fe en la Universidad de Wittenberg, ello no le ocasionó problema alguno, en cambio sí se convirtió en el centro de las polémicas sobre las indulgencias. La Santa Sede recaudaba dinero gracias a la venta de Indulgencias:bulas que aseguraban la remisión de parte de las penas del Purgatorio, indignado por el hecho de que un dominico vendía Bulas en Sajonia para financiar con su importe la Basílica de San Pedro de Roma, prendió en la puerta del castillo de Wittenberg un documento que contenía 91 tesis denunciando la ineficacia de las Bulas. Lutero afirmó su pensamiento teológico:

1º rechazo de la autoridad del Papa y de los concilios. 2º revalorización de las Escrituras para reforzar la fe. 3º Inexistencia del Purgatorio.

La exposición del pensamiento de Lutero motivó la represión de la Sede Apostólica que por medio de Bulas condenó sus ideas excomulgándole a él y a sus partidarios. A principios de 1521 Carlos V ordenó a Lucero comparecer ante la dieta de Worms. En ella el agustino reafirmó todo su pensamiento y se marchó de Worms. Poco después el emperador publicó el edicto de Worms declarándole prófugo y hereje prohibiendo sus obras. Lutero fue protegido por Federico de Sajonia, siendo escondido en el castillo de Wartburg. Allí tradujo al alemán la versión de Erasmo del Nuevo Testamento. Entre 1524 y 1525, Lutero rompió con los humanistas. Durante los años siguientes, la Reforma se extendió por Alemania y llegó a Suecia. Carlos V intentó frenar la expansión evangélica en la Dieta de Spira, protestando la minoría luterana contra las intenciones imperiales, hecho que generalizó la denominación de “ protestantes “. En cuanto a su pensamiento político, Lutero se preocupó de definir el comportamiento cristiano en su vida temporal, tocando temas como la familia, el trabajo y la economía, las ciencias las artes o la política.

A Lutero no le interesaba el mundo político, pero tuvo que reflexionar sobre él con motivo de los disturbios que agitaron Alemania entre 1523 y 1525, y cuando los príncipes protestantes se enfrentaron al emperador. La base de su pensamiento político se encuentra en la política de los dos regímenes, siendo “ reino” un tipo de sociedad, y “ régimen “ un tipo de gobierno. El poder político es una institución de origen divino cuya misión es reprimir la maldad del hombre para hacer posible la vida en sociedad. La desobediencia está justificada cuando el poder ordena algo contra la ley de Dios. En cuanto al derecho de resistencia, Lutero se lo negó a los súbditos de un príncipe, incluso en situaciones de tiranía.

Comments are closed.